Nacional superó a Trouville 89-86 en la calle Alejandro Chucarro, con un muy buen cierre de Dominique Morrinson, Manuel Romero y una exuberante actuación de Carlos Cabezas.

Resumen del partido

El elenco tricolor volvió al triunfo luego de la derrota ante Sayago, donde sólo había jugado con Antwan Space como foráneo por impagos con el plantel.
En esta jornada volvieron todos y el albo ganó, pero no pudo quedarse con la localía ante el rival de turno pensando en la liguilla, por eso volverá a Pocitos a jugar ante el conjunto rojo.

Naranja al aire impulsada por Gastón Rodríguez, y comenzó mucho mejor la visita que rápidamente sacó la máxima de 10 puntos a su favor (27-17) en el primer chico.
Jugó abierto el equipo de Leonado Zylbersztein, con Santiago Moglia, también buenos movimientos ofensivos de Space, Morrinson y el propio Cabezas, que puso la primera de afuera al instante de haber ingresado.
Trouville no encontró soluciones rápidas en la zona 2-3 con poca respuesta a los tiros del rival, además el tricolor cada vez que erró iba al hombre, y si anotaba iba en zona, eso también confundió al elenco locatario.
Pero, cambió el viento que soplaba desde la rambla de Pocitos. Cambios que le dieron resultados a Fernández, como en varios cotejos de esta fase regular. Mayora, Massa, Soto e Iglesias, cada uno aportó en ataque, pero atrás le pusieron una gran intensidad que descontroló a Nacional, que perdió la paciencia y empezó a bajar los porcentajes de acierto. Enorme parcial 28-13 del rojo para irse arriba el primer tiempo 45-40.

Tras el descanso largo, fue un partidazo, prácticamente tanto a tanto en ese tramo del partido.
El tricolor aprovechó desde el pick con Romero-Passos. Sin Shaw en cancha, la “T” quedó bajo en centímetros, pero trataba de poner más resistencia que el “Palmera” que da ventajas atrás. Buena racha en el cierre por parte de Oglivie, que era figura, además de Massa que ocupó muy bien los espacios, y Danridge corriendo la cancha para irse arriba el local 65-61.
El final fue muy cambiante, los dirigidos por Fernández sacaban una buena renta de ocho tantos, 70-61, que obligó el tiempo de Zylbersztein. Tras el mismo, apareció Cabezas, suelto puso dos triples de forma consecutiva para que el tricolor vuelva a ponerse en partido. Empezó ajustar sobre los perimetrales y tratar de sacar de la pintura a Oglivie que no podía con Hatila en el bajo.
Volvió Shaw que posteado puso dobles de corta distancia para igualar el juego en 84-84 a falta de 1:00.

Desacomodado el base español erró de tres, en la respuesta, Massa también tiró y marró desde los 6.75, y aprovechó Morrinson corriendo la cancha, puso un gol y foul. En la siguiente ofensiva perdió la pelota el local, y el “Rastas” puso un triple tremendo a falta de 00:15, para poner el juego a su favor 89-84.
Tiempo de Trouville, que repuso en ataque y pensaba en la diferencia que tenía a favor (Había ganado por cinco tantos en Unión Atlética), cortan a Massa, puso los libres con 00:04 por jugar. Saca y pierde la pelota la visita, y el propio Santiago Massa tiró la última para llevar el cotejo al alargue, pero erró y el triunfo fue para el conjunto tricolor.

