Defensor Sporting se consagró campeón en la Copa de Oro de Cadetes de Serie 1.

Tras vencer el martes en el escenario playero, el fusionado sabía que un triunfo en casa era lo necesario para festejar el título. Los de Rodrigo Marín saltaron a la cancha con Franco Pisciottano, Juani Baldenegro, Nicolás Daluz, Mateo Bianchi e Ignacio Mallarine; al tiempo que Horacio “Chato” Martínez mandó a la cancha a Pedro Mendive, Juan Olave, Joaquín Rodríguez, Rafael Previatti y Marcelo Rosas.

En primer cuarto fue intenso y con mucho ritmo. El playero plantó una zona de arranque que Defensor supo romper moviendo la bola y encontrando gol exterior de la mano de Baldenegro y Pisciottano, además de ser muy efectivo en la transición ofensiva. Malvín encontró segundos tiros de Previatti y principalmente un gran arranque de Mendive que anotó 14 puntos en los primeros diez minutos. Un buen ingreso de Michaelsson le permitió al local irse 28-24 arriba al primer descanso.

Felipe Serdio manejó bien las ofensivas de la visita, y con un par de bombazos del propio base el playero pasó a ganar. Sporting recuperó desde la defensa y aprovechando que Malvín volvió a defender en zona Camilo Alfaro anotó desde más allá de los 6.75, buscando también la ventaja de Bianchi en el poste alto para repartir juego. Con robos de Pisciottano y Daluz, más un bombazo de Michaelsson, Defensor amplió diferencias y llegó al descanso largo 54-41.

Un 10-0 le dio máxima de 23 a los de Marín, pero a partir de allí la visita extendió la presión, comenzó a encontrar ventaja con Rosas en el juego interior y tuvo buenos aportes de Previatti para redondear un 20-6 que lo dejaba a apenas 9 puntos, 70-61, de cara al período final.

Si bien el playero llegó a ponerse a cinco tras un triple de Mendive, Sporting volvió a afirmarse en cancha con un buen reingreso de Juani Baldenegro. Un triple del sanducero Nicolás Daluz volvió a llevar la ventaja a 15 puntos, y si bien Malvín echó el resto y Serdio puso dos triples, el fusionado controló el juego. Una volcada de Mateo Bianchi a falta de poco menos de un minuto puso el 90-77 final y desató los festejos de Defensor Sporting.

En el ganador se destacaron los 27 puntos de Lucas Michaelsson, 17 de Nicolás Daluz, 12 de Mateo Bianchi y 11 de Juani Baldenegro. Los goleadores de Malvín fueron Pedro Mendive con 19 unidades, Marcelo Rosas y Felipe Serdio con 14.

 

Nota con Lucas Michaelsson: “Todos nos complementamos, por eso nos llevamos el campeonato

“Fue increíble, hace años que veníamos llegando a la final pero perdíamos, sabíamos que ya se nos iba a dar y este fue el año” dijo Lucas en medio a los festejos, apenas minutos después de bajarse del aro y dar la vuelta olímpica.

Al hablar de la temporada comentó: “Fue un año largo, complicado para nosotros igual, tuvimos buenos momentos y también malos, pero terminamos de la mejor manera”.

El base se refirió a las finales con Malvín: “Allá fue difícil pero nos lo pudimos llevar al final. Hoy pesó la localía, en casa nos sentimos bien siempre.

“Me sentí bien y creo que estuve en buen nivel, pero hay que seguir siempre” dijo sobre su destacado aporte en estos juegos decisivos.

“La verdad es un lindo grupo, todos tirando para adelante todo el año. Somos un equipo largo donde todos nos complementamos, por eso nos llevamos el campeonato” terminó diciendo Lucas, mientras sus compañeros cantaban de fondo dedicando el triunfo a Felipe Saralegui, integrante del plantel que fue operado de la rodilla justamente en el día del título.