Tras estar 22 puntos abajo, en un último cuarto infartante Capurro revirtió la diferencia y le ganó a San Telmo con gran actuación de Federico Cholaquides y Agustín Amaral.

Resumen del partido

Sabiéndose rivales en Playoffs, el Santo fue a confirmar la ventaja deportiva en la serie, mientras que los de Di Genio buscaban el milagro de ganar por más de 21 y comenzar 1-0 arriba el cruce. Tal vez todos estos factores causaron que cuando la naranja fue al aire el clima no fuera el de un partido. Sin despeinarse mucho los de la calle Cardal hicieron uso de las cortinas para desmarcarse fácilmente y tirar de tres para poner un 8-0 en minutos. Vale aclarar que las defensas de ambos fueron muy estáticas, al igual que los ataques, lo que hizo un poco lento y aburrido el trámite. El rojinegro acortó diferencias con algún doble y falta pero poca cosa más. El “Postre” Pereira estuvo inspirado para llevar a su equipo a abrir la máxima de 13 unidades y llevar los hilos del juego con tranquilidad, más de la que ya había en cancha. Sin un solo minuto de tiempo pedido y jugando casi que de corrido, Amaral se hizo responsable de su equipo para terminar el primer chico cayendo solo por diez, 29-19. Nada cambió en el segundo cuarto. Un enorme ingreso de Mateo Giano aumentó la brecha a 19, para que el primer minuto de tiempo llegara. Ambos técnicos empezaron a meter mano en el banco con resultados muy distintos. Mientras el Santo encontró varias armas de gol, los locales no tuvieron más que algún aporte de Conde. Sin altibajos se fue la primera mitad, que terminó 56-37 a favor de San Telmo.

Mateo Orta fue sinónimo de Capurro en el complemento. Con cuatro triples del hombre de barba frondosa todo se hizo un poquito más parejo, aunque en el otro tablero Rodríguez y Pereira estaban haciendo destrozos. En un arranque de furia, Amaral pisó el acelerador y con él se fue todo el cuadro. Corrió, penetró y fue con todo a cada rebote para que inesperadamente quedaran a 11, diferencia con la que se fueron al chico final, 80-69. Ambos conjuntos se guardaron todo para el último período. Sebastián Vechtas con dos tiros pareció sentenciar el juego pero el rojinegro tenía planeado algo distinto. San Telmo confundió todo en el cierre, tomó malos tiros, se apuró e hizo cualquier cosa. El local aprovechó y ahí arrancó el showtime de Cholaquides, quien fue bien acompañado por Orta y Amaral. Dos libres y un triple del “Chola” pusieron en tablas el tanteador e hicieron enloquecer a la gente del Capu que no podía creer lo que estaba viendo. Él mismo puso el doble para pasar al frente por primera vez en la noche con 34 segundos para el cierre. El ocaso no fue apto para cardíacos. Los de Di Genio erraron dos libres, ganaron el rebote ofensivo, los volvieron a cortar y erraron dos libres más. En la recarga el cuadro visitante erró y volvió a cometer una infracción. Amaral puso una de las dos oportunidades para firmar un 99-97 y quedarse con el punto.

UNO x UNO

CAPURRO

Castro (5): Aceptable. Martínez (4): Jugó muy poquito, flojo. Cholaquides (10): Vamos a hablar en el destacado, pero hay que ponerse de pie cada vez que se lo nombre. Gentini (6): Arrancó medio entreverado en ataque y flojo en defensa. Se fue acomodando e hizo un gran 2T. Amaral (8): El “2” para Cholaquides. También fue el motor de arranque para el equipo en el tercer cuarto. Sánchez (3): No se encontró en cancha. Orta (7): Si no fuera porque es blanco como un papel, con esa barba tranquilamente pasa por James Harden, pero con mejores porcentajes de tres… Conde (6): Más que correcto partido. Picasso (-): Casi no estuvo en cancha, no pudo pintar. Di Genio (8): Aunque en el 1T parecía que quería terminar el partido cuanto antes, supo despertar al equipo y potenciarlo con jugadores del banco, sobre todo en el 3C.

SAN TELMO

Rivas (6): Buen partido. Pernas (5): Fue intermitente. Pudo haber ayudado más. Pereira (8): El aro parecía una piscina por momentos. En el primer tiempo sus defensores solo sonreían incrédulos cada vez que metía un triple. Rodríguez (7): Otro inspirado. Sus últimos minutos tal vez no fueron de lo mejor. Marchelli (4): Definitivamente no fue su noche. Giano (6): Entró encendido pero no pudo mantener ese nivel en el 2T. López (6): Cumplió con creces. Vechtas (7): Mantuvo al equipo con vida en el último cuarto. Aun así no sirvió. Dumpierrez (5): Aceptable. Piñeiro (6): Buenos minutos, pero pocos. Riera (5): Tal vez se relajó un poco con semejante diferencia. No supo hacer reaccionar al equipo cuando la brecha se acortó.

EL VAR

Daniel Borio, Ignacio Pérez, Virginia Pereyra (7): Si nos ponemos a hilar fino, pudieron tener algún que otro error pero no incidieron en nada. El cierre fue inmaculado.

_______________________

Lo destacado

Cholaquides… qué loco que estás! Hizo un partido bueno y con un rendimiento constante, pero apareció cuando tenía que hacerlo. A decir verdad el partido parecía liquidado, no había luz al final del túnel para Capurro que durmió la siesta más de 25 minutos del partido. Así todo, apareció EL hombre, con mayúsculas. Puso 7 puntos para empatar y pasar, pero además cerró el partido con 30 unidades, 9 rebotes y 9 asistencias. La quemó todita.

Lo distinto

Cuando uno abraza este hermoso deporte y a una institución, con el tiempo se hace casi imposible separarse de ellos. Tal es el caso de Blanca, esposa del actual e histórico presidente de Verdirrojo. Ayer cumplió 81 años y hoy aunque no juega su amado equipo, no podía alejarse de la cancha. Miró el encuentro, vibró con él como cualquiera de nosotros que ama el basquetbol y después charló con nosotros. Tiene casi el mismo tiempo de socia del club, que años. “Ya casi no quedan de los primeros socios. Soy como Mirtha Legrand, los voy enterrando a todos” dice. Además sigue a verdirrojo sin importar la categoría aunque “ya estoy vieja para esto. Los domingos en la mañana no vengo pero a partir del mediodía estoy con los chiquilines”. Creo que se convirtió en la abuela de muchos ya… menos de nuestra fotógrafa, a quien casi echa cuando le contó hincha de qué cuadros era 😂.