Con Matías Calfani como titular, los Kawasaki Brave Thunders le ganaron a Nagaya Diamon Dolphins de visitantes con score bajísimo.

En el primero de los juegos en jornadas consecutivas, las acciones comenzaron parejas. Las máximas de cuatro puntos para cada lado, mostraron los 10 minutos más goleados. El 22 a 20 favorable a los Thunders mantenía la expectativa alta para el resto del partido.

Ya el segundo chico tuvo 1:30 sin anotaciones por ningún lado. Pero el equipo de nuestro compatriota empezó a calibrar la mira. El parcial de 7-0 los puso arriba por 29-23 con 7 minutos para cerrar la mitad. Los Dolphins se repusieron bien a partir de la defensa, dejando seco a su rival por 120 segundos y aprovechando para pasar al frente por seis. De cara al descanso largo la ventaja mínima era locataria (40 a 39).

A la vuelta de los vestuarios, nuevamente ambos arrancaron fuera de ritmo y con sequías anotadoras de largo alcance. Buenos minutos de Fazekas y Tsuji contribuyeron para los del ex Biguá y Malvín, que entraran ganando al último por 52-50.

Dentro del bajo goleo, la paridad se mantendría hasta el final ya que los seis de renta visitante promediando el epílogo no resultaron definitivos. Gracias a un doble de Burrell la distancia volvió a ser de una unidad con 1:43 restantes. Nagaya tuvo varias chances para pasar a comandar las acciones pero sin efectividad. El libre convertido por Shinoyama puso el resultado definitivo y la victoria para Kawasaki Brave Thunders por 69 a 67.

Matías Calfani totalizó 9 puntos, 6 rebotes, 3 asistencias, un robo e igual número de bloqueos en 26:42 en cancha.