En una jornada en la cual se disputaron ocho partidos, se destacó el triunfo en alargue de Houston sobre Boston en condición de visitante. Los de Texas con el small ball a pleno cosecharon su sexta victoria consecutiva.

MIAMI HEAT 116 BROOKLYN NETS 113

El encuentro celebrado en el American Airlines Arena de la ciudad de Miami presentó un comienzo equilibrado, en donde los dos equipos intentaban plasmar sobre el parquet sus principales atributos ofensivos. Los de la Florida castigaban con los lanzamientos a media y larga distancia del rookie Kendrick Nunn, por su parte, los de New York buscaban hacerse fuertes con su backcourt conformado por Spencer Dinwiddie y Caris LeVert. En el segundo cuarto, el local logró sacar una ventaja de dos dígitos, siendo sumamente importante para ello el buen trabajo de los jugadores de la segunda unidad, sobre todo del esloveno Goran Dragic y de Jae Crowder.

En los primeros compases del complemento, los comandados por Erik Spoelstra continuaron marcando una supremacia sobre su rival, teniendo como grandes exponentes en ataque a Jimmy Butler y Bam Adebayo, que junto a Nunn eran los encargados de que los tres veces campeones de la NBA mantuvieran una importante renta a su favor. De a poco, los de Kenny Atkinson se fueron metiendo en partido, más que nada gracias a la buena tarea en el costado defensivo. Con Joe Harris y Jarrett Allen como estandartes, los de Brooklyn llegaron a ponerse a un punto con pocos segundos por disputar. Libres de Butler y Dragic ponían a Miami al frente por 116 a 113, quedando la última ofensiva para su rival, que podía llegar a forzar el alargue. Sin embargo, los Nets perdieron el balón sin siquiera tirar al aro y la victoria quedó en manos del Heat, que luego de una racha adversa, alcanzó su segundo triunfo al hilo.

En el ganador se destacó la actuación de Kendrick Nunn, que anotó 21 puntos y atrapó 4 rebotes, bien acompañado por Goran Dragic con 19 tantos y 10 asistencias. Por el lado del perdedor, Spencer Dinwiddie aportó 25 unidades y 12 asistencias.

BOSTON CELTICS 110 HOUSTON ROCKETS 111

El juego más atractivo de la jornada sabatina era el que se disputaba en el mítico TD Garden. El inicio del mismo fue sumamente entretenido, ya que ambas escuadras intercambiaban ataque por ataque, sin sacarse grandes diferencias en el marcador. El elenco locatario lastimaba con el uno por uno de Jaylen Brown, mientras que el conjunto visitante dañaba con los lanzamientos perimetrales de Russell Westbrook. Entre el cierre del primer periodo y el arranque del segundo, apareció en todo su esplendor la figura de Jayson Tatum, que fue determinante para que los de Massachusetts abrieran una ventaja de 17 unidades (42-25). Los de Texas tenían serios problemas en defensa y en el otro costado del rectángulo, dependían pura y exclusivamente de lo que pudiera generar el ex base de Oklahoma City Thunder. Los primeros 24 minutos de juego se fueron con el dueño de casa al frente en cifras de 56 a 45.

En el tercer cuarto se pudo observar la mejor versión ofensiva de los dirigidos por Mike D’Antoni, que con su small ball llevado a la máxima expresión, lograron colocar un parcial de 36-22, que les daba la posibilidad de pasar al frente en el electrónico. En dicho pasaje del encuentro fue muy importante el aporte tanto de James Harden como de Robert Covington, que se sumaban a lo que continuaba realizando “The Brodie”. De ahí en adelante reinó la paridad, llegando a una definición bastante ajustada. Tan apretada fue, que un triple sobre la bocina de Jaylen Brown terminó llevando el juego al tiempo suplementario. En la prórroga pudo ser para cualquiera de los dos equipos. Dos libres de Harden a falta de 24 segundos, ponían a la visita al frente por 111 a 110. El local tuvo la última ofensiva, pero el héroe del tiempo regular no pudo repetir su hazaña y la victoria terminó siendo para los de Houston, que de esa manera cosecharon su sexto triunfo consecutivo.

En los Rockets sobresalió la figura de Russell Westbrook, que anotó 41 tantos y capturó 8 rebotes, seguido por James Harden con 21 unidades y 8 asistencias. En los Celtics, Jayson Tatum aportó 32 puntos y 13 rebotes.

 

Otros Resultados

New York Knicks 125 – 115 Chicago Bulls

NYK: Mitchell Robinson 23 puntos y 10 rebotes. CHI: Zach LaVine 26 tantos y 7 asistencias.

