Auriblanco venció a domicilio a Olivol Mundial y comenzó la Liguilla de la mejor manera. En el ganador se destacó la actuación del salteño Luca Magnone.

Resumen del partido

Por la primera fecha de la Liguilla de la DTA se enfrentaban Olivol Mundial y Auriblanco. Los primeros llegaban como escoltas del líder Urupan y en su última presentación habían vencido en condición de visitante a Montevideo. Por su parte, los segundos aseguraron su clasificación entre los seis mejores en el cierre de la fase regular, luego de vencer en su casa a Albatros.

Los dirigidos por Martín Sedes comenzaron con Marcelo Nessi, Rodrigo Cardozo, Emiliano González, Damián Mujica y Nicolás Carabajal. Mientras tanto, los comandados por Mauricio Rodríguez saltaron a la cancha con Martín Andrade, Luca Magnone, Iñaki Erroizarena, Andrés Jones y Federico Ledanis. Los encargados de impartir justicia fueron Álvaro Labiuza, Martín Guberna y Luis González.

El encuentro disputado en la Bombonerita presentó un inicio favorable al elenco locatario, que con una buena circulación de balón, más el high-low que plasmaban Damián Mujica y Nicolás Carabajal, conseguía abrir la primera ventaja de la noche. El conjunto visitante tenía problemas a la hora de defender el juego interior de su adeversario, mientras que en el otro costado no tomaban buenos tiros. De un momento para otro, el partido dio un giro de 180°, ya que el dueño de casa se quedó literlamente sin gol y los papales fueron encontrando una mayor fluidez ofensiva. En un lapso de cinco minutos, los de la calle Princivalle colocaron un contundente parcial de 16-0, que les daba la posibilidad de pasar de perder por seis a ganar por diez. En ese pasaje fue sumamente importante el aporte ofensivo de la doble base conformada por Martín Andrade y Luca Magnone. Con un buen ingreso desde el banco de Agustín Britos, el mundialista parecía concretar una rápida reacción. No obstante, un par de bombas de Álvaro Taibo, Auriblanco lograba marcharse al descanso largo al frente en el marcador por 41 a 31.

En el arranque del complemento, la visita conseguía incrementar aún más la diferencia en el electrónico, gracias a dos bombas al hilo en las manos de Magnone y Andrade. Con Emiliano González y Rodrigo Cardozo como líderes anímicos, los de Millán y Sitio Grande, buscaban contagiar a su gente de adentro hacia afuera. A pesar de ello, los dirigidos por Martín Sedes no terminaban de encontrar el rumbo, dependiendo en exceso de lo que pudieran generar sus individualidades. Entre el cierre del tercer cuarto y el comienzo del último, los comandados por Mauricio Rodríguez sacaron la máxima de 19 puntos (70-51), que prácticamente sentenciaba el partido. El dueño de casa no se dio por vencido y por todos los medios, siguió intentando ir por el milagro. Sin embargo, Magnone y compañia se mantuvieron muy firmes, evitando cualquier tipo de reacción por parte de su adversario. Sobre el final del compromiso, Marcelo Nessi se fue expulsado, luego de salivar al base salteño, tras cometer su quinta falta personal. Finalmente, Auriblanco se terminó quedando con la victoria por 82 a 67 y de esa manera arrancó la Liguilla con el pie derecho.

 

UNO x UNO

OLIVOL MUNDIAL

Nessi (2): No le salió absolutamente nada en ataque. Su tonta expulsión puede complicar a su equipo en el futuro. Cardozo (5): Fue de menos a más. Pasó desapercibido en la primera mitad, mientras que en el complemento fue de lo poco rescatable del mundialista. Los libres errados le bajan un punto. González (6): Por momentos fue la única vía clara de gol de su equipo. No logró desnivelar en el poste, cuando tenía ventaja sobre sus defensores. Mujica (3): Tomó demasiados tiros. En defensa se vio superado, por Ledanis en el low y por Jones en el high. Carabajal (5): En el inicio pesó en la zona pintada. Pudo tener algún minuto más en el complemento. Britos (6): Le dio intensidad al equipo desde el banco. Desfachatado a la hora de atacar el aro. Finocchietti (5): La primera que tocó se la gatilló. La segunda la mandó a guardar. De Cola, Araújo y Fernández (): Poco tiempo en cancha. Sedes (3): La ausencia de Ángel Varela lo dejó sin gol perimetral. Defensivamente no encontró variantes, sufrió de la misma manera tanto al hombre como en zona.

AURIBLANCO

Andrade (6): Seguridad en el traslado. Subía la bola en un camión blindado. Magnone (9): El Destacado. Apagaron las luces de la Bombonerita, pero él seguía tirando libres. Erroizarena (7): Llenó varios casilleros. Erró muchos triples, pero metió uno importante, que gritó con alma y vida. Jones (5): Es el entrenador dentro de la cancha. Hoy, el tirito de cuarta se tomó una pequeña licencia. Ledanis (6): Importante en ambos tableros. Ganó ampliamente el duelo de “pesos pesados” que tuvo con Mujica. Taibo (6): Puso dos bombas con la mano de su defensor en la cara. Ni Kobe se animó a tanto. D’Jellatian (5): Cumplió lo que le pidió su entrenador. Defender, rebotear y cortinar, los verbos que mejor sabe conjugar. I. Marote y Giroldi (-): Escasa participación. Rodríguez (7): Explotó al máximo las falencias defensivas de su rival. En todo momento buscó desgastar a un equipo que tenía una escasa rotación.

EL VAR

Álvaro Labiuza, Martín Guberna y Luis González (4): Demasiados errores de apreciación. La quinta falta personal de Ledanis la sacaron de la galera. Acertaron en la expulsión de Nessi sobre el cierre del partido.

_______________________

Lo destacado

La selección uruguaya de fútbol tuvo en la jornada de ayer el regreso de Luis Suárez y Edinsón Cavani, dos de los mejores delanteros del mundo, ambos nacidos en Salto. Esa noche, otra de las figuras del departamento, Nicolás Mazzarino tuvo una actuación descollante en el triunfo de Malvín sobre Nacional. Luca Magnone no quiso ser menos que sus paisanos, por lo tanto decidió mantener la bandera bien alto, siendo la gran figura de Auriblanco para vencer a domicilio a Olivol Mundial. El base la rompió absolutamente toda, aportando 29 puntos, 8 rebotes, 4 asistencias y 2 robos, para una valoración de 29. El ex jugador de Aguada recibió 14 faltas, lo que deja en evidencia la agresividad que tuvo a la hora de atacar el aro.

Lo distinto

El encuentro entre Olivol Mundial y Auriblanco era el más atractivo que presentaba la jornada de la DTA. Luego de un buen arranque, el conjunto locatario se fue apagando, siendo superado en todos los aspectos del juego. Algunos hinchas que no estaban contentos con lo que su equipo mostraba en el rectángulo, desviaron su mirada hacia la cantina, en donde a través de un hermoso televisor se estaba emitiendo un partido de la Liga Nacional de Argentina, entre San Lorenzo e Hispano Americano. La posibilidad de observar al tetracampeón de dicha competencia, provocó que en el entretiempo y durante algún pasaje del complemento, muchos dejaran de lado a la hermosa DTA. Igualmente, se escuchó a un veterano decir que al mundialista no lo cambiaba por nada, ya que como dice el trapo “no hay dos en el mundo entero”.