Hernán Álvarez tuvo un ingreso clave en Capitol ante Goes con excelente defensa a Fernando Martínez para que los objetivos sigan vivos y finalizado el encuentro se detuvo a conversar entre medio de la ovación.

“Un punto vital para nosotros los que estamos luchando. Necesitamos ganar, por lo menos uno de estos tres partidos para ir con chance a la reclasificación y el descenso con Sayago. Sabíamos que este punto no se podía escapar, era de local y contra un equipo que llegaba con muchos cambios, eso lo aprovechamos bien. Defendimos duro y a Fernando Martínez lo dejamos con muy poco goleo, eso último fue fundamental. En ataque fuimos aplicados, cargamos bien la tabla y los llenamos de faltas a ellos, esa fue una de las cosas que nos llevó a ganar del partido”, comenzó manifestando.

En su pasar mencionaba la marca a la principal figura rival y allí estuvo el rol más clave de Hernán en la noche: “Sabíamos que el enano (Martínez) es el principal generador de juego y que asume, es el líder y al que van a buscar cuando las papas queman. Por suerte hoy estuvo bastante erróneo y tomó malas decisiones, pero eso también fue producto de la buena defensa colectiva que le hicimos. Fue un triunfo clave que lo vamos a disfrutar y ahora a pensar en el próximo partido ante Defensor Sporting, al que vamos a intentar ganar para estar más tranquilos”.

Le consultamos cuáles fueron las mayores variantes pedidas por Cal para salir al desenlace con un parcial de 15-1 y ante esto, dijo: “La defensa fue clave, tanto las ayudas como comunicarnos más en defensa y los bloqueos ya que nos habían agarrado cantidad de rebotes en ofensiva. Después en ataque que estuviéramos tranquilos, poner la pelota en el poste bajo y moverla. Encontramos tiros abiertos, generando desde el juego interno y eso fue fundamental”.

En esas descargas al perímetro hubo un hombre claro en esta noche, llamado Davaunta Thomas. Quien da la impresión de irregular, pero cuando afina es imparable: “La realidad es que es así. A veces se pone un poco el balde, porque quiere forzar. Pero tiene un uno por uno muy desequilibrante, se hace difícil de defender y cuando está lúcido es un jugador que nos da mucho, ya que quiebra, tiene buen tiro, defiende y eso que es difícil encontrar extranjeros que lo hagan. La llegada de él fue muy positiva, encontramos otra vía de gol, otro hombre más que asuma y lo estamos aprovechando, por lo que él se siente muy contento”.

Fuera de cualquier acción de juego o forma, lo más importante fue que de cara a la reclasificación estiraron diferencias con su rival directo: “Eso es lo que veníamos a buscar. Más que nada sumar para sacarle ventaja a Sayago, que es nuestro rival directo porque nuestro objetivo es salvarnos y una vez logrado, intentar meter un octavo puesto. Soñamos con eso y entrenamos para que se dé, así que si se cumple vamos a estar muy felices”.

Sobre su pasaje por primera división, expresó: “Me siento muy bien. Vine a buscar los minutos que quería, cosa que en Biguá quizá no iba a tener porque trajeron muchos jugadores en mi posición. Desde el primer día Capitol me recibió con los brazos abiertos, un club muy familiar y unido, por eso me siento cómodo. También agradezco a Diego Cal, quien confió en mí. Esto sirve para seguir creciendo, soy muy joven y tener esta cantidad de participación, lo valoro mucho por la oportunidad que me dieron”.

Dejó unas palabras para los hinchas del blanquinegro, que parece que no negocian el aliento constante: “Es increíble la gente de Capitol. Nunca estuve en un equipo que cante tanto, aliente todo el partido y acompañe más allá de la derrota. Acá nunca vas a escuchar un reproche o insulto y son siempre positivos. Es una hinchada hermosa y por eso estoy estoy muy contento de estar acá. Los dirigentes también son muy buenas personas, al igual que los hinchas que los encontrás en el barrio”.