Aguada derrotó sin sobresaltos a Capitol en la vuelta a su búnker con un festín desde más allá de los 6.75. Una noche de carnaval completa para el pueblo aguatero.

Resumen del partido

El locatario sorprendió con Leandro García Morales como titular y en la primera que tuvo tras su lesión la mandó a guardar. La visita propuso una defensa en toda la cancha y eso generó pérdidas y nerviosismo en los minutos iniciales. La eficacia de Martín Trelles más el juego interno de Paul Harrison mostraron un arranque esperanzador. Los locales lograron serenarse y con la rotación del balón encontraron gol y eficacia desde más allá de los 6.75. De ahí en más el rojiverde mostró una supremacía superlativa ante su rival y disfrutó del buen básquet.

En el segundo cuarto el juego entró en una meseta en donde a Aguada ya no le era tan fácil anotar y en donde Capitol no aprovechaba para sumar. Davaunta Thomas era quien de a poco asumía en el equipo de Diego Cal. Su versatilidad provocaba que su rompimiento hacia al aro fuera temible y su oportunismo y eficacia hacían lo suyo cuando estaba alejado de frente al aro. El reingreso de Courtney Fells le dio tranquilidad a un equipo que estaba desnorteado. Las apariciones ofensivas de Sebastián Izaguirre fueron claves para que los locales vuelvan a respirar sobre el final del primer tiempo. Un triple y una asistencia más de Leandro permitieron que el rojiverde se vaya 53 a 45 arriba al descanso largo.

Lapidario 8 a 0 en un minuto generó que aplausos en Capelli y enojo y bronca para Cal que rápidamente solicitó tiempo e intentó reacomodar las piezas. Más allá de alguna intención por parte de Capitol de dar vuelta el trámite, el aguatero se afianzó aún más y por momentos fue una orquesta sin ningún tipo de quiebras. Con Mateo Sarni en la conducción, los locales gozaron de buen juego y tranquilidad a la hora de subir el balón. En el final del período se desdibujó el rojiverde y con un parcial de 12 a 0 se puso a tiro. En la última y sobre la chicharra, con muchísima fortuna, Federico Pereiras se la tiró y ayudado por la tabla la pelota entró para que estalle la tribuna en el cierre.

Para que siga el delirio de la Brava Muchachada, Aguada puso un 9 a 0 con dos triples de Leandro y uno de Sarni en apenas un minuto y monedas del último cuarto. Las bombas cayeron como dagas en el ánimo de Capitol y de ahí en más nada pudieorn hacer Cal y sus dirigidos. El juego continuó pero sin ningún sentido alguno. Ovaciones por doquier para un plantel aguatero que se quedó con el juego por 97 a 74 en una noche para encuadrar.

UNO x UNO

AGUADA

Bavosi (6): Condujo mejor a Aguada que Schumacher a su Ferrari 🏎️. García Morales (9): EL HOMBRE. Fells (4): El que más desentonó. Se engolosinó con el tiro en una noche que no fue de las suyas. Izaguirre (8): Contuvo en defensa y en ataque fue un arma letal. Mano hirviendo, especial para sacar el tallarín en el momento justo. Roberts (6): Sin deslumbrar fue importante desde todo punto de vista. Hoy jugó para el equipo. Sarni (7): El primer tiempo le costó. En el segundo tiempo dejó de lado su timidez y jugó como si tuviera 14 años de experiencia. Pereiras (8): Nacido en Biguá. Jugador hecho a medida para triunfar en el rojiverde. Fede, Aguada te ama. Battle (4): Jugador de rol. Potencia física garantizada y lectura de juego superlativa. Si entra en la química del plantel, va a dar que hablar. Castro, Santos, Viotti, Garay (-): Entraron con juego liquidado. Capelli (7): Manejó al plantel a piacere. Grita, ordena y da órdenes sin importar si gana por 25 o pierde por 10. ¡Qué intensidad Adrián!

CAPITOL

Lado (4): Aprovechó los momentos de sus compañeros. Le faltó gol. Trelles (5): Bailó con la más fea. Lo extrañaron. Thomas (8): Si Capitol tuvo chances en algún momento fue por él. Jugando en equipo o domando, siempre lastimó. Cuando se ocupó de lo que pasaba afuera decayó. Cáceres (6): Puntos importantes de un lado de la cancha. Sufrió toda la noche en el otro. Harrison (5): Se vio superado en los dos lados. Jugó enojado y repercutió en su rendimiento personal. Álvarez (4): Defendió muchísimo a pesar de los rendimientos de sus rivales con su lanzamiento. Tuvo poca cuota goleadora. Barriola (4): Un par de triples y poco más. Dio ventaja jugando de 4. Wenzel (2): No aportó en sus ingresos. Massoni, Casal (-): Pocos minutos y juego terminado. Cal (5): En el 1T siempre estuvo a tiro. La defensa en primera línea fue importante. El desgaste físico terminó matando a su plantel. Se vio superado en el complemento.

EL VAR

Pablo Sosa, Julio Dutra, Martín Fernández (5): Primer tiempo de excelencia. Se desdibujó en la segunda parte. Ningún pitazo erróneo cambió o pudo haber cambiado el trámite del juego.

_______________________

Lo destacado

La manito que tuvo el plantel aguatero es netamente envidiable. Los triples llegaban como bocanadas de aire cuando más lo necesitaba el plantel o en ráfagas más graves e imponentes que aquel 23 y 24 de agosto de 2005. 35 lanzamientos, 19 conversiones, un 52% de efectividad y un total de 57 puntos desde Saturno. Llega con viento en popa el lanzamiento exterior para un partido clave como lo va a ser el martes. La hinchada ya se lo hizo saber. Este martes cueste lo que cueste... 🎼🎶

Lo distinto

La gente llegaba al estadio aguatero con la incógnita de qué pasaba con Leandro. Sobre las 19 ya corrían imágenes en las redes que D11os estaba tirando. Algunos creían que iba a a completar el plantel, otros que jugaría los instantes finales y unos menos esperanzados confirmaban que ni se cambiaba. Lo cierto es que nadie imaginaba que sería de la partida. Atrevido él, agarró la primera y la mandó a guardar. Esa mano caprichosa ya no dolía, ya no le impedía jugar y la alegría florecía en la marea rojiverde. El talento es nato pero el profesionalismo se crea. Un distinto...