George Lucas Alves de Paula, más conocido como Georginho, fue una de las grandes figuras de Brasil en el triunfo ante Uruguay en el Antel Arena. Tras su gran encuentro, dedicó unos minutos a conversar mano a mano con Básquet Total.

El escolta explicó el desenlace del partido que parecía dominado por la verdeamarela pero terminó resolviéndose recién en tiempo suplementario: “A pesar de abrir una diferencia de 15 puntos en el último cuarto, sabíamos que el partido era parejo. Uruguay tiene buenos tiradores y cuando agarró una secuencia positiva, nosotros abrimos mucho nuestra defensa y se nos vinieron”. El joven también destacó la clave para poder, aún así, llevarse su segunda victoria en esta Pre-AmeriCup: “Tuvimos cabeza y la experiencia de nuestros jugadores más grandes para poder ir al alargue y quedarnos con el triunfo”.

Al hablar de las claves también se refirió a las dobles y triples bases celestes, y a como Brasil por momentos emparejó esta situación: “Cuando nosotros jugamos con dos bases siempre uno es alto, y con eso logramos sacar ventaja cuando el otro equipo tiene dos o tres jugadores bajos. A pesar que los rivales puedan ser más rápidos en ofensiva, buscamos encontrar nuestra ventaja en el ataque”.

A sus 23 años el número 14 fue convocado a la selección mayor por segunda vez para esta ventana, y nos contó cómo lo vivió: “En el primer partido todavía estaba nervioso, era mi primera vez con varios jugadores del grupo y con el entrenador. Estaba buscando mi juego, por momentos tenía miedo de hacer algunas cosas que estoy acostumbrado a hacer en el club. Para el segundo partido, tuvimos una conversación y tuve mucha más confianza, estuve más agresivo en ambos lados de la cancha”. También hizo referencia a las diferencias con su juego en el São Paulo de la NBB: “En la Selección tengo que trabajar de otra forma, más intensa especialmente en la defensa. Es un ritmo distinto”.

El paulista, nacido en Diadema, también hizo referencia al Antel Arena y al marco del encuentro: “Esta Arena es de otro mundo, es increíble jugar en canchas así, da gusto. El público uruguayo es muy cálido, lógicamente estaban hinchando por su equipo, pero son educados y también por eso queríamos dar un buen espectáculo para quienes vinieron. La energía en la cancha siempre debe ser esta, apoyando a los dos equipos sin importar cuál quieras que gane”.

En una pregunta que es prácticamente habitual, le consultamos sobre su estadía en Uruguay: “Básicamente estuvimos yendo desde el hotel al Antel Arena y de vuelta al hotel, pero ya estuve en Uruguay varias veces, es un país muy lindo y Montevideo es una ciudad muy bonita. Siempre es bueno salir de nuestra cultura y conocer nuevas cosas”.

Para terminar, el generación ’96 que participó en el Sudamericano U17 de Salto en 2013, dijo lo que espera de aquí en más con la casaca verdeamarela: “Pretendo formar parte de este grupo de aquí en adelante y que podamos hacer buenos torneos”.