Mientras seguimos en la dulce espera de que el basquetbol vuelva, BT sigue charlando con jugadores. Hoy le tocó a Ramiro Arrillaga, uno de los muchos uruguayos que jugó en los Estados Unidos.

De lo primero que charlamos con el floridense fue de cómo vio él la llegada del coronavirus a Estados Unidos “Me enteré estando en Columbia (Carolina del Sur), la situación se estaba manifestando en Europa y había varios casos en las ciudades más grandes de USA como Los Angeles, Miami o Nueva York y que además se estaba comenzando a dispersar por todo el país. Ellos allá están muy preparados para todo lo que es fenómenos naturales, por eso en esos caso que la gente se lleva todo en los supermercados ellos reponen automáticamente. Además de que ellos siguen las normas y acatan lo que hay que hacer para cuidarse entre ellos”.

“El miércoles saqué pasaje para venirme a Uruguay. Ante el inminente cierre de fronteras y demás decidí junto a mi coach que era lo mejor volverme para acá a pesar de que en donde estaba yo había menos casos que en Uruguay. Pero el hecho de estar con mi familia fue lo que principalmente me trajo de vuelta” prosiguió Ramiro, el cual ya se encuentra en el país.

Luego le consultamos acerca de cómo se sintió en su primer año defendiendo a los Columbia Internacional Rams “Mi año de freshman con los Rams fue una muy buena experiencia. Nosotros éramos un equipo que tenía muchos jugadores senior los cuales tienen entre 24 y 25 años. Tuve la suerte de tener mis minutos en los primeros partidos, además de tener varios partidos de exhibición contra universidades de NCCA división 1 en los cuales pude aprovechar mis minutos”.

“Luego llegó la lesión, en una práctica me fracturé el pómulo por un codazo de un compañero. Eso me obligó a estar cerca de 2 meses parado, volviendo antes del break de Navidad. Ya después de break fue más complicado, porque dos compañeros que comenzaron la temporada lesionados ya estaban recuperados lo que me llevó a tener minutos más reducidos. Ya para el final de temporada como pasa en todo el mundo el técnico achicó la rotación y fue casi imposible llegar a jugar. Sin embargo la experiencia fue muy linda, el hecho de ya estar en Estados Unidos, el nivel de los entrenamientos, el constante apoyo que tenemos todo eso está muy bueno y me hizo disfrutar mucho este año” cerró el número 21 de los Rams.

Sin embargo Arrillaga pudo conseguir un título antes de que se suspendiera todo “El último torneo nuestro era el de NCCAA. Nosotros habíamos salido campeones del regional, pero cuando llegó la hora del Nacional se suspendió rápidamente por el virus”.

Pero también habló de la particular forma que tienen de cortar la red en Estados Unidos “Nunca había visto que se cortara así, ya que en lugar de subirse al aro nos subimos con una escalera y cada jugador corta un pedacito de red, y yo corté el último. Es muy diferente a lo que es la cultura uruguaya y creo que mundial que es que uno se trepa al aro y corta toda la red él. De todas formas no se hace cuando ganas el regional sino que lo hicimos porque ya sabíamos que el nacional estaba suspendido, así que al ser nuestro último partido cortamos la red.”

El alero oriundo de Biguá nos contó además como es la liga que él juega “La liga en la que estoy yo es la NAIA la cual es muy similar a lo que es la NCAA división 2. Como te dije pudimos medirnos contra universidades de NCAA división 1 y con dos o tres estuvimos cerca de ganar porque también varía el nivel dentro de esa división siendo high-major, mid-major y low-major. Por ejemplo la universidad en la que esta Santi Vescovi (Tennessee) es high-major. Nosotros supimos jugar contra South Carolina la cual es high-major y le hicimos partido, eso demuestra que no hay tanta diferencia en el nivel basquetbolístico”.

“En mi opinión la gran diferencia entre NCAA división 1 y NAIA o NCCA división 2 es la altura de los jugadores y el nivel de uno contra uno. En sí el nivel de juego colectivo es muy similar, lo que son porcentajes tampoco varía mucho lo que le da el salto a la NCCA D1 es el físico y el buen uno contra uno” dijo Ramiro cuando le consultamos por las diferencias entre una liga y otra.

Ya para cerrar nos habló de lo que se le viene a él en el futuro “Lo que tengo pensado es terminar la universidad, o sea los 3 años que me quedan. Tener un título de estudio que es muy importante y yo tengo la suerte de poder estudiar y jugar al básquet al mismo tiempo. Ya después de eso voy a ir viendo cómo se dan las cosas y a donde me lleva el básquet. Sin embargo me gustaría volver algún día y jugar en la Liga en donde tengo como sueño jugar con o contra mi hermano, lo hemos pensado ambos y sería muy lindo”.