Siguiendo con los testimonios en el exterior, Básquet Total estuvo en contacto con Santiago “Pepo” Vidal, quien nos comentó cómo está sobrellevando la cuarentena en Brasil y qué medidas ha tomado su equipo respecto a la pandemia.

El país norteño es uno de los que tiene mayor cantidad de casos confirmados de Covid- en Sudamérica superando los 2.200 y 40 fallecidos. “La verdad que se está poniendo más difícil día a día. La situación es muy similar a la de Uruguay, y el virus está avanzando en todo América”.

Si bien el coronavirus está golpeando fuertemente la zona sudeste del país norteño, la situación en el nordeste no deja de ser preocupante: “Desde el miércoles pasado no salgo de casa, ya que estuve en cuarentena debido a un caso positivo de un jugador de Paulistano. Mi hijo no tiene más jardín, y la realidad es que no hemos salido del apartamento. Mañana a lo mejor voy al supermercado, pero si no es por algo realmente necesario, nuestra idea es permanecer en el apartamento”.

Si bien el intento de volver a casa estuvo presente, las medidas tomadas por el gobierno uruguayo y el brasileño imposibilitaron dicha acción: “Intenté volver a Uruguay, pero el cierre de fronteras complicó todo. Ahora nos vamos a quedar acá el tiempo que las autoridades entiendan necesario”.

Unifacisa disputó su último encuentro ante São Paulo el pasado 15 de marzo y desde ahí se ha parado toda la actividad en la NBB: “A partir del sábado los americanos volaron hacia EE.UU. y en esta semana todos los brasileños volvieron a sus ciudades. Así que en principio, de todo el equipo, el único que se queda soy yo”.

Pese a no estar practicando en las instalaciones del club, Pepo se ejercita en su hogar aunque reconoce las dificultades de llevarlo a cabo: Con respecto a la parte física, nos han enviado un plan semanal, pero al no poder salir, lo aeróbico es imposible realizarlo. En mi caso, estoy haciendo malabares para cumplir con el plan porque es sumamente difícil, más con un niño de 1 año y medio encerrado en un apartamento”.

En todas las partes del mundo reina la incertidumbre sobre el desenlace de las actividades deportivas y cuándo volverán a jugarse los partidos. Sobre esto, el ex Biguá mencionó que no ve tan cercano el retorno del básquet y fue más allá: “Por ahora no hay un resolución tomada, creo que se va a suspender definitivamente. Recordar que recién comienza el efecto en Brasil, y los expertos en el tema hablan que lo peor recién va a llegar en la segunda quincena de abril”.

Mientras tanto, el base se ha mantenido en contacto con los otros uruguayos en territorio brasileño: “Con Luciano (Parodi) tengo un contacto fluido, nos escribimos bastante. Él está en Franca y se va a quedar ahí. Con Panchi (Barrera) no me he comunicado tanto”.