La reanudación de la Liga Uruguaya 2019/20 cada vez se parece más a una idea inconclusa, pero la realidad marca que actualmente para todos es una incógnita lo que pueda llegar a ocurrir. En cada club, en cada barrio y en cada plantel ha golpeado la situación que vive el mundo y que a día de hoy azota a nuestro país, y no sabemos con certeza como serán las próximas semanas.

Sin embargo, hay algunos jugadores que lo viven distinto, algunos por estar fuera de su país sin poder regresar y otros por estar lejos de su familia. Quisimos entender un poco más su situación y saber cómo están pasando este momento, por lo que charamos con un extranjero de cada equipo clasificado a Playoffs. En esta primera entrega, Lee Roberts (Aguada), Will Paul (Malvín), Andrew Feeley (Urunday Universitario) y Luis Bethelmy (Defensor Sporting) nos contaron un poco su experiencia y brindaron su opinión al respecto.

Lee Roberts (Aguada)

Sobre las medidas que se han tomado comentó: “Creo que detener la Liga fue una decisión correcta, el virus es muy peligroso y debemos pensar primero en la salud y la seguridad de todos. Es una situación muy difícil para nosotros (Aguada), tuvimos un gran ímpetu y creo que los otros equipos estaban asustados. Al (Thornton) y Dwayne (Davis) son geniales, definitivamente íbamos en la dirección correcta”.

En cuanto a la reanudación del torneo opinó: “Primero creo que necesitamos controlar el virus, y luego podemos comenzar a pensar en la vida normal nuevamente. Me encantaría volver y terminar lo que comenzamos, pero salvar vidas es más importante, así que ¡Quédense en casa!”.

El estadounidense actualmente se encuentra junto a su familia en Australia, por lo que contó: “Para nosotros se ha convertido en un largo viaje a Australia. Dan mucho miedo los aeropuertos, porque todos llevan máscaras y no se sabe quién está enfermo. Llegamos seguros y nos hicimos la prueba del virus. Por suerte todos estamos sanos. Aquí hay una cuarentena de catorce días, por lo que no hemos salido de la casa desde que llegamos. Da miedo, sobre todo porque quiero mantener a mi familia segura”.

“Estamos en Perth y la situación no es tan terrible. Tenemos reglas estrictas y la mayoría de las cosas están cerradas. Creo que solo tres o cuatro personas han fallecido aquí, pero la regla es que cualquiera que venga a la ciudad tiene que aislarse durante catorce días en un hotel, sin formar grupos mayores a dos personas. ¡Por suerte para mi familia estamos a salvo en nuestra casa!”, agregó.

Acerca de otros parientes y amigos en el exterior dijo: “Nací en Seattle, tengo mucha familia allí, donde el virus es fuerte. Estoy orando porque algunos de ellos se han infectado. Además, tengo amigos en Italia, Japón, Alemania y otros lugares de Europa. Rezo para que todos estén a salvo junto a sus familias”.

Por último, dejó un mensaje para todo aquel que esté leyendo esto: “Hey, ¡Tomalo en serio!, ¡Este es un virus mortal, pero podes salvar muchas vidas si te quedás en casa!, ¡Luchemos juntos manteniéndonos separados!, y ¡Vamos Aguada!”

Will Paul (Malvín)

Sobre las medidas que se han tomado comentó: “Me parece que el gobierno de Uruguay ha hecho un trabajo tremendo al manejar esta situación desde el brote inicial. En una ciudad tan compacta sería lógico que los casos crecieran exponencialmente. Sin embargo, solo ha sido incremental, tal vez veinte a la vez, y creo que eso hace que lo tengan bajo control”.

“Es un momento muy extraño. Nos estábamos preparando para luchar contra Olimpia por el primer lugar y comenzar a pensar en los Playoffs. En cambio, hemos estado bloqueados sin prácticas, por lo que ha sido un ajuste extraño, pero necesario”, continuó diciendo el estadounidense.