UNO x UNO

TROUVILLE

Marotta (5): Mal primer tiempo, levantó mucho en el complemento, lo necesita el equipo. López (3): Floja jornada en ambos costados. Danridge (6): Alternó buenas y de las otras, fue clave en ciertos tramos importantes del match. Oglivie (7): Jugó de “4”, de pívot, bloqueó, metió, la quiso siempre, ganó, perdió, le falta que gane el equipo, lo merece por sus buenas actuaciones. Shaw (6): Parece un equipo de Juan Ramón Carrasco, adelante la mete, atrás da muchas ventajas. Mayora (5): Correcto aporte en los minutos de cancha, pudo volver en el ST. Massa (6): Clave, lúcido para encontrar su espacio, le bajamos un puntito por su raro 1/6 en triples. Buen juego de “Massita”. Iglesias (6): Hizo un laburo que las stats no indican, tuvo un muy buen trabajo defensivo con Oglivie abajo. No tuvo  tantas posibilidades de su especialidad de tres puntos, pero aportó al colectivo. Soto (5): Buenos minutos en esa ráfaga de la marea roja en el primer tiempo. Pomoli (3): No necesitó tantos minutos suyos el equipo en cancha. Fernández (5): Le dio réditos jugar con Iglesias y Oglivie en el bajo, no hubo un dominio de Nacional en ese aspecto. Quizás, debió optar por piernas más jóvenes para ir con Cabezas en el cierre, que en este plantel tiene de sobra.

NACIONAL

Romero (6): Es cómo ese/a amigo/a que nunca te deja a pie. Volvió a tener una buena noche el “Galleguito”. Moglia (5): Arrancó muy bien, y después no encontró su lugar, jugó incómodo. Morrinson (7): Ya no sabemos ni con qué número juega, pero tiene tantos números de camiseta, como repertorio de ataque. Además, de esas rastas que cada día lucen mejor. Space (6): Hace poco dijimos que no iba a ver asumir al nuevo presidente, pero hoy jugó como para estar en el país el próximo 01/03 y ver asumir a Lacalle Pou. Passos (6): Hoy por momentos no tuvo un “5” definido y quizás en defensa le cueste un poco salir de la cueva. Pero, su performance siempre es de las mejores del equipo. Cabezas (8): Con su tiro de afuera fue un dolor homónimo a su apellido, no había analgésico que lo parara. Souberbielle (2): Pasó desapercibido en el rectángulo. Espíndola (-): Pocos minutos. Zylbersztein (6): La primera línea le dio mucho gol, preocupó y ocupó a Trouville que no encontró soluciones para defender. La doble base de Romero-Cabezas fue acierto y pico.

EL VAR

Gastón Rodríguez, Valentina Dorrego, Fernando Pastorino (4): Lo positivo es que no hubo una jugada dudosa en un partido muy ajustado en el final. Pero, si hubo varios pitasos que generó enojos de las dos partes. Rodríguez el más correcto de los tres. 

_______________________

Lo destacado

Un gallego y un español, pero los dos son fichas nacionales, que entrevero se agarró el hincha de Nacional al comienzo de la LUB.
Pero, lo cierto es que la doble base le dio sus réditos a Leo Zylbersztein, y la gran noticia para los hinchas tricolores, es que su equipo volvió a estar completo en cancha, después de los problemas económicos de la semana pasada. La doble base de Carlitos Cabezas y Manu Romero, le bajaron la intensidad a la muy buena primera línea de Trouville, y entre los dos pusieron 30 puntos con 8/11 en triples. 
¡Olé, que mano!

Lo distinto

A.M-¿Qué haces, Pablito querido? Qué manera de cambiar Aguadita, ¿No?
P.M- ¿Cómo andas, Ale? Pah, y pensar que nosotros dos fuimos campeones con Leandro, antes no existían esos cambios exorbitantes.
A.M- Tal cual, lo que metía Dilligard abajo, y lo que jugó Dieguito González aquella noche…
P.M- ¡Tas loco! El que jugó fue Leandro, 25 libres metió ese día. ¡Una bestia!

Eso fue lo que más o menos pasó entre Pablo Morales y Alejandro Muro (Hoy rivales como AT), que fueron campeones con Aguada luego de 37 años en la LUB 2012/2013.
Sin dudas, una foto que al hincha rojiverde le trae gratos recuerdos.