Seguimos charlando con diferentes uruguayos, esta vez fue con Lucas Capalbo, quien estuviese esta pasada temporada en los Wranglers de Odessa College

De lo primero que habló el oriundo de Malvín fue de cómo está pasando la cuarentena: “Si bien es algo que a nadie le gusta, y se vuelve un poco monótono, estoy intentando encararla de la mejor forma posible, disfrutando de la familia, que por suerte los tengo conmigo en este momento, terminando mis clases online y entrenando”.

Cortito y al pie fue Lucas cuando le preguntamos si estaba entrenando: “Si por suerte sí, estoy entrenando todos los días la parte física y lo que se pueda en el aro de casa”.

Cuándo le consultamos acerca de su temporada en Odessa College el base nos dijo lo siguiente: “Totalmente diferente a lo que fue mi primer año en High School, con diferentes procesos de adaptación. Si bien al ser primer año no me tocaron muchos minutos en cancha como hubiese querido, tuve que crecer en otras áreas del básquet que antes no me había tocado, como hacerse más fuerte de cabeza y seguir luchando cuando las cosas no van como uno quiere. Creo que aproveché bien cada oportunidad que se me dio en el juego”.

“Es una liga que tiene muchos jugadores con Nivel NCAA División I o mismo Transfers de ese nivel, que por diferentes motivos están en esta liga en busca de exposición para ir a una buena universidad. Es una liga muy combativa, pero con muy poca estructura de juego, muy confuso, ya que hay muchos objetivos personales más que colectivos”, comentó Capalbo acerca de cómo es la liga que juaga, la NJCAA.

Para terminar hablamos de lo que le depara el futuro diciendo lo siguiente: “No sé con certeza que se viene en el futuro todavía, hay que poner muchas cosas arriba de la balanza. Mi prioridad a esta edad es tener más minutos de juego y no descuidar los estudios. En los próximos días analizaré las diferentes posibilidades para así tener un panorama más claro, y tomar una buena decisión”.