Seguimos aguardando a que regrese el basquetbol mientras seguimos hablando con los protagonistas. Ahora fue el turno Sebastián Cardozo, quien cómo psicólogo deportivo de Remeros nos dio su visión cómo profesional.

¿Qué hace un psicólogo deportivo?

Ayuda, contribuye, entrena al deportista para mejorar su rendimiento desde una visión psicológica. Un deporte cualquiera se compone de cuatro variables, física, técnico, táctico y psicológica, por lo que un psicólogo deportivo entrena y mejora el rendimiento desde esa dimensión.

¿Desde cuando trabajas en basquetbol?

Cómo psicólogo deportivo estoy desde 2009 trabajando el basquetbol en Remeros. Desde el inicio estoy con todas las divisiones formativas e integrando el primer equipo de primera de la rama masculina mientras que el femenino se oficializó el año pasado donde se obtuvo la copa de plata en donde un poco por amistad y otro poco ser el psicólogo del equipo masculino participé en diversos momentos pero la idea este año era integrar el cuerpo técnico. Pero la situación dejó eso trunco momentáneamente.

Remeros es un club muy grande en cuanto a lo social, contanos un poco sobre el club

En sus inicios, como marca su nombre, era un club donde el remo era su principal deporte, mismo al día de hoy es uno de sus principales deportes. Actualmente cuenta 18 disciplinas de carácter competitivo, o sea que están integrando alguna federación y con 5 disciplinas de carácter recreativo. Es un club a orillas del Río Negro con 4.600 socios en una ciudad de no más de 50.000 habitantes, lo que quiere decir que nuclea mucha gente tanto deportiva como socialmente.

¿Cómo se ayuda al jugador a mantener la intensidad y la misma cabeza luego de tanto tiempo parados?

En la rama masculina tenemos una pequeña particularidad porque a diferencia de la liga uruguaya que se suspendió a la mitad el torneo acá se suspendió a uno o dos partidos de que terminara. La final es Remeros vs Anastasia y está 2-1 a favor de Remeros, el día antes de que se jugara la cuarta final se dio el aviso que se suspendía el basquetbol. Hoy por hoy cada deportista está entrenando desde su casa bajo un plan de trabajo del cuerpo técnico, pero en esa incertidumbre de no saber cuándo vuelve la actividad sabemos que apenas vuelvan hay que jugar una final, por lo que dentro de toda la incertidumbre está la presión de jugar la final lo que da una motivación extra y el mantenerse enfocado es clave. En el femenino es diferente recién estábamos terminando la pretemporada por lo que había otro nivel de planificación pero estamos tratando de hacer charlas y entrenamientos por Zoom, usar la tecnología para seguir trabajando.

¿Cuál es la diferencia entre trabajar con deportistas masculinos y con deportistas femeninos?

No hay diferencia entre trabajar con masculino o femenino. Lo que sí es diferente es el estilo de vida del deportista masculino al estilo de vida del deportista femenino en sentido que acá en el club el equipo de Remeros sin ser algún caso excepcional todo el equipo entrena para jugar, tiene su sueldo, tienen todo armado alrededor de una actividad deportiva por otro lado la rama femenina, ya que todas tienen sus actividades y además juegan al básquet por lo tanto la única diferencia es esa. A la hora de trabajar con uno u otro creo que no hay diferencias circunstanciales.

¿Qué sugerencias les haces a tus deportistas para que puedan mantenerse activos u ocupados en esta etapa particular?

Yo he hecho mucho hincapié en la situación de aceptar la situación y adaptarse. Los planes de entrenamiento que veníamos teniendo no se pueden hacer, la forma en la que entrenábamos tampoco entonces en tal sentido esa es la primer consigna, aceptar y adaptar la nueva situación y después está el adaptar nuestro entrenamiento a las posibilidades del deportista. Después está el armarse un plan de trabajo en la medida que haya un horario exclusivo para el entrenamiento y no acumular cosas. Está bien que estemos en casa, pero no por eso hay que hacer todo seguido, lo mejor es organizarse, planificar, mantener contacto con compañeros y cuerpo técnico para hacer todo un poco mejor.