La llegada del Covid- 19 y el daño de este en el mundo nos hacen plantearnos algunas preguntas que abarcan desde nuestra vida cotidiana, a lo deportivo. Hablamos con Daniel Zarrillo, médico del Club Trouville y Presidente de la Sociedad Uruguaya de la Medicina del Deporte, quién habló del coronavirus, cómo enfrentarlo, la respuesta a su aparición, las redes sociales y el impacto en el país y la liga uruguaya.

El doctor comenzó dando algunos “tips” para evitar el contacto con la afección: “En una casa dónde no tienen problemas físicos, no han tenido contacto con personas infectadas y son personas sanas la primera línea de ataque es el lavado de manos con agua y abundante jabón, varias veces al día, cada dos o tres horas. Una medida preventiva es evitar los contactos directos, y los espacios limpios y aireados. En caso de no ser posible esto, mantener una alternancia con el alcohol en gel ayuda, pero sabiendo que no sustituye el lavado de manos”.

“Esto va en líneas generales; en cuanto a la actividad física, recomendamos la realización de planes individuales en casa. La idea es tomar un espacio aireado en la casa y trabajar algunos componentes importantes: la fuerza, la movilidad articular, la flexibilidad y el equilibrio”, continuó, centrándose en cómo la actividad física puede influir.

Siguiendo el hilo de la charla, dejó algunos consejos para trabajar estos cuatro componentes desde nuestro hogar, así como también comentó el efecto negativo que las competencias de alta exigencia pueden generar: “El componente de la fuerza lo podemos trabajar con nuestro propio peso o con bandas elásticas, de manera muy sencilla. El rango articular nos ayuda a mejorar la movilidad  de las articulaciones: La cadera, tobillo, hombro, codos, manos y cuello. El componente del equilibrio se trabaja haciendo equilibrio, valga la redundancia, sobre una pierna y con los ojos cerrados. La flexibilidad son ejercicios de estiramiento, tanto muscular como tendinoso, en el tren inferior como superior. Todos estos trabajos se pueden hacer en un espacio cómodo y bien ventilado. Eso es lo que nosotros entendemos que debería estar en cualquier plan de entrenamiento de las personas que se ejercitan en su casa, o que formen parte de un deporte colectivo y están en plan de mantenimiento”.

“El hecho de hacer actividad física o deportiva moderada de intensidad leve mejora la capacidad inmunitaria del organismo, por tanto mantenerse activo en este periodo mejora la capacidad de respuesta ante un virus, no solo este sino en términos generales. La alimentación saludable y el combate al sedentarismo en cualquier época de la vida mejoran la respuesta inmunitaria. Recomendamos la actividad física, de leve a moderada. La intensidad y exigencia alta puede llegar a reducir la capacidad ante este tipo de enfermedades, pero esto puede llegar a suceder con deportistas de elite. En el caso de ciudadanos comunes, ejercitarse va a generar una gran reacción positiva, independientemente de si la persona tiene alguna patología”, concluyó.

Daniel también se tomó un tiempo para hablar de la respuesta por parte del gobierno y cada uno de los actores políticos en el tema: “Creo que se hizo todo bastante rápido y el sistema respondió de forma adecuada. Muchas cosas se hicieron a tiempo y contamos con muchas experiencias fallidas en otros continentes, lo que aceleró la toma de decisiones en nuestro país. No es sencillo suspender actividades con tanto impacto social y económico pero siento que se hizo a tiempo. Las decisiones que se están tomando desde los comandos políticos están alineadas con la posición de las sociedades científicas entonces se está haciendo todo para contener el avance, aunque todavía falta concientización social”.

Sobre esa misma concientización, fue muy crítico al referirse sobre las redes sociales, y dijo que: “Son muy útiles para transferir información, aunque en muchas oportunidades también la errónea, y eso lleva a confusión. El primer problema fue que mucha gente no tomo esto en serio. Ahora se viene una cascada de repercusiones, no solo acá, sino a nivel mundial, que trae esta virosis”.

Aprovechando la oportunidad, comentó algunas cosas que se ven en internet que son reales, y otras que no: “La primera cosa positiva es que en el ámbito domiciliario no hay nada que supere al lavado de manos, o sea que el alcohol en gel es para otro tipo de ambientes en el cual las personas no tienen fácil aspecto al agua y jabón. Por otra parte las redes también se encargan de hacer circular “Fake News”. Uno es en cuanto al tratamiento del Covid- 19 con antibióticos. No hay que usar antibióticos, la virosis no se trata con Amoxicilina. Lo otro es que no hay ningún estudio científico que compruebe que el Ibuprofeno puede llegar a tener un efecto negativo en el coronavirus. Circulan muchas cosas falsas y varias consultas médicas vienen por ese lado. Hay que dejar de lado los grupos de Whatsapp y las redes sociales, para solo enfocarnos en las vías de comunicación oficiales”.

De cara al futuro, Zarrillo se mostró optimista, aunque también aceptó que habrá un antes y un después del coronavirus, lo cual sugiere un cambio en la cultura: “Lo vamos a superar. Otros continentes ya comenzaron a remitir la enfermedad, aunque nosotros estamos en la fase inicial. Ahora vamos a pasar a la etapa pico y después a la de remisión. El cuadro se va a quedar durante todo el invierno generando gripes más leves con lo cual deberemos mantener las conductas de higiene y contacto interpersonal. No vamos a estar recluidos pero vamos a tener que cambiar las conductas, la cultura, especialmente la que tenemos en el Río de la Plata. Con el impacto que va a generar a nivel mundial, van a cambiar un montón de culturas, aspectos económicos y sociales. Iremos creando inmunidad y el virus se quedará entre nosotros sin ser tan virulento. Seguramente en unos meses estaremos retomando las actividades normales, pero es impredecible saber cuánto tiempo tomará. En algunos países llevó de cuatro a seis semanas retomar la actividad pero nosotros estamos recién arrancando”.

Para finalizar y siguiendo con este tema de las fechas y tiempo, se refirió a la Liga Uruguaya, demás torneos: “Voy a dar una opinión personal. El Covid- 19 es impredecible, es imposible saber cómo reacciona. No hay un modelo único, ha evolucionado con más virulencia en algunos lados, y menos en otros, pero sigue siendo muy fuerte. Creo que por los plazos que manejan es muy complicado pensar que sobre fin de mes podamos tomar alguna decisión respecto a la continuidad del deporte y el reintegro a los entrenamientos. Por tanto, desde el punto de vista personal veo que es muy complicado pensar  que sobre abril y mayo se esté terminando la liga. Habrá que ver cómo se desarrolla esto epidemiológicamente y centrarnos en tratar de controlar el virus. Cuanto menos lo propaguemos, más chances tenemos de retomar las actividades rápidamente, tanto deportivas como laborales. Mientras lo dejemos como algo secundario, más daño va a generar, no solo en vidas, sino en el retraso del calendario y la economía”.