Atlanta Hawks 129 – 117 Portland Trail Blazers

ATL: Trae Young 25 tantos (10/10 libres) y 15 asistencias. POR: C.J. McCollum 35 unidades y 5 rebotes.

Cleveland Cavaliers 104 – 113 Indiana Pacers

IND: T.J. Warren 30 unidades y 6 asistencias. CLE: Andre Drummond 27 puntos y 13 rebotes.

Memphis Grizzlies 105 – 88 Los Angeles Lakers

MEM: Ja Morant 27 puntos y 14 asistencias. LAL: LeBron James 19 tantos y 10 asistencias.

San Antonio Spurs 114 – 113 Orlando Magic

SAS: Trey Lyles 20 tantos y 9 rebotes. ORL: Evan Fournier 23 unidades y 5 asistencias.

Phoenix Suns 99 – 115 Golden State Warriors

GSW: Eric Paschall 25 unidades y 4 asistencias. PHX: Devin Booker 21 puntos.

Foto: Celtics Wire

PIM-PAM-PUM

🔥 MVP 🔥

Los Grizzlies son una de las gratas revelaciones de la temporada. Los de Tennessee apostaron por Taylor Jenkins, un entrenador joven que hacía su debut como head coach en una franquicia de la NBA. Sin grandes figuras, pero con un equipo muy sólido, los de Memphis se las han arreglado para realizar una gran regular season, que hasta el momento los encuentra en posiciones de clasificación a playoffs. En la noche de ayer, obtuvieron una enorme victoria, nada más y nada menos que ante los Lakers. El dueño de casa contó con un tridente que estuvo a la altura de los “Big Three” más importantes de la liga. El rookie Ja Morant aportó 27 puntos y 14 asistencias, el alero Dillion Brooks encestó 24 tantos, mientras que el lituano Jonas Valanciunas colaboró con 22 unidades y 20 rebotes. Entre los tres se combinaron para 73 puntos, 31 rebotes y 16 asistencias.

 

😮 LA SORPRESA 😮

San Antonio Spurs consiguió anoche un importante triunfo ante Orlando Magic, que le permite seguir en la pelea por un lugar en la postemporada. Los dirigidos por Gregg Popovich saben que deberán tener un gran cierre de temporada regular si no quieren ver como se corta esa increíble racha de 22 presencias consecutivas en los playoffs. Para alcanzar dicho objetivo, los de Texas necesitan que aparezcan jugadores que puedan aportar tanto en ataque como en defensa y que puedan ayudar a las principales figuras del equipo. Ayer, el que dio un paso adelante fue Trey Lyles, que ante la ausencia de LaMarcus Aldridge, jugó por él y por el ex hombre de los Blazers. El ala pívot formado en la universidad de Kentucky tuvo una de sus mejore actuaciones de la campaña, anotando 20 tantos y capturando 9 rebotes en los casi 40 minutos que estuvo en el rectángulo.

 

😭 LA DECEPCIÓN 😭

La decepción de la jornada fue sin lugar a dudas el pobre desempeño de Los Angeles Lakers en su visita a los Memphis Grizzlies. Los dirigidos por Frank Vogel cosechaban siete triunfos de forma consecutiva, el último de ellos ante los Warriors por 30 puntos y sin la presencia de LeBron James. En lo previo, el líder del Oeste y uno de los mejores conjuntos jugando en la carretera, no debía tener problemas en derrotar a un equipo de media tabla en la conferencia. Sin embargo, luego de un primer cuarto equilibrado, los de California se vieron ampliamente superados por los de Tennessee. Los flojos porcentajes en triples y libres, sumado a la gran cantidad de pérdidas, fueron algunos de los principales factores de la nefasta actuación de los laguneros. 

 

🏀 EL QUINTETO 🏀

Trae Young (Atlanta Hawks), Russell Westbrook (Houston Rockets), T.J. Warren (Indiana Pacers), Eric Paschall (Golden State Warriors) y Jonas Valanciunas (Memphis Grizzlies).

 

💿 BONUS TRACK 💿

Promediando el tercer cuarto del partido en el cual los Hawks superaban cómodamente a los Blazers, Trae Young salió en un contraataque a toda velocidad. Cuando se le plantó por delante la defensa de Trevor Ariza, el armador de Atlanta decidió tirarle un caño a lo Manu Ginóbili. Parece que dicho gesto no le cayó para nada bien al veterano de Portland, que ni bien pasó el balón fue directo sobre su rival, tirándole toda su humanidad arriba. Al terminar el encuentro, el ex jugador de los Lakers se acercó al jovencito y le dijo alguna cosita. En un principio se lo veía algo enojado, pero seguramente le hizo ver al bueno de Young que a los “viejitos” de la NBA no se le deben hacer ese tipo de cosas. 

.

Conferencia Oeste
Conferencia Este