Malvín derrotó a Defensor Sporting en la primera fecha de la Liguilla y mantiene su invicto en la Liga jugando como local. 

Resumen del partido

El partido arrancó parejo en el Canil, donde Malvín sacó una mínima ventaja en el score aprovechando algunas distracciones de Defensor Sporting en defensa. La visita mostró buenos movimientos de balón y hasta llegó a pasar por uno con triple de Bethelmy en 4:22 del primer chico. Con 5 puntos al hilo de Mazzarino el playero recuperó velozmente la ventaja pero el violeta no se quedó atrás y gracias al tándem Bethelmy-Dawson recuperó la delantera y se fue ganando 21-16 al término del primero. En los dirigidos por Pablo López, Hicks y Mazzarino fueron los únicos jugadores que anotaron en los primeros diez minutos. En el amanecer del segundo los de Avenida Legrand encontraron intensidad desde el banco con los ingresos de Santiso, Pomoli y Grolla, logrando pasar a ganar con triple de éste último, mientras que los de Parque Rodó también rotaron el plantel y se mantuvieron en partido con buen pasaje de Bastón. El match se transformó en un ida y vuelta constante, con muchos errores para los dos lados y variaciones constantes en el liderazgo del tanteador. Partidazo. Cuando parecía que Malvín se iba victorioso al entretiempo apareció una corrección de tiro por parte de Ottonello sobre la hora para dejar todo igualado al cierre de los primeros veinte: 38-38. 

El inicio del complemento mostró mejor al locatario, que logró sacar réditos de la diferencia física entre Hicks y sus marcadores para poner un parcial de 10-2 en los primeros 5 minutos del tercer chico y abrir la máxima de 9 hasta ese momento mediante una bomba de Santiso. Defensor Sporting encontró agua en el desierto con la figura exclusiva de Eric Dawson para lograr achicar a 3 con un doble y foul de Bastón. La superioridad del fusionado estaba cerca del aro y supo aprovechar ese aspecto para meterse en partido otra vez. Los perimetrales del vigente subcampeón sacaron la cara y con libres de Santiso sumado a un par de triples de Cabot el azul de la playa retomó 9 con 1:05 por jugar del penúltimo período. 69-60 entrando a los últimos diez minutos del cotejo. Iniciando el epílogo del cuarto final la gaviota siguió lastimando desde lejos y con una descomunal labor de William Paul consiguió sacar la máxima de 17 en la noche. Isaac Sosa fue excelentemente defendido y López ajustó con los internos del Defe para cortarle las principales vías de gol y liquidar el duelo a falta de 3:30 para el silbatazo final. Terminó siendo triunfo del líder de la Liguilla 91-72, llegando así a 476 partidos sin perder en su recinto. 

UNO x UNO

MALVÍN

Cabot (9): Sublime atrás y adelante. Colocó dos bombas en el tercer cuarto para abrir diferencias cuando el partido estaba parejo y ayudó a liquidarlo en el último. Mazzarino (6): Estelar primer cuarto, sobre todo aportando gol exterior. Tuvo un correcto desempeño durante el resto de la velada, cumpliendo sin brillar. Hicks (7): Fue el único goleador en el 1C junto a Mazzarino. Aprovechó su físico para sacar ventaja ante sus defensores y definir cerca del cesto. Paul (8): Lee y entiende muy bien cómo se juega a esto. Colocó dos 💣 en el arranque del período final para abrochar la victoria y colaboró constantemente, con o sin balón. Wachsmann (5): Se fajó, ganó y perdió en el bajo con Dawson. No tuvo una buena noche en general. Grolla (5): Contó con alguna equivocación mínima, a pesar de ello, apenas ingresó puso un triplazo y estuvo metidito atrás. Santiso (7): Su ingreso le dio aire e intensidad a los suyos. Contribuyó en la conducción y arrimó puntos vitales. Pomoli (7): Un verdadero Torito. Revolucionó el ataque con su potencia y rompió la primera línea constantemente para dar opciones en ofensiva. Johnson (2): Pese a no jugar demasiado, no se lo vio con confianza ni integrado al esquema. Para ser el debut, dejó más dudas que un perro en el espacio. Acosta, Rivas y Cabillón (-): Entraron con el match liquidado. López (7): Ajustó sobre los internos rivales, encontró las ventajas para sacar diferencias y su equipo tuvo un notable segundo tiempo. Acertó con los cambios e incidió directamente en la victoria. 

DEFENSOR SPORTING

Acosta (6): Prolijo en el armado y la construcción del ataque. De más a menos con algunos baches esporádicos. Dotti (6): Destacó en el primer tiempo con un explosivo 1×1. En el complemento ajustaron sobre él y no pudo ser el mismo. Sosa (3): Apagado. No apareció nunca y fue asfixiado por sus marcas. Debe levantar el nivel urgentemente. Bethelmy (5): Tuvo momentos donde encontró espacios para herir en la pintura. En defensa estuvo flojo y perdió casi siempre. Dawson (7): Gracias a este señor el violeta acortó distancia en el tercer cuarto. No pudieron contenerlo. Fue regular y pico. García (5): Se espera muchos más de lo que viene dando. Hoy no anotó ni pudo ser revulsivo. Bastón (5): Sustancial participación en los dos costados. Se apuró y tomó algunos lanzamientos mal tirados. Da Costa (4): Hizo faltas tontas y no pudo dar una mano con desde el tiro exterior. Sumó poquito y nada. Ottonello (5): Una de cal y una de arena: perdió una pelota en la subida y convirtió el doble sobre la chicharra para empatar el partido al término del segundo cuarto. Tito (5): No encontró solución a la defensa sobre el perímetro playero y no logró achicar la renta cuando el rival sacó la máxima en el último chico.

EL VAR

Andrés Bartel, Gastón Rodríguez, Martín Pedreira (5): Correcto en líneas generales. No influyeron.

_______________________

Lo destacado

476 días. Más de un año. En esta LUB no ha podido ser derrocado en el Canil y esta noche comenzó la Liguilla manteniendo su fortaleza intacta ante un rival de peso como Defensor Sporting. Si bien tuvo a la figura descollante de Marcos Cabot, hoy el elenco de Avenida Legrand sacó a relucir su chapa de líder y sumó un día más sin caer en su recinto. Parece ser que es más sencillo encontrarle la cura al coronavirus que vencer a Malvín en su gimnasio. A ese castillo de arena no hay ola que lo desarme…

Lo distinto

Andrés Dotti se recibió de escribano y se entrenó en la Liguilla con un renovado look. El ‘10’ del fusionado pasó por el vestuario y sus compañeros lo raparon con la clásica máquina de cortar pelo, replicando el ritual que le aplican a los juveniles que debutan en primera. Ah, además, Andy se quedó sin su habitual bigote por culpa de sus compañeros de equipo. ¡Salú, escribano! Ojalá sea motivación para todos sus colegas; el básquetbol es importante, estudiar aún más.