Malvín decidió cortar a Hunter Mickelson en busca de dar un salto de calidad para la parte caliente del torneo.

La noticia se veía venir de lejos. Las horas de Mickelson siempre estuvieron contadas, siendo incluso más de las esperadas por su rendimiento. Hasta acá, el playero contaba con un extranjero de rol limitado que no tenía la cantidad de minutos de un hombre importante dentro de la plantilla, pero que aportaba lo suyo. Así le dio a los de López para ser los mejores de la primera parte de la Liga Uruguaya.

Pero el embudo del torneo aumenta las exigencias y por la playa lo tienen claro. Aprovechando el parate Malvín decidió cortar al foráneo para salir a la búsqueda, esperando el salto de calidad que lo deposite como uno de los grandes candidatos a quedarse con la LUB.

Mickelson deja el certamen tras haber jugado 23 partidos donde promedió 17.6 minutos, 8.7 puntos y 4.6 rebotes. En las próximas horas habrá novedades del sustituto.