Urunday venció a Capitol 97-87 y, con el triunfo de Aguada, se metió en Playoffs.

Resumen del partido

Urunday comenzó con parcial de 6-0 lastimando con los internos en la pintura. Capitol intentó desde los posteos, sin éxito, y recién encontró la red rival cuando pudo correr la cancha. Además, sumó triples de Lado -dos- y Harrison para emparejar el arranque soberbio de Feeley y las bombas de Gonzalo Álvarez. El trámite se hizo entretenido y el juego dinámico, con pocas faltas. Los de la Calle Gil fueron mejorando de atrás hacia adelante, el estudioso bajó los porcentajes e incluso pudo terminar pasando el Capi, pero cuando iba a definir Harrison se le escapó la bola y no pudo concretar un doble que parecía sencillo; 20-19 los de Da Prá al término del primero.

El premio para el elenco vestido de negro llegó en el amanecer del segundo, donde logró pasar con triple de Hernán Álvarez y libres de Miguel Barriola. El estudioso con la rotación perdió fluidez ofensiva, Da Prá paró el encuentro para solucionar el flojo inicio. El caudal de juego no mejoró, pero con buenos porcentajes desde la línea de libres volvió a sumar el equipo de la Avenida Suárez, además colocó a su rival en colectivas cuando aun quedaban seis minutos del chico. El “Capi”, sin Harrison, decidió replegarse en zona, y corrió para encontrar lindas conversiones con adicional en manos de Thomas y Wenzel que le permitieron abrir cinco. En instantes de sequía, un triple de Mateo Suárez fue agua en el desierto, y nuevamente desde la línea de sentencia fue certero el estudioso para volver a pasar. De ahí hasta el final fue parejo, intercambiaron libres, hasta que en la última bola llegó otro triple de Mateo Suárez para sentenciar el 42-38 final del primer tiempo.

En el inicio del complemento se pensó poco, los dos jugaron a un ritmo frenético confiando en porcentajes que no fueron buenos. Harrison fue el más claro para que Capitol lo igualara. Urunday ingresó sin base natural y lo sufrió en el orden de juego, apelando a lanzamientos de 6.75, donde Mateo Suárez volvió a ser el hombre que dio dividendos. Trelles se malhumoró y los de Da Prá aprovecharon el técnico para abrir cuatro de renta. Aún así, Urunday siguió siendo anárquico y dependiendo exclusivamente de sus aciertos de triples. El Capi fluyó mejor colectivamente, pero se centró en demasía en los jueces, además llegó la cuarta de Harrison que era figura. Los dirigidos -esta vez- por Guzmán Conte, se fueron de partido. Urunday cargó la pintura y sacó cinco pese a dejar libres importantes que pudieron estirar aún más la renta. En el desconcierto, Thomas empezó a asumir para devolver tablas, además colectivamente los negros defendieron intenso doblando permanentemente a los grandes para solucionar la diferencia de centímetros. Un buen cierre de Jhonson generando desde los aclarados le permitió a Urunday irse 60-57 arriba.

El último arrancó con un 7-0 estudioso que daba la sensación de quebrarlo rápido cuando abrió la máxima de diez. Álvarez frenó a Thomas y Lee se hizo indefendible. Volvió Harrison porque se le iba la última noche de Liga al Capi, y Thomas que seguía en cancha otra vez fue letal de cara al aro rival para ponerse a cinco asumiendo ofensivas consecutivas. Cuando Jhonson asumía todas las ofensivas de Urunday y se necesitaban otras manos, cayó un triple fundamental de Gonzalo Álvarez que empezó a entornar la puerta. Capitol intentó pero falló tiros claros para traerlo, y Jhonson con dos bombas soberbias de forma consecutivas se encargó se sentenciar definitivamente la historia a la que le sobraron un par de minutos.

Con este resultado, y el posterior triunfo de Aguada, Urunday se metió en Playoffs y en la última fecha definirá con que lugar irá a la postemporada, mientras que Capitol se despidió de la Liga Uruguaya con el objetivo cumplido de quedarse en primera división.

UNO x UNO

URUNDAY

Zubiaurre (4): No tuvo su mejor noche, perdió minutos con el quinteto sin base. Johnson (8): El encargado de cerrarlo con dos bombas soberbias. Generó ventajas permanentemente. Álvarez (6): Atrás ganó y perdió con Thomas, adelante aportó triples claves. Feeley (6): Sin brillar, interpretó perfecto cuando debía anotar y cuando jugar para compañeros. Lee (6): Hizo pesar su físico para sacar diferencias, buena noche. Morena (5): Cumplió dentro de su rol. Suárez (7): Siempre aportó triples para encaminar la noche, dos errores en el cierre le bajan un punto. Delgado (5): Siempre rendidor, se faja con lo que venga. Medina (-): Instantes en cancha. Da Prá (6): El quinteto sin base le terminó dando resultados, se inclinó siempre por los de mejor rendimiento.

CAPITOL

Lado (5): Se despidió del basquet profesional con una correcta labor. Trelles (4): No estaba jugando mal, pero no encontró su tiro, se malhumoró con los jueces y se terminó yendo de partido. Thomas (8): Mantuvo a Capitol con chances hasta el final. Cáceres (4): Perdió constantemente con los internos rivales, ofensivamente arrimó. Harrison (7): Las faltas lo condicionaron, en defensa sufrió, pero fue bastión adelante casi toda la noche. Álvarez (5): Mejoró la intensidad y puso alguna bomba. Barriola (5): Buena lectura de juego, aportó. Wenzel (3): Le costó meterse en el juego, flojo el capitán. Massoni, Medina, Casal, Canil (-): Segundos finales. Conte (5): Movió el plantel de formal correcta, intentó disimular con una zona los momentos que Harrison estuvo afuera.

EL VAR

Andrés Laulhe, Vivián García, Martín Pedreira (5). Venían bien y en un momento estuvieron cerca de perder el control, rápidamente Laulhe lo encausó haciendo gala de su lugar en la terna.

_______________________

Lo destacado

Matías Lado jugó su último partido en el profesionalismo. A segundos del final con el trámite liquidado, Conte decidió sacarlo. El base no solo recibió la ovación de su gente al grito de “Olé, olé, olé, olé, Mathi, Mathi”, si no que fue abrazado por todos los jugadores -de ambos equipos- e integrantes de su cuerpo técnico. Una vez en el banco, rompió en llantos de emoción. Sin dudas, el momento destacado de la noche.

Lo distinto

Los relojes en Cordón dieron más de un dolor de cabeza, pero anoche se utilizaron los de la Federación, y tampoco anduvieron bien. En la previa, en el entretiempo, y durante el partido, tanto el reloj de los 24 como el tablero electrónico generaron inconvenientes. Pero, una vez más, apareció supermán Gomez, y cada vez que pasaba algo, traía a paso cansino una solución. Por suerte conoce todos los rincones del club y no falla nunca.