Yale aplastó a Marne en el clásico de barrio por la última fecha de la primera rueda y ahora jugará por la reclasificación. 

Resumen del partido

Con un 6-0 del local, el partido comenzó favorable para Yale. Luichi De León comenzó muy bien y Marne en ataque sufría la férrea defensa del azul de Jacinto Vera. Con un triple de Briñón los suyos sacaban diez (12-2) en apenas tres minutos de juego. El Tifón estuvo muy errático y pese a la desprolijidad del encuentro, el yalense movió mejor la bola y llegó a sacar 21. La visita mutó a una defensa zonal que dio escasos resultados y el parcial del primer chico era 26-7 a favor de Yale. Con los ingresos de Panelli, Rossiello y Olivera, los de Tellechea mejoraron en ofensiva y los que erraban con asiduidad eran los locales. Hubo un gran pasaje de Sánchez para que Yale mantuviera la ventaja y aún sin brillar, los de la calle Gallinal pudieron mantener su renta al término del segundo período. 42-24 al termino del primer tiempo. 

El complemento amaneció con una bomba de García Morandi, que achicó la brecha a 15. Tras algunas conversiones del yalense, otro triple, esta vez de Ijes, hacía que su equipo se colocara a 15 nuevamente. Para alegría de los locales, dos triplazos estiraban la ventaja a 21 otra vez. En el cierre del tercer chico el juego parecía empezar a quebrarse a favor de Yale. Con un soberbio tándem conformado por De León y el Mono Sánchez, los de Arhancet pusieron un parcial de 8-2 en los últimos tres minutos para abrir 25, con el último cuarto por disputar. 69-44. En el período final la cosa no cambió y al comienzo ya el resultado fue irreversible. Marne jamás se pudo poner a tiro y padeció la gran noche del rival desde más allá de los 6,75. Fue victoria aplastante de Yale: 95-65. 

UNO x UNO

YALE

Sánchez (8): Más que ‘mono’, hoy fue un gorila. Líder en cada ofensiva de su equipo. Uno de los destacados. Briñón (7): Que manito tiene este…Ponelo a tirar desde 45 grados con una pelota de rugby y las pudre igual. De León (8): Siempre rindió. Hoy su gran nivel estuvo acompañado de un triunfazo. El otro destacado. Maggiari (6): Correcto en defensa y participativo en ataque. Fue el Christian Bale del Yale: un gran actor de reparto. Carvidón (6): Contuvo a Pintos y tuvo un buen segundo tiempo lastimando cerca del aro. What a man. Martínez (7): Salió del banco con bolsas, y no precisamente de dinero. Clavó triples importantísimos para rematar el juego. Suárez (5): Interesantes aportes del pibe. Tiene movimientos de Kevin Love y la gracia de Gastón Páez. Trombotti (4): Jugó bastante y no influyó demasiado. Borges (3): No es el de El Marginal, pero metió una faja con el partido liquidado que provocó el enojo de algunos hinchas de Marne, como si fueran los “pibes del patio”. Astramskas, Díaz, González (-): Entraron con el partido más cerrado que puerta de avión. Arhancet (6): No sufrió en ningún momento y mantuvo la ventaja sacada en el primer cuarto. Gran victoria de los suyos. 

 

MARNE

Pochelú (4): Arrancó enchufado. Después se fue quedando, como todo Marne. Acevedo (2): ¿Lo puntuamos? Jugó menos que los juveniles de Yale. Rarísimo. García Morandi (3): Si alguien lo vio por las inmediaciones del gimnasio de Yale, que se comunique con la familia. Desaparecido. Trinidad (4): Quiso un montón, no alcanzó. Dio aires de esperanza cuando el panorama estaba más feo que Carlitos Tévez recién levantado. Pintos (3): No llegó ni a vientito molesto. Opacado por Carvidón y entreverado en sus definiciones. Rossiello (4): Intentó cargar abajo pero funcionó de a ratos. Intermitente como luz de heladera. Olivera (4): Es hora de cambiar el color del pelo; hoy fue amarillo ‘patito’. Panelli (5): No se entendió su suplencia. Ordenó al equipo y luchó hasta el final. Ijes (5): Entró en el segundo cuarto y fue revulsivo. No desequilibró en el complemento. Arambillete (3): Flojo en defensa y en el otro costado no generó. Delgado y Álvez (-): Entraron con el partido cocinado. Tellechea (3): Técnico que debuta no pie…Esta vez la regla no se cumplió. Hizo cambios inentendibles y nunca pudo estar en partido. 

EL VAR

Daniel Borio, Mauricio Corret y Damian Orrico (5): Dejaron jugar y pese a algún error discutible, tuvieron una noche llevadera, producto, también, del resultado abultado. 

_______________________

Lo destacado

Descripción gráfica del mono y el león. Las figuras en el triunfo clásico. En el primer cuarto fueron los hombres encargados de abrir esa diferencia de 21 puntos que mantendrían hasta el final. Triples, penetraciones, conexiones entre sí y una noche redonda, tanto en lo personal como en lo colectivo.42 puntos, 17 rebotes y 3 asistencias entre ambos. De León + Sánchez = Clásico a casa.

Lo distinto

A Marne no le salió nada en este cierre de la primera rueda. Este cotejo contra el rival del barrio no fue excepción y la frutilla de la torta se dio sobre el ocaso del match, donde una bandeja pasada de Gonzalo Delgado no tocó aro y quedó estancada en la parte superior del acrílico. No quiso bajar por cuenta propia y antes de reanudar el juego, los árbitros obligaron a retirarla de arriba del tablero. Tras algunos intentos, la guinda finalmente bajó y el encuentro pudo seguir. Pero miren que costó, eh. Cuando estás de mala racha, no hay con que darle.