En el día de ayer se disputaron cuatro partidos más por la Pre AmeriCup, destacándose la enorme hazañosa remontada de Argentina ante Venezuela y el triunfo de Bahamas sobre México en un escenario algo peculiar.

Colombia 57 – 64 Chile

Por la segunda fecha del Grupo A, la selección trasandina derrotó a la cafetera en un encuentro que se mantuvo reñido desde el principio hasta el final, con ambos equipos flojos a nivel ofensivo, mostrándose sumamente desacertados por momentos y no encontrando demasiadas vías de anotación. Las defensas fueron intentas, sobre todo la que puso la roja en el perímetro durante la primera mitad, donde pudo abrir hasta nueve de renta. Chile entró a los minutos finales con ventaja de doce, y pese a que los colombianos intentaron recortar el déficit sobre el cierre con algún bombazo, no les alcanzó y el triunfo se fue para los dirigidos por Cristian Santander.

En el conjunto vencedor se destacó Sebastián Suárez, acabando con 17 puntos, 2 rebotes y 1 asistencia en 26:24 minutos de juego, mientras que en los locales lo mejor pasó por las manos de Hancel Atensia, quien finalizó como goleador colombiano con 16 puntos, a lo que le sumó 6 rebotes, 3 asistencias y 1 robo, estando en cancha durante los 40 minutos del encuentro.

Bahamas 76 – 59 México

Por la segunda jornada del Grupo D, el seleccionado bahameño venció como local al conjunto azteca, en un partido que se llevó a cabo en un Hotel ubicado dentro de la isla, en la ciudad de Nassau. De verdad, increíble. Dejando de lado el novedoso escenario presentado por la federación locataria, parece que de una manera u otra logró jugarles a favor, ya que fueron dominadores del encuentro prácticamente de principio a fin, imponiendo su juego veloz por sobre el de los dirigidos por Sergio Molina, que nunca lograron frenar los efectivos contraataques del rival y siempre remaron el partido desde atrás. Sin mayores complicaciones, los locales sellaron el triunfo a varios minutos del final, pese a que se acabó decretando en cifras 76-59.

En el conjunto ganador se destacó D’Shon Taylor, concluyendo con 14 puntos, 6 rebotes, 3 asistencias y 3 robos en 34:50 minutos de juego, mientras que en el elenco tricolor la figura sin lugar a dudas fue Francisco Cruz, quien finalizó como goleador con 21 puntos, a los que les agregó 4 rebotes y 2 asistencias, disputando los 40 minutos del cotejo.

Estados Unidos 95 – 73 Puerto Rico

También por la segunda fecha del Grupo D, Estados Unidos derrotó sin dificultades al seleccionado boricua, pese a no contar con ningún jugador de renombre en su lista de convocados al partido que se diputó en la ciudad de Washington DC. Desde el arranque fueron amplios dominadores del encuentro, llegando a tomar 17 de renta en el primer cuarto. De ahí en más no fue más que un trámite para la selección norteamericana, que mantuvo su nivel ofensivo a lo largo de la noche, y no le dio a Puerto Rico ni una mínima chance de revertir la historia, quedándose con el triunfo finalmente en cifras 95-73.

La máxima figura del local fue Kyle Fogg, quien acabó con 18 puntos, 5 rebotes, 8 asistencias y 2 robos en 27:51 minutos dentro del rectángulo, mientras que en la selección puertorriqueña lo mejor pasó por Isaiah Pineiro, quien finalizó con 15 puntos, 10 rebotes, 2 asistencias y 2 robos en 33:30 minutos de juego.

Venezuela 72 – 73 Argentina

También en el marco de la segunda fecha del Grupo A, la selección albiceleste se quedó con un enorme triunfo ante los venezolanos, revirtiendo un resultado que parecía definitivo. La primera mitad fue de más a menos, ya que arrancó de buena manera, con dos equipos que proponían buen básquetbol e intentaban imponer su estilo de juego por sobre el del rival, pero la vinotinto logró despegarse en el marcador debido a la efectividad que tuvo en el tiro, sobre todo en los últimos seis minutos del segundo cuarto.

El complemento fue una completa locura, y allí se vio lo mejor y lo peor de ambos, por ende, lo mejor del partido. Los locales salieron muy bien del vestuario, dispuestos a arrollar a los dirigidos por Sergio Hernández, colocando un parcial de 34-15 sumando las últimas posesiones del cuarto anterior, para irse 22 arriba a falta de 3:20 por jugar del tercer período (60-38). Todo parecía definido prácticamente, y la sensación era que los de Fernando Duró seguirían de largo y sellarían una vapuleada histórica ante la albiceleste.

Sin embargo, nunca está muerto quien pelea, y eso mismo fue lo que hizo el seleccionado argentino, para colocar un parcial de 28-6 de la mano de José Vildoza y Luciano González, y entrar a los últimos tres minutos de juego iguales en 66. El cierre fue de locos, los errores en ambos costados se multiplicaron y el tanteador iba de lado a lado, pero a falta de un minuto y monedas para el bocinazo final apareció un bombazo importantísimo de Pedro Barral para que Argentina pasara al frente 73-70. Las siguientes posesiones demostraron todo lo que no hay que hacer en un final cerrado, aún así los locales tuvieron la última bola para ganarlo, después de que Gregory Vargas pusiera el 73-72 en el marcador, pero Jhornan Zamora falló el triple y la victoria se fue para la vecina orilla, en un partido que tuvo absolutamente de todo, incluido un final para encuadrar.

En la albiceleste la máxima figura fue José Vildoza, quien finalizó con 9 puntos, 4 rebotes, 3 asistencias y 2 robos en 22:26 minutos dentro del rectángulo, mientras que lo mejor de la vinotinto fue realizado por Gregory Vargaz, quien concluyó con 16 puntos, 12 rebotes, 5 asistencias y 1 robo en 28:31 minutos de acción.