En cuanto a la reanudación del torneo opinó: “Es difícil decir si los Playoffs deberían completarse o no. Obviamente, como jugador quiero competir y luchar por el campeonato. Sin embargo, nos gustaría jugar con los hinchas presentes y no podemos arriesgarnos a participar en la propagación del virus, eso sería inaceptable. Creo que la finalización del torneo depende de la cantidad de casos y de la tendencia a medida que nos acercamos al mes de abril. En general, es una situación extremadamente difícil, que no tiene una respuesta correcta clara. Todo depende de la situación y de cómo evolucione”.

El playero continúa asentado en nuestro país, y contó cómo está pasando la cuarentena: “¡Mis días los he pasado en casa con mi esposa, entrenando por las mañanas, pero extrañando el básquetbol! Hemos tratado de mantenernos ocupados leyendo, viendo programas y aprovechando las iniciativas de aprendizaje gratuitas que se ofrecen en Internet”.

“Creo que cada persona ha experimentado algo de miedo en algún momento con este virus. A veces, se siente como si fuera una película de Hollywood, pero debemos recordar que se están tomando medidas para controlar la propagación, y solo podemos controlar lo que hacemos, individualmente. Permanecer dentro en la medida de lo posible, lavarnos las manos y no tocarnos la cara, así como mantenernos alejados de otras personas cuando tengamos que salir”, agregó.

Acerca de otros parientes y amigos en el exterior dijo: “Mi familia está dispersa por Estados Unidos, en lugares como Hawái, Luisiana y Texas. Es un momento aterrador para ellos, ya que el gobierno de nuestro país no estaba preparado y ha provocado que el número de casos se dispare. Tengo algunos miembros de la familia que corren un riesgo mayor y da miedo pensar qué tan rápido pueden cambiar sus situaciones.

Rezo por cualquier persona con una familia afectada por este virus y que sus seres queridos se recuperen rápidamente. Muchos de mis amigos que trabajan en la industria del básquetbol profesional en todo el mundo ya llevan semanas dentro de sus casas. Afortunadamente, pudieron salir de algunas de las áreas más afectadas antes de escalar a ese nivel”, añadió.

Por último, dejó un mensaje para todo aquel que esté leyendo esto: “Es realmente difícil enfatizar cuán importante es el distanciamiento social para detener la propagación del virus. Es el mejor elemento de disuasión que tenemos hasta ahora. Podemos propagar el virus sin saber que estamos infectados, por lo que mantener la distancia de los demás es la única forma segura de no propagarlo. Lavarse las manos y no tocar nuestra propia cara son buenos hábitos, no solo para detener este virus sino también para el futuro, ¡Para mantenernos saludables! Espero que podamos regresar pronto y brindarle al público una distracción de estos tiempos difíciles”.

Andrew Feeley (Urunday Universitario)

Sobre las medidas que se han tomado comentó: “Creo que la FUBB hizo un muy buen trabajo al suspender la temporada. Tomaron una decisión rápida y pensaron primero en la salud de los jugadores y los fanáticos. Es la forma correcta de manejarlo”.

“En Urunday tomamos la suspensión igual que todos los clubes, creemos que es mejor pausar la temporada y continuarla una vez que el Coronavirus esté bajo control. Los directores de Urunday son personas muy profesionales y se aseguraron de que todos los extranjeros pudiéramos irnos a casa rápidamente para estar con nuestras familias”, continuó diciendo el MVP de las últimas Finales.

En cuanto a la reanudación del torneo opinó: “Creo al cien por ciento que el torneo debería continuar. Obviamente tenemos que esperar hasta que sea el momento adecuado, hasta que el virus esté bajo control y el gobierno de Uruguay se sienta cómodo con los viajes internacionales y las grandes multitudes nuevamente. Esperemos que mayo sea el momento perfecto para que el torneo continúe. Nuestro equipo acababa de volver a un buen ritmo, creo que tenemos la oportunidad de llegar a la final y posiblemente ganar el campeonato”.

El estadounidense pudo salir del país a tiempo, por lo que contó: “Estoy en mi casa en Philadelphia con mi esposa. Todos los jugadores extranjeros de Urunday se fueron la misma semana que la FUBB decidió suspender el torneo. Todo esto es un poco aterrador la verdad, aún más porque hay muchos factores desconocidos. El gobierno de los Estados Unidos está haciendo un muy buen trabajo al tratar de contener el virus y poner a la mayor parte del país en cuarentena. Sé que Uruguay está haciendo lo mismo y confío en el juicio del gobierno de Uruguay para tomar las decisiones correctas”.

