Aguada superó a Capitol 99-69 en la Avenida San Martín por la primera fecha del Reclasificatorio. Fue el día que debutaron juntos los tres extranjeros de categoría y renombre, además de la ficha sellada que es Leandro García Morales.

Resumen del partido

Noche especial y esperada por el hincha aguatero, que hoy volvió a acompañar en gran número a este plantel, que si bien debe remar y mucho para llegar lejos, tiene todas las herramientas para poder hacerlo, y arrancó de gran forma.

Naranja al aire impulsada por Andrés Laulhe, y rápidamente el elenco locatario marcó la cancha, rápido 10-0 en menos de 2:00, que obligó a Diego Cal a solicitar minuto de tiempo para reacomodar las piezas del “Capi”. La realidad no cambió y el rojiverde siguió jugando a gran nivel. Siempre con la intención de pasar la pelota y encontrar al compañero mejor ubicado, o tratar de tomar el tiro cuando la ofensiva lo pedía. Además, contó con Al Thornton fantástico, no erró en los primeros 20 minutos. Puso 21/21 en puntos, muchos de alta factura técnica.

En el primer chico el conjunto de Adrián Capelli puso 37 unidades, un número altísimo para la competencia. Capitol, dentro de sus posibilidades, encontró soluciones con Paul Harrison que anotó más cuando se abrió que posteado, después la visita tuvo alguna insinuación por parte de Martín Trelles, pero era imposible revertir el encuentro que estaba 55-38 atrás el elenco de la calle Gil.

Tras el descanso largo, el trámite no cambió. Aguada jugó muy bien, y con mucha alegría cada vez que podían anotar una ofensiva donde la pelota pasaba por todas las manos o bien elaborada por parte de alguno de sus exponentes. Se vio en un triple impresionante de Davis, luego que García Morales tiró dos veces consecutivas y erró, pero Roberts en el cerco reboteador le daba la chance de dos oportunidades más al local, para terminar con un bombazo formidable, de otro de “Los fantásticos” como Davis.

Otro aspecto positivo de Capelli es que en la rotación, no hubo un rendimiento bajo, todos se lucieron y aprovecharon sus minutos en cancha. Aunque el cotejo se prestaba para hacerlo, lo importante es la regularidad del nivel que mostraron todos.

Destacar también el buen ánimo, si bien el score era favorable, se nota la buena química de grupo que tiene Aguada entre tantas figuras y carácter de jugadores temperamentales.
Noche redonda en San Martín, los cuatro fantásticos estrenaron de gran forma en carnaval y todos sueñan que el final de la película sea el mismo que la temporada pasada.

UNO x UNO

AGUADA

Bavosi (5): No es fácil jugar con Los 4 fantásticos, pero su rol lo cumplió de buena forma, aunque no anotó, fue un buen actor de reparto. García Morales (7): ¿Leandro García Morales está feliz? Leandro García Morales está feliz. Se lo vio muy metido en el grupo con una sonrisa permanente. La muñeca estaba en algún tablado y faltó al gimnasio aguatero. Fue un delivery de lujo. Davis (9): Juega con mucha clase, destacado. Thornton (10): Hizo todo bien  en 23:00 que  estuvo en cancha,                                            ,no es un error de escritura, en ese espacio estoy aplaudiendo la actuación de Al. Roberts (8): Es el Ben Grimm de la película, la mole que acapara todo en el poste bajo.  Sarni (6): Jugó cómodo y le dio esa intensidad a la primera línea que quizás en el quinteto inicial no se nota tanto. Pereiras (6): Aprovechó nuevamente sus minutos en cancha, ocupó bien los espacios, corrió en las transiciones rápidas para convertir. Izaguirre (6): Buenos minutos del sanducero, abierto puso sus puntos, se posteó y ganó, con su ingreso gana en estatura y versatilidad el equipo.  Garay (4): Quizás, el que más jugó de los que nunca pueden entrar, algo dubitativo a la hora de generar desde el bajo. Castro-Viotti-Santos (5): Partido liquidado en su ingreso, pero no desentonaron, se sumaron a la fiesta. Capelli (8): Sin preocupaciones, más allá del rival, rápidamente el equipo le respondió en cancha. Por ahora buen director de cine.

CAPITOL

Lado (3): No pudo generar, tampoco cortar los circuitos de la primera línea del rival. Thomas (1): Se cargó rapidísimo de faltas (cuatro en el arranque), se quería ir a ver La Trasnochada a Capitol. Wenzel (3): Intentó, quiso, pero no pudo. Cáceres (6): El mejor criollo, encontró algún espacio en la pintura, le tocó bailar con la más fea abajo. Harrison (6): Atrás perdió siempre, pero en ofensiva, empezó bien, siendo amenaza constante, por momentos se abre mucho. Barriola (5): Correcto aporte, en un partido muy cuesta arriba. Trelles (5): En su primer ingreso aprovechó su tiro para amagar una reacción colectiva que no llegó. Álvarez (3): Debió ser más vertical. Agresivo con el aro, y resolver de otra forma. Pereira-Bosca-Massoni-Medina (-): Cumplieron en los minutos que siempre reciben los más chicos en partidos liquidados. Cal (4): Era muy difícil para el entrenador elaborar una estrategia para poder detener a un equipo muy ofensivo. No supo cómo frenar, en el arranque recibió 37 puntos, y después se hizo muy difícil sostener el ritmo de juego por parte de sus dirigidos.

EL VAR

Andrés Laulhe, Martín Rial y Diego Gómez (7): Partido muy tranquilo, practicamente casi  sin errores.

_______________________

Lo destacado

En el partido contra Biguá era imposible no resaltar la gran actuación de Al Thornton, y en esta ocasión era el más fácil de destacar, pero como BT es muy ordenado, no podemos repetir. Por eso, Capelli a falta de 3:32 para terminar el partido sacó al último “Fantástico” de la cancha (Davis) que se fue ovacionado. Ya estaban afuera los otros tres (García Morales, Roberts y Thornton), quienes se levantaron para recibir al “Barba” que salió con una sonrisa grande como el gimnasio aguatero.
Hasta ese momento Aguada iba 92 puntos, y 69 unidades eran de ellos cuatro. Agregar 14 asistencias. Con una pelota se arreglan bien. ¡Fantásticos!

Lo distinto

La Edgard Davidsación del “Piraña” Federico Pereiras. Quizás, al saber de la película que estrenó Aguada, no quería perderse ningún detalle y por eso se llevó unos lentes para estar atento a todas las jugadas y rendir de gran forma como la mayoría de las veces. Lo cierto, es que usó los lentes por un golpe que sufrió en un cotejo amistoso ante Nacional, por eso para proteger la zona, es que se colocó el elemento bastante distinto en la hermosa noche de San Martín.