En la consagración de Malvín en la serie LUB del Torneo Sub 23, dos de los que estuvieron toda la temporada con el equipo, Rodrigo Coelho y Juan Diego Cabillón, hablaron con Básquet Total.

Juan Diego Cabillón

Por Gonzalo Martini

Sobre lograr el título tras un gran partido dijo: "Increíble. Muy a gusto, porque lograr esto con un grupo de amigos en un club que nos da todo es algo muy importante. Fue un partido muy lindo de jugar, de verlo creo que también. Somos dos buenos equipos, ellos fueron superiores en un momento, pero teníamos las herramientas y lo supimos traer para llevárnoslo, lo cerramos mejor nosotros".

En cuanto a la clave para revertir el resultado en el transcurso del encuentro comentó: "Te diría que fue Nicola (Pomoli) (risas), pero la defensa también fue muy importante. Bruno (Acosta) también tuvo un buen pasaje, metió como tres triples al hilo, pero al fin y al cabo, lo importantes es que todos sumamos desde nuestro lugar, cada uno aportando un poco de los suyo, así las cosas salen, es la mejor manera".

"Es muy lindo vivir esto. Más allá de ganar o perder, disputar este tipo de instancias con amigos es lo más lindo que hay. Además, el marco de público era bueno y estaba la tele también, eso lo hace un partido totalmente distinto, que por surte logramos llevarnos para estar festejando ahora", continuó diciendo el perimetral del playero.

Al referirse a la preparación previa al juego, contó: "No teníamos casi nada armado para hoy, porque veníamos entrenando todos con la primera, pero sí teníamos bastante claro cuales iban a ser las claves del partido. La intensidad que iba a ser necesaria tener, hacer lo posible para frenar a Rojas en el otro costado y ver como cerrar esos circuitos de Biguá, que por momentos es lo que más nos complicó, y desde nos sacaron la ventaja ellos".

Acerca de la importancia que esto tiene dentro del club, explicó: "Uno siempre quiere hacer esto, estar acá, jugar esta clase de partidos, pero la realidad es que solo dos equipos llegan, y no te digo que estaba completamente seguro, pero quería llegar hasta acá sin dudas. Siempre fue el objetivo y cumplimos, no cerramos con el plantel completo, pero por surte pudimos lograr el campeonato, porque para Malvín siempre es una obligación ir a buscar el título, y me quedo contento porque cumplimos una vez más".

"Sufrimos muchas bajas importantes a lo largo del año, de jugadores que eran titulares y varios suplentes que daban una gran mano en sus ingresos. Pero creo que tenemos una profundidad tremenda, con la que supimos suplirlos en distintos tramos del torneo. Además, hay un montón de gurises más chicos en formativas, que también pueden aportar acá, aunque está claro que no van a hacer lo mismo que en su categoría. Pero tienen un granito de arena para aportar, y eso ya es muy importante para nosotros", concluyó.

Rodrigo Coelho

Por Santiago Benítez

El jugador en su último año cómo juvenil expresó el sentir apenas finalizado el partido: “Es indescriptible esto, estoy muy feliz. Cumplimos la meta por la cual trabajamos todo el año, sabíamos que iba a ser un partido muy difícil porque ellos tenían más tamaño que nosotros y su juego iba a ser abajo con Rojas y Arregui, qué por suerte se cargó rápido de faltas. Mi objetivo principal era ser campeón de Sub 23 y se logró. Estamos súper contentos, el trabajo de todo el año que dio sus frutos”.

Biguá es un equipo qué en esta final tenía muchos jugadores que tienen varios minutos en primera, en cambio Malvín solo tenía a Nicola Pomoli cómo amplia figura, pero esto no influyó en el conjunto de la playa que salió con todo para llevarse el título: “Nosotros salimos a la cancha a ganar, es verdad que Pomoli acapara mucho la atención, sabe resolver con la pelota, es muy agresivo y da tremenda mano al equipo. Nosotros estamos para ayudar, aportar nuestros puntitos y defender duro para ganar”.

Rodrigo es un jugador de gran trayectoria dentro de Malvín desde muy pequeño y siente los colores del club en lo más profundo. Desde pequeño sabe lo que es ser campeón: “Entrenamos para ser campeón, siempre, en cualquier categoría. Yo estoy en el club desde los 7 años, el año pasado logre el título en Sub 23 y Juveniles, este año volví a lograr el Sub 23 y estamos peleando en Juveniles un año más. Son los objetivos del año en cada entrenamiento y es muy satisfactorio lograrlos”.

Para terminar, consultado sobre que es Malvín para él fue muy contundente: “Es mi segunda casa”.