Seguimos charlando con aquellos uruguayos que jugaron la temporada fuera de fronteras, en esta oportunidad fue con Julián Zachow quien se tuvo que venir de apuro de uno de los puntos más complicados por el coronavirus, Italia.

De lo primero que habló fue de cómo se enteró del virus estando en el viejo continente “El primer caso llegó por una persona que venía de China y fue en Venecia, que está en el norte, donde se comenzó a expandir todo. Cerca de fines de febrero llegó el primer caso a la región de Puglia, donde estaba yo, que es muy al sur, para dar una pequeña explicación es en el taco de la bota. Volviendo a lo que fueron los primeros casos ni bien se confirmaron cerraron Milán, haciéndolo zona roja, o sea no podía entrar ni salir nadie. Pero esta medida la avisaron antes de hacerla oficial, entonces toda la gente comenzó a huir de Milán y ahí empeoró todo porque esa gente que se fue ilegalmente de Milán esparció los casos por toda Italia”.

“Cuando yo me fui de Puglia había 90 casos y ya habían decretado la cuarentena general obligatoria. Era todo como una película, todo el mundo andaba con tapaboca y guantes por la calle, si ibas al supermercado te avisaban que no podías estar muy lejos del local. Yo tuve que ir a la policía para pedir un permiso así podía volver al país, porque en el camino de Mesagne, donde estaba, al aeropuerto de Bari si me paraba algún control policial en la ruta tenía que mostrar ese formulario que me dieron que decía que me iba a volver a mi casa” continuó Julián.

Al respecto del no tan fácil retorno, contó: “Yo vivía con otro compañero extranjero, esloveno para ser exactos, el cual se volvió tres o cuatro días antes que yo, y en esa soledad sumado a que las cosas eran cada vez peores tomé la decisión de irme. Fue complicado conseguir un vuelo y terminé haciendo uno que fue de Bari a Frankfurt (Alemania), de ahí a San Pablo y de San Pablo a Montevideo. Agradezco mucho también al presidente del club, el cual me bancó en esos últimos días y fue quien me consiguió el vuelo para hoy estar en casa cumpliendo con la cuarentena” .

El oriundo de Hebraica Macabi también habló de cómo está pasando en nuestro país: “Cumplí la cuarentena obligatoria que tengo por haber venido de Italia, llegué acá el 15 de marzo por lo que el domingo cumplí los 14 días. Más allá de que fuera obligatoria o no yo la quería cumplir por responsabilidad y por consciencia porque sé el riesgo que supone y no quería contagiar a nadie. Por suerte desde que llegué me siento bien, no tuve síntomas y estoy muy feliz de estar en Uruguay. Desde el domingo puedo al menos salir al supermercado, sin embargo yo me voy a seguir cuidando mucho porque estuve en Italia y sé lo que pasa si no te cuidas como es debido. Más que nada estoy disfrutando de estar con mis padres y entrenando para despejar la cabeza”.

Zachow además nos comentó un poco acerca de su temporada en el basquetbol italiano: “En lo deportivo fue una buena temporada. Arranqué la temporada jugando un torneo amistoso en China con un seleccionado de jugadores de Italia de Serie C y fue una gran experiencia, si bien no pudimos ganar. Luego de eso firmé con Adrano que es un equipo de Sicilia que está en la Serie C. En lo deportivo como equipo no nos fue del todo bien, éramos un equipo armado para buscar no bajar, lamentablemente tuvimos varias lesiones y eso nos condicionó bastante desde el arranque, pero en lo individual no me fue mal”.

“En enero, a mitad de temporada en el periodo de pase post-navidad, me surgió la chance de irme al Mens Sana Mesagne que era un equipo que estaba peleando el ascenso de la Serie D a la C y ahí nos fue muy bien, tanto como equipo como en lo personal. Pudimos meternos a Playoffs en el segundo lugar y teníamos serias chances de subir pero lamentablemente pasó todo esto y se terminó suspendiendo todo salvo la Serie A” prosiguió el escolta uruguayo.

Para cerrar Julián Zachow nos contó un poco sobre su futuro “Con esta situación no se sabe que va a pasar en ningún lado. Sin embargo tengo la idea de seguir en Italia, hace dos años que juego ahí y me siento muy cómodo. Tanía muchas ganas de jugar este Metro para luego volverme a Italia, había hablado incluso con algunos equipos pero con todo lo que pasó seguramente se retrase todo y lo haga imposible. En un futuro me gustaría jugar la Liga, es una materia pendiente que tengo. Sé que es difícil porque no me conocen acá ya que nunca jugué un torneo de primera”.