Mateo Bianchi, uno de los referentes de la Selección U17, conversó con Básquet Total luego de obtener la medalla de bronce en el Sudamericano.

El lungo ala-pívot nos contó sus primeras sensaciones luego de cumplir con el objetivo de subirse al podio: “Principalmente felicidad y satisfacción por haber llegado hasta ahí y haber conseguido el objetivo de clasificar al Premundial”.

El juego ante Ecuador fue complicado y tuvo a los celestes corriendo de atrás durante más de 25 minutos. Bianchi se refirió a cómo vivió el partido: “Al principio me bloqueé bastante pero después cuando empezaron a salir las cosas nuestro juego empezó a fluir más y pudimos jugar mejor”.

Sobre cómo vio al equipo a lo largo de toda la semana, expresó: “Primero que nada queda la sensación que podríamos haber ganado con Argentina o con Brasil y haber llegado a más, pero igualmente veo un equipo muy compacto y que puede competir con equipos más fuertes”.

“Debemos seguir mejorando defensivamente, jugando más colectivamente y mejorando nuestro físico principalmente” reflexionó acerca de los desafíos de la generación de cara al Premundial del año próximo.

Para terminar, hizo una breve evaluación de su desempeño: “Personalmente me vi bien, me tocó jugar de 4 o 5 porque era lo que el equipo necesitaba y siento que hice bien mi trabajo”, y no evitó la inevitable pregunta respecto a su futuro: “Pensando en mi crecimiento tengo la mirada en el exterior, sin destino todavía”.