La primera mitad de la semana de la LBM se fue con un par de vueltas. Además, se jugó el tradicional torneo de triples, todo te lo contamos en nuestro clásico informe.

Divisional A

All In cerró las finales con un contundente 2-0, en donde tras perder en los dos juegos de fase regular ante Capitol, logró derrotarlo para alzar su primera copa de la divisional de privilegio. Fue en cifras de 68-56.

Arranque parejo y desprolijo en donde destacaron Gonzalo Moreira de un lado, y Diego Pratto del otro. El ingreso de Efraín Agarbado hizo no monopolizar tanto el goleo en manos de Pratto, mientras que Daniel Pascher, entró a colaborar con Mario Garrido en la pintura, para controlar a Carlos Elhordoy. En ataque, Pascher logró también ser importante, y Federico Lurner, entró para robar y anotar una bandeja sobre el cierre del primer cuarto, con la que el vencedor abrió 4.

Los emparentados con Olimpia dieron el tono defensivo en el segundo período, dificultando mucho a un malhumorado blanquinegro a la hora de convertir. Agarbado manejó los hilos del equipo y Lurner sumó un importante triple, para que los suyos estiraran a 10.

Capitol cuando pudo ser intenso y presionar toda la cancha, llegó a colocarse a 5 con un buen ingreso de Emiliano Brocal, pero chocó con un All In que volvió a encontrar anotaciones de Pratto. A pesar de la diferencia a favor, el campeón siguió controlando el ritmo a su gusto, haciéndolo rápido, en donde sacó ventajas. La renta llegó a ser de 14, pero los de El Prado, empujando y con mucha garra, cerraron a 8 el tercero.

La pintura negra fue clave en el cierre del juego. Pascher se hizo pesado adentro para aumentar, pero del otro lado, respondió Alexis Rosano con un seguro tiro de la cabeza de la llave para ponerse a 2. Conversiones de afuera, permitieron al ganador abrir la defensa y cuando los tiros fueron afuera, Mario Garrido logró castigar con puntos de segunda oportunidad. Los de Colón no bajaron el ritmo y pese alguna desprolijidad y apuro, fueron seguros en ofensiva, no permitiendo la reacción rival.

De esta forma, All In se quedó con su primer título en primera, finalizando invicto la postemporada, al terminar tercero la fase regular. La temporada la cerró con un récord de 13-3, con destacados partidos, como la dura serie revertida ante Cutcsa, producto de la ventaja deportiva de su rival, y la que supo dejar por el camino al bicampeón Bulldog, en dos juegos cerrados.

Diego Pratto fue el goleador con 22 puntos y además fue galardonado como el MVP del torneo.

Divisional C

Dejan Bodiroga se consagró campeón, siendo el único equipo en alzar los dos trofeos de su divisional en 2019. Tras superar a Aleti Torrente en la definición de la “D”, superó en un escalón superior a CAP Amateur, en unas finales que cerró por 2-0, pero que tuvieron una gran paridad. La segunda se la quedó por 55-54.

El inicio marcó a un aurinegro superior, con un Joaquín Sansberro que comenzó pesando en el bajo. Facundo Alonso apareció en el juego, y sumado a los triples de Ignacio Lens, Bodiroga colocó un 15-7 para pasar a ganar al término del primer cuarto. El segundo fue deslucido, en donde el Carbonero supo achicar una unidad la desventaja, con un triple de Pablo Rodríguez (28-27).

El Mirasol logró pasar por 3 de cara a los diez minutos finales, con libres de Guido Fernández, en un tercero que no levantó el juego. Nuevamente de la mano de Sansberro, fue el Manya quien abrió 5 a tres minutos del cierre. Facundo Roselli con penetración, sumado a un 2+1 de Mateo Ponce De León, igualaron rápidamente el juego con 1:10 en el reloj por jugar. Sansberro otra vez le dio la ventaja a CAP Amateur, pero del otro lado, Gabriel Sánchez se quedó con un rebote ofensivo tras dos libres afuera, sacó falta, y sí colocó ambos para otra vez poner tablas en el marcador. En cancha contraria, Bruno Álvarez encestó solo uno y Ponce De León, con un doble de espaldas, se terminó consagrando como el héroe, anotando la bola del partido. Con 16 segundos para el cierre, la defensa de los serbios fue efectiva, que festejaron con su segunda copa en 2019.

Dejan Bodiroga cerró la temporada con récord de 12-4, al barrer en la final a un rival que lo había vencido las dos veces en fase regular.

Facundo Alonso fue galardonado como el MVP de la divisional.

Torneo de triples

Juan Bianchi de Whisky se quedó con el tradicional torneo, al convertir 14 puntos en la final ante Juan Carlos Zaballa de New Drinkers.

Bianchi fue de menos a más en la competición, clasificó con el puntaje mínimo de 9 a la segunda ronda, en donde tiró primero y ya subió la vara con 14 tantos. Los 17 de Zaballa, que había sido la mano más segura de la primera rueda, dejaron afuera a los 12 de Andrés Colombo de Rip City que quedó tercero.

En la final, fue el hombre de Whisky el más regular, mientras que el de New Drinkers, empeoró su marca de la ronda anterior y se quedó con la segunda ubicación.