Por el torneo femenino U19, Bohemios derrotó a Defensor por 66-58 en la primera final al mejor de tres, con una soberbia actuación de Florencia Niski. Tras la victoria también charlamos con Carolina Curbelo.

Con calor dentro y fuera de la cancha fue la naranja al aire. Parejo y bien jugado fue el arranque. El fusionado explotó el juego interno con un goleo bastante repartido para liderar los primeros minutos, sacando una máxima de hasta cinco unidades. A partir de allí las marronas ajustaron las marcas y mejoraron bastante la selección de tiro, manteniendo buenos porcentajes desde media y larga distancia y de esta manera inclinaron la balanza para su lado para terminar el primer chico 17-13 al frente.

Al regreso el ritmo y la intensidad se mantuvieron pero el tanteador no lo reflejó. Es que la defensa empezó a ser lo más importante en ese momento. Con algún que otro triple para cada lado pero con poca cosa más se fue la primera mitad, 27-23 para el local. El quiebre fue en el tercer período. Una defensa férrea sobre las perimetrales por parte de las dueñas de casa dejó a su rival sin opción para anotar. Mientras que en ofensiva el espectáculo lo brindó Florencia Niski, que goleó, asistió y hasta mostró algún que otro lujo. Con sus 17 puntos en el cuarto Bohemios se fue al cierre ganando por 48 a 38, pese a los buenos minutos que Camila Panetta venía teniendo en la otra mitad de la cancha.

Niski siguió quemándola y el marrón encontró puntos desde ataques rápidos también, lo que llevó a una máxima de 17 unidades. En este punto vale destacar la actitud de las jugadoras violetas al mantener la intensidad en la marca. Con Gianina Tiscornia como líder del equipo en defensa y ataque, las de Punta Carretas acortaron la brecha para terminar el juego solo ocho abajo. Fue triunfo para las de Pocitos, por 66-58.

 

Nota con Carolina Curbelo: "Bohemios tienen un espacio en mi corazón"

Finalizado el juego, hablamos con Carolina Curbelo, jugadora albimarrón, quien analizó los motivos para el triunfo: “Cuando nos pusimos a defender logramos correr la cancha. Tenemos jugadoras rapidísimas y muy buenas en todo sentido. Entonces pienso que en base en la defensa, explotamos todas nuestras virtudes para sacar una ventaja”.

“Sabíamos que iba a ser complicado, ellas venían de ganarle a Malvín y no cualquiera lo hace. No habíamos hablado mucho más en realidad porque el jueves recién supimos contra quien ibamos, pero vinimos a jugar de igual a igual porque queremos salir campeón”, agregó sobre el rival, y lo rápido que se dio todo.

De cara al futuro, la número 13 fue crítica y contó las cosas a mejorar para la próxima final: “Tendríamos que preparar mejor las jugadas, y la salida con presión. En realidad tenemos que meterle mejor actitud, siendo sincera. En el arranque nos metieron más del 50% de lo que tiraban porque no defendimos”.

Sin duda la figura de la tarde fue Florencia Niski. Carolina se refirió a ella y todo lo que le aporta al equipo: “Es una jugadora rapidísima, explosiva y muy inteligente también. Es nuestra base natural. Tenemos a Josefina (Zeballos) también, pero hoy la marcaron bien y por suerte Flor tiene la capacidad y se puso el equipo al hombro”.

Luego también habló de sus compañeras y la institución: “Me encanta estar acá porque estoy jugando con mis compañeras, que son mis amigas. Bohemios es quien me abrió las puertas, mi primer club, entonces tiene un espacio en mi corazón”.

Saliendo un poco del torneo, le consultamos por el Sudamericano U17, del cual participó, y esto fue lo que dijo: “Capaz que la gente tenía expectativas muy altas, pero para nosotros fue un logro gigante. Llevábamos ocho años sin ganar en un sudamericano, y nosotros ganamos tres. Nunca se le había ganado a Para guay, y menos a Chile que venía en constante crecimiento, eso fue un logro gigante. La gente no lo ve así porque no tiene idea de la historia, y de lo difícil que es”.

“A mí me encantó. Fue el primer sudamericano que tuve minutos, que me sentí parte y tuve responsabilidad. Porque estar en la selección está buenísimo y todo, pero por primera vez no fui “a pasear” y eso fue una caricia”, sentenció, agradeciendo por la participación y la experiencia.