Santiago Vescovi habló sobre sus primeras sensaciones tras completar un mes en los Tennessee Vols.

En una nota publicada en el la cuenta de Twitter del equipo, el uruguayo hizo un balance de este intenso primer mes en Tennessee cargado de viajes, partidos y experiencias.

“Puedo tirar, tengo buena visión y puedo ser líder dentro del grupo a veces” dijo el combo-guard oriundo de Bohemios al comenzar a definirse. “Todavía soy el nuevo, pero una vez que tenga toda la confianza y un poco más de tiempo para establecerme creo que puedo ser uno de los líderes” apuntó.

“Hace poco más de un mes estaba en Uruguay, en un receso luego de terminar en la Academia NBA en Australia. Luego de eso llegué a Tennessee, tuve algunas prácticas, el 2 de enero me habilitaron y el 3 jugué el primer partido contra LSU (Louisiana State University)” dijo en forma de resumir este intenso mes de enero que sin dudas ha sido un punto clave en su carrera.

El primer partido es difícil de olvidar tanto para él como para los hinchas que colmaron el Thompson-Boling Arena esa tarde: “No pensé en las estadísticas, me sentí bien y jugar mi primer partido como local fue realmente grandioso. Cuando metí los triples y vi a la gente alentándonos me pareció increíble”.

“Era mi primer partido, estaba intentando entender cómo jugaban y cuál era mi rol en el equipo. Trabajamos como una unidad y nos apoyamos” comentó al respecto de su primera impresión.

Sobre el por qué se decidió por los Volunteers, explicó: “Lo que me hizo venir fue que lo sentí. Todos me decían que cuando fuera a visitar universidades iba a sentir cuál era el lugar para mí. Cuando vine lo sentí”.

Santiago también habló de cómo lo recibieron: “No esperaba tanto apoyo de mis compañeros, eso me hizo sentir que tenemos una familia, por eso decimos esa palabra todo el tiempo”, haciendo referencia al término “Family” que usan los Vols al romper filas.

“Especialmente para los jugadores internacionales como yo, es una de las cosas más importantes. Vas a tener buenos y malos días, y especialmente en esos malos necesitas quién te sostenga” explicó en el mismo sentido, y continuó: “Cuando estás mal y estás lejos de casa no sabes a donde ir, pero tener a Yves (Pons), Uros (Plavsic) y Olivier (Nkamhoua) que también son extranjeros me ha ayudado mucho porque están en la misma situación y puedo hablar con ellos y usar su experiencia”.

Para terminar, habló de su búsqueda actual: “Creo que mi objetivo aún es descifrar qué quieren el equipo y el entrenador de mí. Sé que lo que él busque va a ser lo mejor para todos, así que es cuestión de tiempo y seguir trabajando”.

Santi volverá a salir a la cancha con la casaca 25 de la “Big Orange” mañana sábado a las 16 horas, visitando a los Bulldogs de Mississippi State en Starkville.

https://platform.twitter.com/widgets.js