Con una soberbia defensa en el segundo tiempo Malvín se llevó el tercer partido de las semifinales y logró el pasaje a una nueva definición en el torneo Sub-23.

López mandó a la cancha a Marcio Rivas, Bruno Acosta, Nicola Pomoli, Rodrigo Coelho y Juan Cabillón. Por su parte Defensor arrancó con Nicolás Pereyra, Nicolás Comas, Felipe Silveira, Xavier Couste y Agustín Da Costa.

Descomunal arranque violeta por la Avenida Legrand, con rompimientos de Nicolás Pereyra que dejaban solo a Nicolás Comas para que tirara de tres, un tiro que repitió mucho el equipo de Silveira dándole buenos resultados. Pero no sólo era Comas, Pereyra mismo estaba prendido fuego desde los 6,75 colocando un triple cayéndose. Por el lado de Malvín Nicola Pomoli era quien más quería pero se ofuscó rápido cómo todo Malvín con la mesa por problemas con el reloj de 24. Defensor siguió atacando desde los rompimientos y descarga para tirar de tres, y más cuando apenas faltando dos segundo Pereyra agarra la pelota y tira desde la mitad de la cancha para pudrirla y dejar el primer cuarto en cifras de 27-18 para el violeta que metió la descomunal suma de 7 triples en 10 minutos, sí 21 de los 27 puntos.

Pero Malvín salió con todo y Pomoli se colocó el equipo al hombro. Un rápido parcial de 10-1 en tan solo 3 minutos dejó las acciones emparejadas en 38 unidades. Defensor sintió la falta de Da Costa que había sido enviado a la banca para descansar y ya el equipo no tuvo esa chispa de energía que le da el número 12.  Los dirigidos por el ‘bicho’ Silveira solo lograban sumar desde la línea de libre hasta que promediando la mitad del cuarto Xavier Couste volvió a masacrar desde los 6,75. Con el reingreso de Da Costa y la buena actuación de Pereyra volvió a estirar diferencias una vez más buscando el pick and roll con el rompimiento de Pereyra y Comas así al descanso largo se fue ganando Defensor 43 a 38.

Y otra vez Malvín lo trajo y pasó, con un parcial bárbaro de 9-0 en 6 minutos de juego con gran aporte de Juan Cabillon. Tras minutos de Silveira vinieron 5 puntos al hilo de Nicolás Comas para volver a pasar, parecía que todo volvía a la normalidad para los violetas tras más de medio cuarto sin anotar, pero poco duro, otra vez apareció Pomoli acompañado de Cabillon y Bruno Acosta para estirar la ventaja, aprovechando con gran temple la ventaja que sacaba en cada posteo Nicola Pomoli sobre Da Costa, que sólo le vio el 10 en la espalda al escolta de la playa. En ataque Defensor equivocó los caminos y abusó mucho del tiro exterior esta vez con casi nulo aporte si no fuera por el triple de Comas. Malvín se floreo en 10 minutos y colocó un parcial de 24-6 para prácticamente liquidar las acciones e ir a los últimos 10 minutos arriba por 13 (62-49).

Una vez más Malvín salió a demostrar porque es el campeón y va a pelear por retener el título, una gran defensa sobre los rompimientos de Pereyra y Comas dejo sin ideas a Defensor que solo pudo convertir 5 puntos en los primeros 4 minutos. Del otro lado Pomoli seguía demostrando porque es un jugador de Liga más allá de ser Sub-23, el cuarto dio lugar a buenos minutos de Rodrigo Coelho e Ignacio González para seguir estirando la diferencia. El partido se liquidó con una bomba de Acosta faltando medio cuarto para el final. Restó solamente saber cual sería la diferencia final y Malvín ya piensa en Biguá para reditar la final del año pasado, donde buscará retener el título. El tanteador final fue de 88 a 73 para la playa.

La figura del partido fue Nicola Pomoli que rozó el triple doble, terminó con 29 puntos, 15 rebotes, 7 asistencias y tan solo 2 pérdidas. Otro de gran partido fue Bruno Acosta que culminó con 10 puntos, 6 rebotes y 6 asistencias.

En Defensor el  destacado fue Nicolás Comas con 27 puntos, 5 rebotes, 2 asistencias y 1 tapa, seguido por Agustín Da Costa con 19 puntos, 13 rebotes, 1 asistencia, 4 tapas y 1 robo y Nicolás Pereyra con 12 puntos, 7 rebotes, 2 asistencias y 1 robo.