Nacional venció categóricamente a Defensor Sporting con una magnífica actuación de Hatila Passos, para estrenarse con victoria en el 2020.

Resumen del partido

Para el primer encuentro de ambos en 2020, Nacional tuvo el debut de Space, su nuevo foráneo, mientras que el fusionado tenía la baja de Ale Acosta. El tricolor comenzó mejor en cancha de Union Atlética, donde en los primeros cuatro minutos el tricolor pisó fuerte en la pintura con Hatila Passos y colocó dos bombas mediante Moglia y Souberbielle. De esa forma, el tricolor abría 10 con un parcial de 8-2. Defensor Sporting no le pudo hacer llegar la bola a Sosa y le costó anotar ante la rígida defensa bolsilluda. Tan así, que los de Zylberstein terminaron ganando el primer cuarto 22-10.

Con Passos en el banco el albo perdió gol y cometió algunos errores en defensa. El fusionado tuvo chispazos del boricua y mayores apariciones por parte de De Groat. Aún con mejoras, los dirigidos por Ponce no lograron acercarse a menos de diez puntos. Sobre el ocaso del primer tiempo, cuando el violeta amagaba con reaccionar y ponerse a tiro de la mano de Sosa, cayó un triplazo sobre la chicharra de Morrison para volver a abrir 13. El local estuvo por encima en todos los aspectos y se fue ganando cómodamente al segundo tiempo: 43-30. Nacional no quiso saber nada con un posible acercamiento en el tanteador por parte del contrincante y en los primeros tres minutos del tercero colocó un 12-2 para abrir 21 de diferencia. Con el tándem Hatila-Morrison encendido y una importante colaboración de los nacionales en ofensiva, el tricolor pasó por arriba al Defe, llegando a estar 24 puntos por encima en la mitad del período. Sin generación de gol, variantes en ataque ni juego colectivo, los de Parque Rodó sufrieron permanentemente y pese a los destellos de Sosa al término del penúltimo chico, nunca mostraron indicios de ponerse en juego. 70-51 con los últimos diez minutos por disputar.

Con una notoria superioridad en el score y rectángulo de juego, los de La Blanqueada no bajaron la guardia y a falta de 7:30 para el silbatazo final ya le ponían el broche al partido. Romero, Space y Morrison se encargaron de sentenciar el punto a favor de los suyos y la segunda mitad del cuarto fue meramente reglamentario, porque el partido estaba liquidado hace rato en la calle Velsen. 86-73 ganó Nacional, que debuta con victoria en el arranque del año y se entrevera entre los de arriba en la tabla de posiciones.

UNO x UNO

NACIONAL

Romero (9): Nos informan que siguió a Isaac Sosa hasta la casa luego del partido. Lo defendió notable y aportó puntos vitales del otro lado. Victoria con acento gallego. Moglia (7): Si hay fiesta de triples Santi está invitado, seguro. Manito caliente cuando más la precisaron. Morrison (8): Si el albo liquidó el match en el tercer cuarto fue en gran parte gracias a este hombre. On fire 🔥. Souberbielle (7): Tuvo un gran primer cuarto y participó constantemente en ataque. Sin brillar, fue muy importante. Passos (9): Le puso un cerrojo a la pintura y no dejó pasar a nadie, como un patovica en la puerta del boliche. Fue dominante en ambos costados. Destacado. Cabezas (6): Correcta actuación. Condujo y mostró ráfagas de lo que puede darle al tricolor. Space (7): Balance positivo en el debut. Inteligente para leer a pesar del poco conocimiento del equipo y sus compañeros. Debe ajustar su defensa. Ruíz (-): Minuto y poquito en cancha. Zylbersztein (7): Notable planteo defensivo sobre Sosa y Dawson. A partir de allí encontró gol por todos lados y dominó de punta a punta.

DEFENSOR SPORTING

García (5): Conciso en el armado. Tímido en sus resoluciones. Debe dar un paso adelante cuando los extranjeros no aparecen. Dotti (3): Desprolijo. No grativó en ningún momento. Sosa (5): Sus números mienten más que político en campaña. Fue bien defendido y no pudo ser el de siempre. Lo extrañaron un montón. De Groat (4): Fue el que más quiso y por consiguiente el que más se equivocó. No estuvo fino. Dawson (2): Jugó a la sombra de Hatila. Perdón, nos corregimos; ¿Llegó a jugar? Desaparecido. Pereyra (4): Ingresó para dar orden y no lo consiguió. Entre el alboroto dejó buenas sensaciones. Bastón (3): Intrascendente. Ottonello (4): Entró enchufado. Pudo haber tenido más minutos. Ponce (5): Su equipo no tuvo gol ni variantes cuando las figuras no aparecieron. Jamás se metió en el encuentro.

EL VAR

Diego Borghini, Andrés Laulhe y Alejandra Godoy (6): El trámite ayudó para que su actuación no tuviera grandes polémicas ni cuestionamientos.

_______________________

Lo destacado

La zona pintada del gimnasio de la UA fue la Europa Occidental reinada por Atila hace aproximadamente 1500 años. ¿Las mediaciones del aro? Su trono. Para los que andaban flojos en historia, el rey Atila fue el gobernador más poderoso del imperio huno, que lideró el viejo continente durante el siglo quinto. Hoy lo tuvo Nacional. Reencarnó en el nacionalizado y se adueñó de las tablas para liderar a su tribu hacia la victoria. 18 puntos, 12 rebotes y 8/9 en tiros de campo para una incidencia directa en el resultado final. Volvió Atila, pero con una ‘H’ adelante.

Lo distinto

“Mejor prevenir que curar” es lo que dice el dicho. Pues a Diego García le gusta aplicar esa frase al pie de la letra y tras el encuentro se quedó casi cuarenta minutos después del cotejo estirando al costado del banco visitante. En las tribunas ya no quedaba un alma y los periodistas se iban despidiendo. Mientras tanto, el base del fusionado hacía lo suyo. Metidito. Para la próxima debe tener cuidado, porque donde cierren las puertas del club y Dieguito se quede adentro estirando cuádriceps, puede quedarse trancado adentro y ni se entera.