Luego de un vital triunfo ante Defensor Sporting, Básquet Total fue en busca de una de las figuras del encuentro, Hatila Passos. El pívot nos comentó las sensaciones de este particular encuentro y como se encuentra el plantel ante el Coronavirus.

El interno reconoce que tras un inicio dubitativo, el equipo logró sacar lo mejor de sí: “Sabíamos que iba a ser un partido difícil. Al principio arrancamos un poco desmotivados porque no estaba la hinchada, pero teníamos que seguir adelante y ver qué pasa en los siguientes partidos. Mejoramos un poco la intensidad y logramos hacer cosas bastante buenas sobre el final y logramos la victoria.”

Estando a la mitad del tercer cuarto y por diez abajo, el tricolor encontró un rápido 8-0 que le permitió llegar con chances al período final: “Tuvimos que poner un poco más de ganas porque la verdad fue un “bajón” estar en esta situación y ver a algunos compañeros con la cabeza gacha, pero corrimos más pelotas, mejoramos los pases y metimos bandejas claves que nos permitió abrir el score.”

Consultado sobre la suspensión del básquet hasta nuevo aviso, Passos manifestó: “Eso es malo para todos pero no se puede hacer nada al respecto, solo seguir practicando. No sabemos exactamente qué va a pasar o que se puede hacer para que esto no empeore o no perjudique a alguno de nosotros. Ahora nos vamos a reunir entre todos y veremos cómo van a seguir las cosas.”

Con su familia estando en Brasil y él jugando en Uruguay, el número 15 tiene claro el plan a seguir: “Es algo que nos preocupa a todos, por más que siempre se está alertando a los familiares. Hay que tomar los cuidados necesarios y seguir todas las indicaciones que nos dieron, como por ejemplo no tener contacto con los demás.”

Para finalizar, Hatila mandó un mensaje a la parcialidad bolsilluda que no pudo estar presente en Nuevo Malvín “Todos los partidos son para ellos y esta victoria también es de ellos. Es una lástima que no pudieran estar porque nos hicieron mucha falta. Llegar y ver las tribunas vacías es un sentimiento raro, pero es un juego y hay que adaptarse a las circunstancias.”