El entrenador de Nacional, Leonardo Zylbersztein diálogo con Basquet Total tras el triunfo del equipo tricolor ante Malvín en cancha de Unión Atlética que dejó sin invicto a los de la Avenida Legrand.

Para comenzar, el DT se refirió a la realidad de la institución, “Hoy tenemos un plantel más corto, alguna dificultad vestuario adentro pero hacemos las cosas de la mejor manera por el club y por nosotros mismos principalmente, es un punto importante y dentro de la matemática de la tabla suma mucho”.

Por varios momentos, Zylbersztein transpiró la camiseta que ahora es una camisa como los viejos tiempos corriendo en el Antonio María Borderes, “Hay que transpirar, dejar todo de igual manera que lo hacen los jugadores en la cancha”.

Respecto a las bajas del plantel analizó, “Cualquier jugador que nos falta se siente porque no nos sobra nada. Hoy los minutos que tengan Juan Ruiz y Gianfranco Espíndola, el desgaste de todo el equipo son más que importantes. No vi lo que jugaron cada uno en cuanto a tiempo pero fueron muy grandes los aportes lo que me deja muy contento con la entrega del equipo que demuestra que día a día quieren ganar, es realmente un orgullo”.

Los números del conjunto de la Avenida 8 de Octubre en cancha del azulgrana donde oficia de local son muy buenos pero el club apuesta a la identidad, “Si bien nosotros dentro del proyecto de Nacional entrenamos en la mañana en el Polideportivo es porque le queremos dar una identidad al club con el club y entrenando allí, con los niños de las formativas, algún socio, algún hincha que se arrima y luego venir a entrenar de noche acá es otra cosa. No es la primera vez que al club le va bien en esta cancha ya ha pasado años anteriores ahora esperemos ganar el viernes que volvemos a ser locales”.

Hoy por hoy Nacional esta entre los seis equipos de arriba pero la paridad en la tabla es impresionante, “Esperemos entrar entre los seis de arriba pero esta todo parejo de todas maneras creo que ganando un partido más estamos adentro, aún nos falta el punto con Atenas pero sabemos que noche a noche es un examen nuevo por ejemplo hoy le ganamos a un equipo que venía invicto, es el actual vice campeón y el club que más títulos obtuvo en los últimos diez años realmente este triunfo nos dejó muy contentos”.

A pesar de su corta experiencia com DT, Zylbersztein tiene una carpeta de méritos envidiable, “Tuve la oportunidad en el momento y la aproveche, tengo 40 años y esto es mi pasión, a veces se puede perder hoy toco ganar y tratamos siempre de dejar lo máximo para que los jugadores tengan todo de la mejor calidad posible y todas las herramientas a favor ya que ellos son los verdaderos protagonistas”.

El entrenador supo ser bi campeón de LUB con Hebraica y Macabi y sueña con volver a definir el máximo certamen de nuestro básquetbol, “Lo primero que le dije a los jugadores es que uno sueña con vivir de nuevo lo que le toco vivir en Macabi, erizarse la piel en las finales, la alegría de un trabajo realizado. Uno siempre tiene la ilusión y sería un gran honor volver a vivir esas experiencias, vamos a ver si es posible”.