“Es una situación difícil, ya que ahora estamos en cuarentena por un período de quince días y se volverá a evaluar una vez que pasen. Estoy haciendo entrenamientos en casa y salgo a correr afuera para mantenerme en condiciones por ahora, viendo muchas películas antiguas y de Netflix durante todo el día. ¡También me estoy convirtiendo en un gran cocinero mientras estoy en casa!”, agregó.

Acerca de otros parientes y amigos en el exterior dijo: “Tengo muchos amigos jugando en todo el mundo; algunos estaban en Chile, Argentina, Italia e Israel. La mayoría de ellos ahora están en casa con sus familias.”

Por último, dejó un mensaje para todo aquel que esté leyendo esto: “Esperemos que todo se pueda controlar pronto, y espero que cada persona haga su parte y se quede en casa para ayudar a detener la propagación del virus. Todos necesitamos jugar un papel importante para ayudar a mantener el mundo saludable”.

Luis Bethelmy (Defensor Sporting)

 

Sobre las medidas que se han tomado comentó: “Estoy totalmente de acuerdo con ellas, lo que he podido ver y leer, demuestran que las medidas han sido tomadas de manera responsable, buscando la seguridad y el bienestar de los ciudadanos”.

“En el equipo lo tomamos con mucho profesionalismo, sabiendo que la salud es lo más importante. Defensor es una institución de primera y sabe que sus bases son mantener sanos a todos los que estén bajo su responsabilidad, a nivel laboral, social o personal”, continuó diciendo el venezolano.

En cuanto a la reanudación del torneo opinó: “La decisión de continuar el torneo deben tomarla los responsables de que el país tenga básquetbol. Sería injusto dar una opinión sobre algo que escapa de mis manos, si bien es cierto que Uruguay y el mundo necesita deporte y básquetbol, no es menos cierto que salir todos adelante y obtener la mayor cantidad de personas recuperadas será la mejor victoria”.

“Para todos es algo nuevo, por ende vivo respetando las medidas implementadas. Aún así, es muy difícil no estar asustado, nadie está libre de poder contagiarse con el virus, por eso debemos ser precavidos”, agregó.

El interno es de los pocos foráneos que continúan en nuestro país, por lo que contó: “Agradezco a Dios y a la institución porque sigo en Uruguay. Mi agente y el club llegaron a un acuerdo, se hizo todo lo posible, pero fue imposible, tanto salir de Uruguay como entrar a Venezuela. Estoy muy contento de estar aquí y agradecido con Defensor Sporting”.

Sin embargo, sobre su país comentó: “Hasta ahora siguen saliendo casos a diario. Hay anunciadas dos muertes, espero que no sigan sumando. Venezuela es un país guerrero, pero ruego por que el virus salga de todas partes en mi país y el mundo”.

Acerca de otros parientes y amigos en el exterior dijo: “He podido conversar con amigos y familiares en varios países, y coinciden en lo preocupante de este virus, todos rogando por una pronta cura, ya sea vacuna o algún medicamento, y sobre todo, lo más importante, la mano de Dios, porque su tiempo es perfecto y sé que nos ayudará para retornar a la tranquilidad mundial”.

Por último, dejó un mensaje para todo aquel que esté leyendo esto: “Hay una frase muy famosa que dice ‘Guerra avisada no mata soldados’. La organización mundial de la salud dio lo básico y lo más saludable para frenar esta pandemia, y es tan simple como quedarse en casa, no puedo pensar que sea tan difícil estar en la comodidad de cada hogar, poder reencontrarse consigo mismo y compartir con tus seres queridos, yo les pido que respeten el domicilio, es cuestión de tiempo.

Cuando alguno de los que están sanos se aburra y desee salir, piense un poquito en los enfermos por el virus que, de manera obligatoria, deben estar aislados. Lo más triste seria contagie a sus compañeros de domicilio o su propia familia, eso sí sería triste y estoy seguro que ni arrepintiéndose muchas veces podrán resarcir el daño causado. Ganémosle al virus, todos a casa”, concluyó.