Malvin venció con contundencia a Biguá en un partido donde contó con la gran figura de William Paul y puso su victoria número 10 de los últimos 11 juegos. 

Resumen del partido

Hermosa noche de verano en Malvín, donde el local estrenaba el título de campeón del Clausura ante Biguá.

El arranque del partido fue de la visita. Desde el juego de Santos y Warren complicó a la defensa de Malvin. A pesar de tener problemas en la pintura logró encontrar goles de afuera para mantenerse en juego, sobre todo de la mano de Mickelson y Paul. Ese primero periodo terminó con victoria de la visita 22-19. En el segundo cuarto la receta siguió siendo la misma. Pesó el juego en la zona interna pero además supo quebrar la zona de Malvin con triples que llegaron de varias manos. Demian fue el abanderado pero también apareció Warren con un tiple y foul incluido para abrir hasta ocho de ventaja. De todas formas en el local apareció Santiso con dos triples consecutivos y el primer tiempo terminó con ventaja del “Pato” pero sólo de cinco, 42-37.

El tercero fue del local. A pesar de que Biguá intentó seguir con la misma receta desde la pintura, se agigantó la figura de Kiril y Malvin lo aprovechó. Paul siendo importante desde el triple, Hicks atacando el aro y una defensa que dejó sin gol a su rival. En un abrir y cerrar de ojos el equipo de López pasó en el marcador y se fue 64-61 de cara a los últimos diez minutos. El periodo final fue absolutamente lapidario lo del local. Cabot, Paul y Hicks en ataque se pusieron el equipo sobre los hombros y el partido tomó un rumbo que no daba la sensación que atravesaría. Biguá perdió gol y lo pagó carísimo. Un partido que dio la sensación terminaría con igualdad, se terminó decantando para el equipo playero. Parcial de 30-17 en el último tramo del juego, para el resultado final de 94-74, con el que estrena de la mejor forma el título del clausura y encara la liguilla como el gran candidato.

UNO x UNO

MALVÍN

Santiso (6): En defensa siempre es un perro de presa. En ataque tuvo pasajes importantes que ayudaron, primero a ponerse en juego, y después a abrir la ventaja. Cabot (5): Correcto encuentro, debe ser más influyente en ataque. Hicks (7): Si quiere juega hasta los 50. Hoy de todas formas le faltó el triple. Mickelson (6): Debe ser muy complicado jugar sabiendo que sos la moneda de cambio, sin embargo hoy jugó un partido correctísimo, sobre todo en ataque. Wachsmann (5): Hace un par de juegos no muestra su mejor versión. A pesar de esto, su constante lucha en la pintura es un dolor de cabeza para los rivales. Paul (8): Destacado y pico. Mazzarino (3): Flojo partido del pibe de 44. No encontró su tiro y fue superado atrás. Pomoli (6): La misma intensidad de siempre. Debe apuntar a mejorar el triple y el tiro desde la linea de libres. Tiene todo. Grolla (5): No logró influir en el juego. Acosta, Cabillón, Coelho (-): Pocos minutos. López (7): Le regaló el tiro de tres a todo Biguá. En el primer tiempo lo sufrió y en el segundo le sirvió para sacar la ventaja. 

BIGUÁ

Osimani (6): Partido correcto. Atrás fue importante ante Mazzarino. Zanotta (5): Intentó imprimirle velocidad a su equipo, y por momentos lo logró. Álvarez (6): Lastimó desde el triple en el primer tiempo. En el seguno no gravitó. Warren (7): Es una bestia. Por momentos fue el sólo contra el mundo. Santos (6): Empezó bárbaro, se fue quedando. Robinson (4): Tuvo un pasaje en el segundo cuarto donde no le salió nada y fue vital para Malvín recuperarse tras estar ocho abajo. Parece el primo del que vino a Trouville la temporada pasada. Rojas (5): Sorprendentes pocos minutos, donde, no gravitó demasiado. Perdomo (4): No entró con su habitual efectividad. Rovira (5): Acortó la rotación y lo pagó caro. En algún momento demoró cambios y abusó de los mismos nombres. 

EL VAR

Diego Ortíz, Andres Haller, Christian Hirgoyen (7). Correctísimo partido acompañado de pilcha nueva. A pesar del color, pasaron desapercibidos y eso fue buena noticia. 

_______________________

Lo destacado

William Paul saltó a la cancha desde el banco de suplentes para Malvín. El crack de Bill apenas ingresó comenzó a tirar bombas más allá de 6,75 y demostrar cual es su arma de destrucción masiva. Terminó con 19 puntos, 5-6 en triples, 25 de valoración y +18 en su planilla. Todo esto en sólo 23 minutos en cancha. Destacado y pico. 

Lo distinto

Biguá llegó a su quinta derrota en fila y parece no encontrarse en el torneo. Tan así es es el asunto, que un hincha que fue hasta la Avenida Legrand se quedó dormido mirando al equipo. Bueno, no sabemos si es para tanto, pero el hombre parece no aguantar mas las derrotas y prefirió dormirse una siesta.