Con un gran juego de Nicola "Toro" Pomoli, Will Paul y Juan Santiso Malvín aplastó de local a Hebraica y Macabi y sigue sin saber que es perder en su cancha.

Resumen del partido

El juego comenzó mejor para la visita. Con buenas acciones de Galletto el conjunto macabeo logró abrir la primera ventaja. Sin embargo la Playa reaccionó rápidamente y con un gran trabajo de Paul emparejó la situación. El tiempo corrió y el partido era sumamente atractivo. Ambos equipos encontraban la forma de llegar al gol haciendo el juego uno de ida y vuelta donde Paul seguía siendo el hombre playero mientras que Hanley era el macabeo. Ya en el epílogo del primer chico el ingreso de Santiso le aclaró el panorama a Mavín, ya que bajó su batuta el equipo mejoró y logró irse al primer descanso corto ganando 25-19. Malvín seguía mejor en el amanecer del segundo período. Con el Toro Pomoli y Will Paul como abanderados el elenco dirigido por Pablo López llegó a tomar hasta 13 puntos de ventaja (35-22), tras un parcial de 10-3. Sin embargo Hebraica reaccionó con los impulsos de Joyner y Green logró achicar la renta. Llegando al cierre nada cambió, por más que Hebraica luchó Malvín se fue al vestuario ganando 46-39.

La Playa siguió siendo superior a su rival, ya que con bombazos de Paul y de Mazzarino sumado a un soberbio nivel de Santiso el local sacudió a su rival ya que puso un 15-2 con el que logró sacar hasta 20 puntos de ventaja (61-41). Hebraica estaba perdido, no encontraba la forma de llegar al gol y en defensa sufría a un Malvín que era un vendaval. Cerca del final Cabot y Pomoli tomaron el juego para sí para que finalmente el tercer cuarto se fuera con ventaja de 24 para Malvín (76-52). El último cuarto sobró. Malvín siguió dominando a placer el partido para terminar llevándoselo 99-80.

UNO x UNO

MALVÍN

Cabot (6): En ataque se acopló al buen nivel de su equipo. Cumplió en defensa. Mazzarino (6): Abrió el camino con una ráfaga de triples en el tercero. Hicks (4): Muy poco del panameño. Sin embargo su equipo no lo extrañó. Paul (9): Enfermo y no de coronavirus, lastimó de todos lados siendo casi infalible. Waschmann (7): Otro juego titánico. Reboteó, anotó y cortinó como sabe. Pomoli (8): Eleva la intensidad playera cada vez que pisa la cancha. Desde su velocidad hizo estragos en ataque y defensa.  Santiso (9): No creo que sea necesario repetir que cuando él toma la base Malvín juega mucho mejor, ¿o si? Johnson (5): Tuvo mejores noches.Grolla (5): Entendió por dónde iba la mano y no desentonó. Cabillón, Rivas, Cohelo (-): Minutos con el juego liquidado. López (7): Parece que el Canil le da poderes ya que logra que su equipo juegue un basquetbol inigualable haciéndolo invencible. 

HEBRAICA Y MACABI

Galletto (4): Quiso mucho, logró poco. Semiglia (1): Desaparecido es poco. No sabemos si llegó a Malvín o se quedó en cuarentena. Green (2): Muy lejos del nivel de un extranjero. La mayoría de sus puntos fueron con el juego liquidado. Hanley (4): Tuvo algún pasaje, pese a ello estuvo lejos de su nivel. Joyner (5): De lo mejorcito de Macabi. Luchó cada balón y lastimó cerca del aro. Rüsch (4): Intentó darle un orden a su equipo, por momentos lo logró. Aristimuño (3): Alternó buenas y malas. En defensa sufrió.  Haller (3): No estuvo en una buena noche. Pará colmo salió sentido por un golpe. Lovera (4): Nunca le encontró la vuelta a su equipo.

EL VAR

Richard Pereira, Washington Chamorro, Fernando Pastorino (6): En una noche de poco trabajo resolvieron bien. Suben un punto ya que Richard echó a una persona no habiendo más de 30 en la cancha, que crack.

_______________________

Lo destacado

Santiso los hizo jugar a todos aclarando el panorama saltando desde la banca, Paul la metió de todos lados estando en modo bestia durante más de un pasaje del juego y Pomoli desde su desfachatez hizo de todo un poco, anotó, asistió y defendió de gran manera. Soberbio partido de este tridente playero quienes terminan siendo los responsables de un nuevo triunfo en el Canil el cual aún no ha visto perder a Malvín. Entre los tres sumaron 55 puntos, 13 rebotes y 12 asistencias.

Lo distinto

Siempre es bueno innovar en los rectángulos de juego, y quien lo hizo hace poco fue Malvín. Ni bien llegamos al Juan Francisco Canil vimos que en la cabeza de la llave se encontraba este coqueto diseño de olas. Y parece funcionar a la perfección ya que Malvín tiro 15/17 (88%) desde la línea de los suspiros. Por ende podemos afirmar que aparte de darle un toque distintivo al escenario potencia los libres de los jugadores playeros.