Con un brillante partido de Manu Mayora y Tony Danridge, Trouville venció en un cierre ajustadísimo a Biguá.

Resumen del partido

El arranque fue como aquel hashtag de Independiente: Todo rojo. Marcando una superioridad defensiva desde el primer minuto, y adelante encontrando variantes ofensivas que le permitieron abrir una más que interesante renta de 12 unidades ya en los primeros minutos. Por Tony Danridge quien estuvo picante desde el perímetro (3/3), sumado a su habitual buen 1×1 y Alex Lopez, lastimando a partir de sus rompimientos, pasaron las figuras de Trouville. Mientras que en Biguá, Warren cargando el bajo fue de los pocos destaques que hubo en el local. El rojo se fue dominando 32-20 al segundo chico.

La tónica del match siguió siendo la misma, Trouville imponiendo condiciones a partir de su postura defensiva y fluyendo ofensivamente con varios protagonistas, los ingresos de Mayora e Iglesias le dieron más gol del que ya tenía. Además, los dirigidos por Fernández jugaron la mitad del cuarto con jugadores que son naturalmente suplentes y la diferencia no solo se mantuvo, sino que se amplió, dejando en evidencia el altísimo nivel colectivo de Trouville y la pálida imagen del Pato, que defensivamente sufrió un montón y adelante dependió pura y exclusivamente de que Warren y Santos saquen diferencias en su zona de influencia. La visita se fue ganando cómodamente al descanso 52-39.

Ya en el complemento, Biguá mejoró un poco atrás y adelante Robinson comenzó a asumir el protagonismo, desde el goleo hasta la generación de juego para Santos y Warren, que durante el tercer cuarto hicieron sufrir a los internos del rojo, cargando y sacando diferencias en el poste para arrimar y poner en partido al Pato. A pesar de esto, la visita encaró el epílogo ganando 65-58.

Los diez minutos finales estuvieron hermosos. Biguá siguió en reacción, corriendo la cancha y siendo inteligente en la ventaja que le daba Trouville en la zona pintada, continuó cargándola para a partir de allí desnivelar individualmente o generar juego para sus perimetrales, uno de ellos fue Martin Perdomo, que fue uno de los principales encargados de elevar el tono defensivo del Pato y además, colocar 5 puntos consecutivos para que su equipo a falta de tres minutos pasara a dominar el match. Pero fue ahí donde apareció el rebelde de Manuel Mayora, para responderle con la misma receta a Biguá: doble y bomba de forma consecutiva para devolverle la ventaja al rojo en el cierre. A falta de 27 segundos el local tuvo la última para ganarlo o empatarlo en las manos de Donald Robinson, que falló su tiro, el rebote fue capturado por Super Tony quien recibió la falta antideportiva bien pitada por parte de la terna, luego colocó los libres y la victoria fue toda roja, en cifras definitivas 87-82.

UNO x UNO

BIGUÁ

Osimani (3): Jugó poco, en minutos y rendimiento. Zanotta (5): Generó mucho para sus compañeros, cuando su nivel levanta, Biguá mejora. En él debe con el goleo. Álvarez (2): Floja noche de Demian. Padeció el match en defensa y adelante no encontró su gol. Santos (7): Se puso la mochilita al hombro, no para irse de camping, sino para cargar con las ofensivas del Pato. Warren (7): Exactamente el mismo concepto que Santos. Hizo el mejor gorro de la Liga Uruguaya 19/20, no va haber otro igual. Se los aseguro. Robinson (6): Acompañó a sus internos, correcto ST. Perdomo (6): Un gatito en el primer tiempo, un tigre en el segundo. Pudo ser el hombre del triunfo. Rojas (3): Nunca pudo entrar en partido. Jones (-): Pocos minutos en cancha. Rovira (3): Defensivamente su equipo tiene más lagunas que Rocha. Puede y debe mejorar ese aspecto.

TROUVILLE

Marotta (5): Lejos de brillar, aportó, como es habitual. López (7): Dámelo siempre. Otra gran noche de Alex. Danridge (9): Tranqui, un día más en la oficina. 40 puntitos y a dormir. Lewis (2): Se deprimió luego del gorró que se comió con Warren. Flojísimo. Eziukwu (2): Su virtud es la defensa, entre dos internos le convirtieron 55 puntos. Para el olvido. Iglesias (7): Nuevamente fue importante, principalmente en el PT. Mayora (9): Aaaaamigo, que partidún. Todavía está corriendo por Villa Biarritz. Destacadísimo. Pomoli (6): Hoy estaba para agregarle un 1 a su pilcha y que quedara con la “10”, metió asistencias Riquelmezcas y un golún. Soto (5): Como el Diego en Italia 90’, jugó con el tobillo jodido y rindió, principalmente atrás. Massa (3): Floja noche de Santiago, que no fue una Massa. Peleadísimo con el aro. Fernández (8): Su equipo sufrió un poco de más, pero en líneas generales cerró un gran partido, con una inteligente rotación llegó al cierre optimo y así lo ganó.

EL VAR

Andrés Laulhe, Gastón Rodríguez y Martin Fernández (7): Gran noche gran de la terna. Prácticamente sin errores, pitando una correcta falta antideportiva en el cierre, cuando no se suelen cobrar.

_______________________

Lo destacado

Podríamos ir con Tony Danridge y su rutina de lo extraordinario, pero decidimos quedarnos con el soberbio cierre y mejor partido de Manuel Mayora. Aaaaamigo, la intensidad con la que juega este nene, está en todos lados, llega a todas las ayudas y atrapes, es intensísimo en primera línea, además tiene un tiro de media más confiable que el de la mejor época del Pepe Mackiewicz, junto con un correctísimo tiro perimetral. En fin, una enorme evolución del pibe de Trouville que se convirtió en una pieza clave en el puzle de Chucarro, hoy aportando 16 puntitos – cinco de ellos consecutivos en el momento más jodido de la noche -, 6 rebotes y 2 asistencias.

Lo distinto

¿Lo distinto? Lo que nos hace laburar el DT del rojo con nuestro popular 1×1… Enorme y gran rotación de su plantel. Poniendo diez jugadores en cancha, y no solo esta noche, sino a lo largo de toda la Liga Uruguaya. Hoy jugó casi todo el segundo cuarto con un quinteto suplente y el equipo no desentonó, sino que amplió la ventaja y mejoró en determinados aspectos, principalmente elevando aún más la intensidad defensiva. Un plantel inteligente, generoso y de rol, las claves del Trouville de Germán Fernández que se lleva Lo Distinto no solo del match, sino del torneo, ya que ninguno en nuestra LUB hace jugar a diez jugadores de esta manera. Nos hace laburar más… 😠🤦‍♂😂