Trouville le ganó a Goes con un gran rendimiento colectivo, sustentado en Massa, Mayora e Iglesias quienes saltaran de manera brillante desde el banco.

Resumen del partido

En el comienzo el misionero parecía estar encendido desde los 6.75, abriendo el score con bombas consecutivas de Aguilera y Osimani. A pesar de buscar el ataque de Forte sobre Eziukwu, la ventaja pasaba por otro lado. Pero la primera línea roja empezó a apretar logrando recuperar la bola, para propiciar corridas y transiciones rápidas con Danridge como abanderado. El nigeriano también dañaba posteado, contribuyendo para sacar hasta 11 de renta. La zona 2-3 solicitada por Fernández también ayudó a enredar las ofensivas azulgranas y que el tanteador quedara 24 a 17 al final del primer chico. Recién en el segundo, a partir de las penetraciones de Martínez el equipo de Reig encontró algo distinto. A eso se sumó la intensidad de Wohlwend para dar una mano atrás y aportar también adelante. Borsellino aseguraba los rebotes y Forte de cuatro ante Iglesias mostraba su mejor versión, para que Goes pasara al frente en la definición del periodo, entrando al segundo tiempo tres arriba (42 a 39).

Para el complemento, las alineaciones mostraban la conformidad de uno y otro entrenador. Mientras el local apostaba por su quinteto abridor, la visita optaba por los players que lo pusieron al comando del cotejo. Dos triples y un doble de Marotta le dieron a Trouville cuatro de aire en menos de tres minutos. A través de Martínez desde el pique y de Forte en el bajo, Goes intentaba superar la zona. Pero Carter se fabricó sus puntos, manteniendo la paridad. Las corridas le dieron de comer a los de la plaza, que no esperaban los bombazos consecutivos de Massa. Con muchas imprecisiones y el clima caliente, llegamos al último con el amarillo un doble arriba. El arranque del fin era perfecto para Iglesias, porque dos triples suyos le daban nueve de renta al equipo. Massa y Mayora defendían como gigantes frente al enano, que salía con mezcla de calentura y frustración, con el equipo 14 atrás. El malhumor goense se originaba en la buena rotación defensiva de la “T”, además de las dificultades propias para plantarse atrás, evitando las corridas y los triples. Los 16 de diferencia promediando el cuarto le dieron la tranquilidad necesaria para seguir jugando con el reloj como aliado. Goes tiraba el resto, sin recortar unidades. Por el contrario, Trouville siguió firme robando y jugando. Solo quedó tiempo para que Carter pusiera un triple cerrando una noche especial y que la parcialidad misionera cantara su deseo de ganar el clásico que se viene. Las cifras finales del triunfo del rojo fueron de 97 a 75.

UNO x UNO

TROUVILLE

Marotta (6): Su liderazgo lo hace aún más influyente, pese a estar menos tiempo en campo. López (5): El partido pasó por otro lado, sin depender exclusivamente de su juego desde las cortinas. Danridge (8): Siempre se destaca su goleo (que estuvo) pero también fue inteligente para leer y asistir. Carter (7): En una noche dificilísima para que se enfocara, la calificación sube un par de puntos. Eziukwu (7): Reboteó mucho y también la embocó para rozar el doble-doble. Iglesias (9): Reconoció la ventaja, con confianza en su tiro. Que vuelva a su nivel es una buena noticia para el basket uruguayo. Massa (9): Los brazos largos en defensa. En el momento más caliente puso triples fundamentales para quebrarlo.  Mayora (9): Si Martínez había sido el desnivelante en el segundo cuarto, haberlo anulado luego tiene más mérito aún. A eso le agregó puntos y conducción, actuación consagratoria. Pomoli (5): Aprovechó sus minutos al máximo. Soto (5): Entró en sintonía con lo que hacía falta atrás. Fernández y Curbelo (-): Pocos minutos en el rectángulo. Fernández (8): Se debe haber ido a su casa pipón por el círculo virtuoso. Los jugadores se brindaron por completo y él los pudo rotar para que lucieran.

GOES

Osimani (5): Quiso siempre. Mejor en la planilla que en el juego en sí mismo. Mojica (2): Poquísimo. No entró nunca en ritmo e incluso estuvo demasiado en cancha. Aguilera (3): El triple del principio y la actitud defensiva. Edo (1): Como perdido. Aún no debe saber bien lo que pedía el encuentro. Forte (7): Lejos el mejor de los suyos. Sin demasiada ayuda, sumó como loco. Martínez (5): Entró y salió tarde también. Parecía su noche, terminó bloqueado por completo. Borsellino (4): No alcanzó con la entrega y energía. Wohlwend (5): Increíble que esté tan relegado en la rotación. Cuando ingresa se gana más minutos de los que tiene. Borrallo (-): Escaso tiempo de juego. Reig (3): Usó poco y mal a los recambios que le dieron algo diferente. Nunca le encontró la vuelta a la zona, ni las pérdidas. Deberá corregir rápidamente para volver a ser el de los cinco al hilo, aprendiendo de la mala noche.

EL VAR

Gastón Rodríguez, Ricardo Olivera y Nelson Infante (6): Corrigieron a tiempo algún error, redondeando una buena actuación.

_______________________

Lo destacado

Mayora, Massa e Iglesias, o en el orden que usted prefiera. Justamente eso demostró el equipo de Fernández, que no importa quien se lleve los flashes, sino que cada uno cumpla su rol en pos del colectivo. Eso se notó porque los 10 jugadores tuvieron su momento e influencia en la victoria. De cualquier manera, el destaque se lo llevan los tres que con 37 unidades y metidisímos atrás, fueron los grandes protagonistas de la alegría.

Lo distinto

La sección suele ilustrar algo de color y casi siempre jocoso. Esta vez toca ponerse un poco más serios, porque lo de Carter así lo amerita. Tras el fallecimiento de su padre, el extranjero trouvillense decidió igualmente estar a disposición de la institución. De hecho no quería ni que se hiciera el minuto de silencio en homenaje. El mismo fue respetado por toda la gente que se encontraba en Chucarro. Desde Basquet Total nos solidarizamos con el jugador y sus allegados.