A un día de su partida y con la conmoción aún latente decidimos contarte qué fue lo que hizo Kobe para transformarse en Kobe, la leyenda de púrpura y oro.

“Con el pick número 13 en el Draft de 1996 Charlotte Hornets selecciona a Kobe Bryant”, fue el puntapié de su carrera. Rápidamente Charlotte traspasó al joven Kobe a Los Angeles Lakers, y lo demás es historia.

Como dijimos en 1996 llegó a la liga y ya comenzó a acumular premios. En el All-Star Weekend de ese año el número 8 de los Lakers se llevó el concurso de hundidas, dando una prueba de lo que era capaz. Sus siguientes temporadas fueron para definitivamente asentarse en la NBA. Pero entrados los 2000 Bryant decidió ponerse a toda la NBA en la palma de su mano.

 Todo comenzó con la llegada de Phil Jackson a los Lakers, ya que el histórico entrenador lo potenció aún más, y si a eso se le suma la gran asociación que tenía con Shaquille O’Neal, ayudó a que la franquicia angelina se alzara con el campeonato, el primero de Kobe. Muy similar fue la siguiente temporada, para que unos Lakers arrolladores se llevaran su segundo anillo consecutivo perdiendo solo un juego en esos Playoffs de 2001. Bryant explotó definitivamente en la temporada 2001/02, metiéndose por primera vez en el 1er quinteto de la NBA y quedándose con el MVP del All-Star Game. Además los Lakers consiguieron su tercer anillo seguido, logrando así el último three-peak de la historia hasta el día de hoy.

Pasaron las temporadas y los anillos se le hicieron esquivos a Kobe y sus Lakers. Pero sin embargo el 8 angelino comenzó a imponer marcas increíbles, sobre todo en la temporada 2005-06. En esa temporada la “Black Mamba” obtuvo su primer título de anotación, promediando 35.4 puntos por noche. El 20 de diciembre del 2005 Kobe comenzó con su show, ya que anotó 62 puntos en tres cuartos mientras que su rival de turno, Dallas Mavericks, combinado llegaba solamente a 61. Luego llegó la noche del 22 de enero del 2006 donde Bryant impuso la marca de su carrera, 81 puntos frente a Toronto Raptors.

Con ese juego batió el récord de anotación de la franquicia y se posicionó como el segundo mejor partido en cuanto a anotación de la historia, sólo detrás de los 100 puntos de Wilt Chamberlain. Además en esa temporada puso +45 puntos en cuatro partidos seguidos, firmó 27 partidos con 40 puntos y rompió el récord de los Lakers en puntos anotados en una temporada con 2832. Sin embargo y pese a todo esto no se quedó con el MVP, por lo que muchos dicen que ese año Kobe fue robado.

En la previa de la siguiente temporada llegó el cambio de número, pasó de jugar con la 8 al mítico 24. En su primera temporada con su nuevo dorsal “Vino” fue seleccionado para jugar su noveno All-Star donde se llevó su segundo MVP, además de imponer una marca increíble ya que anotó +50 puntos en cuatro juegos seguidos (65 vs Portland, 50 vs Minnesota, 60 vs Memphis y 53 vs New Orleans) , cosa que sólo él y Chamberlain pudieron. A su vez Bryant finalizó la temporada con su segundo título de goleador habiendo puesto +50 puntos en 10 partidos. La temporada 2007/08 llegó con el ansiado MVP de la temporada regular. Además en ella se convirtió en el jugador más joven en llegar a los 20.00 puntos y jugó su décimo All-Star.

Después de años, los Lakers volverian a ser los mejores. La Mamba negra cargó a sus Lakers para obtener su cuarto anillo y con él su primer MVP de las finales. Fue muy similar la situación en la temporada 2009/10, con muchos clutchs y game-winners Kobe hizo de sus Lakers una máquina que llegaría a su quinto campeonato desde su llegada, y Bryant a su segundo MVP de finales. En esas finales se dio un hecho histórico, ya que fue la primera vez que Los Angeles Lakers vencieron a su rival de todas las horas, Boston Celtics, en unas finales.

La caída comenzó luego del bicampeonato. Si bien Kobe Bryant seguía siendo espectacular no estaba tan bien rodeado como años anteriores. Sin embargo los angelinos eran una fija en Playoffs y “Vino” su gran estrella. En el inicio de la temporada 2011/12 el 24 de los Lakers consiguió por sexta vez una racha de +40 puntos en cuatro juegos. Además superó a Shaq en la tabla histórica de goleadores y llegó a los 29.000 puntos siendo el más joven en lograrlo.

Temporada 2012/13, la que marcó una etapa oscura en la historia de Los Angeles y la peor lesión de la carrera de Kobe. Previamente se había convertido en el jugador más joven en llegar a los 30.000 puntos. Pero el 12 de abril del 2013 y con solo dos partidos para terminar la temporada el astro se rompió parcialmente el tendón de aquiles en un salto que derivó en falta. Enfrentándose a la lesión más temida por el deportista Kobe se paró en la línea de los suspiros, puso los dos libres y salió de la cancha caminando mostrándonos a todos que cuando dependía de él era indestructible.

Su vuelta en el 2014 fue con un nivel inesperado, si bien su equipo no ayudaba Kobe parecía nunca haberse lesionado. El 14 de diciembre del 2014 frente a Minnesota con un tiro libre Kobe superó a Michael Jordan en la tabla histórica de goleadores. Ya en 2015, el 30 de noviembre para ser exactos Kobe anunció su retiro mediante la carta “Dear Basketball” la cual luego fue transformada en un corto que le valió un Oscar. Su última función fue el 13 de abril de 2016 en su querido Staples Center. Allí se despachó con 60 puntos dejando de ser el jugador y dándole paso a la leyenda.

El 18 de diciembre del 2017 en el entretiempo del juego ante los Warriors se retiraron tanto el número 8 como el 24 en su honor.

Además de marcar su legado con los Lakers Kobe Bryant dejó su huella en el Team USA en donde consiguió dos oros olímpicos.

Sin dudas la Black Mamba marcó una época y a una generación entera. Su Mamba mentality inspiró a muchos cracks que hoy disfrutamos en la NBA. Tu legado será eterno Kobe Bean Bryant, solo queda agradecerte por todo.