Luego de no haber podido meterse en la Copa del Rey, San Pablo Burgos derrotó como local a Joventut de Badalona y se mantiene en puestos de playoffs. El uruguayo Bruno Fitipaldo abandonó prematuramente la cancha por cinco faltas personales.

El encuentro disputado en el Coliseum Burgos presentó un inicio favorable al conjunto visitante, que con un buen aporte ofensivo de los eslovenos Klemen Prepelic y Alen Omic, conseguía abrir la primera ventaja de la noche. Con el correr de los minutos, el elenco locatario fue encontrando una mayor fluidez en ataque, sobre todo gracias al poder anotador de Bruno Fitipaldo y Thad McFadden, que eran importantes para que su equipo pudiera equilibrar las acciones. Ya en el segundo cuarto, ambos entrenadores comenzaron a darle participación a los jugadores de la segunda unidad, en donde se destacaban Alex Barrera y Ferrán Bassas en el dueño de casa, mientras que por el lado de los catalanes sobresalían Nenad Dimitrijevic y Xabier López-Arostegui. Los primeros 20 minutos de juego se fueron con la visita al frente en cifras de 44 a 42.

En los primeros compases se pudo observar la mejor versión de los de Castilla y León, que de la mano de un inspirado Earl Clark, bien acompañado por los brasileños Vitor Benite y Augusto Lima, lograban sacar una renta de seis puntos (55-49). La reacción de su adversario no se hizo esperar, ya que con un par de anotaciones consecutivas de Prepelic, volvía a igualar el tanteador. Promediando el último cuarto, con seis tantos consecutivos del cubano Jasiel Rivero, el local abría una interesante diferencia, de cara al cierre del partido. El Joventut intentó una reacción en los últimos minutos, más que nada a impulsos individuales. Sin embargo, los dirigidos por Joan Peñarroya se mantuvieron firmes y con una buena efectividad en libres, cerraron el juego sin mayores inconvenientes. Finalmente, San Pablo Burgos se quedó con el triunfo por 92 a 89 y de esa manera alcanzó un récord de 10-8, que lo mantiene en puestos de clasificación a los playoffs de la Liga ACB.

En el ganador se destacó la actuación de Jasiel Rivero, que encestó 15 puntos y atrapó 7 rebotes, seguido por Ferrán Bassas con 14 tantos y 9 asistencias. Por el lado del perdedor, Klemen Prepelic terminó como máximo anotador con 34 unidades.

El base uruguayo Bruno Fitipaldo jugó apenas 9:19 minutos, en los cuales anotó seis puntos (2/2 triples y 0/2 dobles), perdió un balón y recibió una falta. El ex Malvín salió prematuramente por cinco faltas personales, finalizando con una valoración de -1.

El próximo compromiso del conjunto burgalés por el torneo local será dentro de ocho días, cuando en condición de local tenga que recibir al Iberostar Tenerife. Mientras que por la Champions League volverá a tener actividad el miércoles, enfrentando en casa al AEK de Atenas.

Foto: Twitter Joventut de Badalona