Seguimos hablando con los protagonistas de nuestra Liga Uruguaya a la espera de que regrese el basquetbol, en esta oportunidad le tocó a Gerardo Jauri.

¿Cómo evalúas la temporada con Olimpia hasta el momento?

Creo que en ese balance de lo que son 28 partidos nosotros estamos muy contentos de lo que el equipo ha desarrollado y va más allá de la posición que hoy nos encuentra primeros, porque el concepto sería similar si estuviéramos en la tercera o cuarta ubicación, ya que el deporte tiene esos vaivenes que podes ganar uno, dos o tres partidos así como también los podes perder. En el análisis global Olimpia ha hecho un muy buen campeonato basado en argumentos bastante sólidos redondeando esta parte de la temporada con bastante regularidad, con aspectos que a nosotros como cuerpo técnico y para la institución en la que estamos son muy importantes, en lo que es tener determinada idea de juego y tratar de que esa idea de solidaridad dentro del equipo, de no egoísmo, de que la figura pase a ser el equipo contagie e identifique hacía afuera. Creo que eso es algo que el equipo lo ha logrado, ha tenido un ida y vuelta con los hinchas muy importante y en definitiva eso también, obviamente abalado por resultados, es fundamental que el equipo transmita hacia afuera determinados valores, determinadas cosas que se hacen dentro de la cancha, que es reconocido y eso a su vez retroalimenta al equipo y las ganas. En ese sentido me parece que todos los estamentos de Olimpia estamos muy contentos de este camino hecho hasta ahora.

Y justamente una de las cosas más complicadas en ese esquema de que la figura sea el equipo es insertar a los extranjeros adecuados, y creo que salvando que Newsome ya estaba en el equipo encontraste en Villegas y Riauka dos jugadores de equipo

Me parece que hay un gran mérito de los protagonistas pero también hay un mérito de la aureola del equipo, del cómo se trabaja y como uno se piensa las cosas que llevan a encausar a los jugadores hacia ese sentido. Sin dudas lo más notorio es el caso de Jowhen (Villegas) que es un jugador del que nadie desconoce que es la gran apuesta de Olimpia o su inversión más importante. Es un jugador que además de darnos su valía deportiva también nos dio su valía de saber acomodarse y no tener un protagonismo desmesurado desde lo personal que fuera contraproducente para el equipo, terminó siendo todo lo contrario fue un jugador que cuando tuvo que asumir asumió, cuando vio que habían otros compañeros que estaban resolviendo mejor que él asistió, hubo casos en los que no le tocaban jugar sus 29 o 30 minutos y jugaba 18 o 20 o si en lugar de anotar sus 18 puntos de promedio anotaba 6 y él siempre se sintió feliz porque el equipo fluía y andaba bien. Eso habla muy bien de él y también afianza la idea del equipo por sobre la figura individual. El caso de Riauka, que sin el nombre y la trayectoria que tiene Jowhen, se adaptó de gran manera a su rol y fue adaptando gradualmente su rendimiento, como también el caso de Newsome que es un jugador mucho más adaptado a lo que es nuestro basquetbol.

¿Cómo se llegó a elegir a Zygimantas Riauka?

Uno cuando empieza a elegir primero fija las posiciones que necesita el equipo, en este caso era un centro y se fijaron las prioridades todo esto siempre mirando de reojo el presupuesto del club, ahí se empiezan a manejar nombres, algunos conocidos y otros no tanto. Él no estaba en los primeros lugares pero estaba dentro de un listado de jugadores que por varios motivos, disponibilidad, presupuesto, características y demás se fue depurando. Llegamos a él y entendimos que tenía un determinado potencial que podía desarrollar más allá de lo ya demostrado con Miramar en el Metro, que es una competencia sumamente diferente a lo que es la Liga, además de que no era un dato menor la escuela que traía, si bien es formado en Estados Unidos tiene sus raíces en Lituania y es una escuela con una gran percepción y entendimiento del basquetbol y eso para mi idea de juego es muy importante.

Te pregunto también por la Liga que ha tenido Abel Agarbado, quien quizá físicamente es un jugador chico pero desde su cabeza maneja todo lo demás escondiendo así todo lo que le podría faltar

Lo de Abel en estas casi dos temporadas ha sido una confirmación muy linda, primero para Olimpia y obviamente en lo personal para él. Se encontró el año pasado con la responsabilidad de ser titular y un poco la manija el equipo, también frente a un liderazgo con el capitanato el cual es también una función  muy importante en el equipo y me parece que la ha desarrollado muy bien. A su vez es un jugador con una historia de vida dentro del club y eso confirma determinadas posturas de él ante el grupo, frente al club o frente a la hinchada. Y desde lo deportivo ha ido en constante ascenso, es un jugador que hace muchas cosas bien ya que no tiene un mal goleo, tiene una muy buena cantidad de asistencias por partido. El basquetbol lo que tiene es que te permite desarrollar un montón de valencias y él tres o cuatro que las desarrolla muy bien y lo transforma en un jugador muy importante para el equipo en estas temporadas.

¿Puede que tenga algunos puntos de contacto contigo en tu etapa de jugador?

Creo que Abel (Agarbado), si bien como ya dijimos no sobresale físicamente a pesar de ser un jugar rápido y agil, se destaca y diferencia por su inteligencia deportiva, la cual tiene a flor de piel. Es uno de esos bases que con esas características pero en otro basquetbol me tocó ser a mí.

Siempre buscaste estirar el plantel, y tenés no solamente a todo tu plantel de fichas sino además un gran trabajo de formativas atrás que te dio varios jugadores como lo fueron Viana, Nobile o mismo Leites en los últimos juegos

Hay un trabajo muy importante en el que mis dos asistentes, que son algunos de los que desarrollan las formativas. Creo además que en la estructura de este plantel en los últimos años se ha buscado que haya una identificación con el club ya sea actual o pasada. Y eso de alguna manera nos hay permitido a pesar de las lesiones tener casi siempre una rotación de 9 jugadores, nos hubiera gustado llegar a 10 pero eso algo que hay que seguir buscando. Nosotros a su vez reconocemos el trabajo de muchachos como Matías Navadian, Agustín Martinez, Enzo Delgado, Tiago Leites los cuales están todo un año con nosotros y no han tenido muchas oportunidades, han jugado una mayor cantidad de minutos que no fueron determinantes, pero ellos han estado con un compromiso muy fuerte y que hacen también a la estructura del plantel y eso sumado a lo que es Maxi Nobile y Juan Viana, a las fichas y a los extranjeros nos ha posibilitado a nosotros cuerpo técnico la posibilidad de echar mano constantemente y siempre encontrando soluciones, porque no tenemos sustituciones de relleno para rotar por rotar ya que hubo muchos casos que jugadores que saltaron desde el banco terminaron cerrando el partido. El ejemplo más claro es el protagonismo que ha tenido Juan Viana en los últimos partidos ante la baja de Jowhen y eso también a uno lo deja contento.