Con una mano incendiaria de tres puntos cuando Olivol más lo necesitaba, Nicolás Carabajal fue pieza fundamental del triunfo del mundialista frente a Urupan y del título de campeón DTA 2019.

Sobre los triples en cuestión, dijo que “normalmente no asumo mucho de tiros largos, mi trabajo es más que nada fajarme abajo, tratar de ganar rebotes y si puedo meter algún doble porque el equipo cuenta con buenos tiradores, pero si tengo que abrirme a tirar y entran lo voy a seguir haciendo”

También habló sobre el oponente de esta noche “Urupan es un rival más que digno. Muy difícil. Nos había ganado los dos partidos que jugamos contra ellos antes, pero hoy teníamos que salir con toda de una y eso hicimos”

Por último, evaluó su temporada en la DTA “si bien al principio jugaba poco, desde que asumió Martín (Sedes) entré en confianza, tuve cada vez más minutos y no defraudé cuando el equipo me necesitaba”