Capitol venció a Trouville con varias caras conocidas como estandartes y llegó a su tercer triunfo en el torneo. 

Resumen del partido

Capitol y Trouville se enfrentaban en un juego donde los objetivos eran bien distintos. El local por sumar para la zona baja, mientras que la visita quería subirse a lo más alto de la tabla de posiciones.

Richard Pereira, Martín Rial y Andrés Haller fueron los encargados de arbitrar en una noche donde saltaron Matías Lado, Martín Trelles, Bozidar Babovic, Marquez Letcher-Ellis y Paul Harrison por el lado de Capitol, y Marcos Marotta, Alex López, Tony Danridge, Sampson Carter y Calistus Eziukwu por el lado de Trouville.

En el arranque del partido el Rojo mostró supremacia. Con Danridge totalmente imparable en el 1×1, tanto yendo para abajo como siendo efectivo con su habitual tiro de media distancia. Capitol intentó con algún gol de sus extranjeros pero sin la prolijidad necesaria, le costó atacar la zona y se fue seis abajo al primer descanso, 17-23. En los segundos diez minutos el partido se volvió blanco y negro. Trouville no supo nunca como atacar la zona de Capitol y sufrío muchísimo. Harrison fue clave en cada ofensiva, Hernán Álvarez tuvo un buen ingreso y El Prado latió. Corrió la cancha ante cada pelota recuperada e hizo sufrir a los de Pocitos a cancha abierta, 26 de los 39 puntos del Capi fueron de sus extranjeros, para con un parcial apabullante en el segundo cuarto, abrir seis de ventaja de cara el descanso largo.

En el tercero el goleo fue el invitado principal en el partido. Ambos equipos se mataron a goles y fue Capitol el que se vio beneficiado en este trámite. Babovic fue certero, Harrison hizo pasar mal a todos sus defensores en la pintura y Letcher-Ellis tuvo pasajes de muy buen básquetbol, sobre todo en ataque. Trouville se mantuvo en partido gracias al goleo de Carter, que puso 12 puntos en el chico. Los de Cal se aferraron a la zona y los de Chucarro solo encontraron el tiro exterior como forma de vulnerarlo, la mayoría de las veces sin éxito. A pesar de esto, un buen cierre permitió al rojo empatar en 58 con un minuto en el reloj. A partir de ahí, 5-0 local y 63-58 de cara a los últimos diez minutos.

En ese cuarto período el trámite fue similar al tercero. Mucha anotación, poca defensa pero sobre todo, intensidad. Y en ese juego un nombre se beneficia más que nadie: Marquez Letcher-Ellis. El hombre originario de Houston fue imparable para la defensa de Germán Fernández, y anotó tres doble y foul consecutivos que le pusieron la tapa al juego, tras pasajes donde la visita golpeó la puerta de la remontada. Pero cada vez que lo intentaba, dobles de Harrison o los mencionados de Letcher-Ellis, frenaban la marea roja. En el cierre, Trouville con dobles rápidos y algún libre quiso cambiar la historia pero el final ya estaba decidido. Con libres de Hernando Cáceres lo cerró el Capi para llegar a su tercer triunfo del campeonato, 88-83.

UNO x UNO

CAPITOL

Lado (6): Debe haber jugador su mejor partido del torneo. Un triple clave en el cierre. Le dió calma al ataque. Trelles (5): Dirigió el juego mejor de lo que finalizó de cara al aro. En defensa fue bastión. Babovic (6): Buenas y malas. A pesar de estar poco claro mirando el aro, tuvo pasajes donde con confianza se puso las ofensivas al hombro. Letcher-Ellis (8): Un último cuarto bestial. Tomando rebotes ofensivos para generar goles de segunda opción, sacando la falta y anotando libres. Harrison (9): Anotó, defendió, tripleó, puso puntos en la pintura y hasta se peleó con todo Trouville. Fue imparable, le ganó el duelo a Callistus. Álvarez (5): No fue su mejor juego, en algunos momentos se apuró cuando debió tranquilizar al equipo. De todas formas, el mejor pasaje colectivo en defensa fue con él en cancha. Cáceres (7): Fue el recambio ideal para los extranjeros. Anotó y reboteó. Wenzel (6): Gran trabajo atrás, otro que fue clave en el mejor momento del local. Cal (7): Cuando no pudo parar a Danridge mandó una zona que nunca dejó y que secó al foráneo, malhumoró a todo Trouville.

TROUVILLE

Marotta (3): Flojo. No se encontró nunca en ataque, en defensa perdió. López (6): De los que mas quiso. Desordenado por momentos, mantuvo al equipo con opciones de ganar. Danridge (6): En el primer cuarto fue el extranjero de Larrañaga. En los otros tres fue el que vino a Defensor Sporting. Carter (8): El mejor de su equipo. De todas formas tiró un montón cuando la zona lo invitó y no fue tan certero. Eziukwu (5): Perdió con Harrison toda la noche. Va a ser el típico fan de los Beatles que sueña con Paul. Mayora (6): Intensidad defensiva, certero en ataque. Debió jugar más. Iglesias (5): Jugó poco, tiró poco, embocó poco. Massa, Pomoli, Soto (-) : Jugaron poco, quizás debieron jugar más. No pudieron aportar demasiado, más allá de un triple de Massa. Fernández (5): El equipo nunca pudo encontrarle la vuelta a la zona de Capitol. 

EL VAR

Richard Pereira, Martín Rial, Andrés Haller (7). Se quejaron de todos lados como es habitual, pero el arbitraje fue perfecto. Nada que reprochar. 

_______________________

Lo destacado

La defensa de Capitol fue lo que le dio de comer en el segundo cuarto. El equipo de Cal mandó una zona que por momentos fue cuadrado uno sobre Danridge y luego 2-3 para frenar el goleo rojo. Invitó a la visita a tirar de afuera y le dio resultado, a pesar de poner 10 triples, los de Chucarro tiraron ¡31! y en muchos momentos abusaron de dicha forma de juego. Fue esa zona la que le permitió ponerse en juego tras arrancar abajo y terminar liderando en el score y no dejarlo de hacer por el resto del juego. La defensa de Capitol, lo destacado de BT. 

Lo distinto

En el básquetbol uruguayo es muy común que los jugadores cambien constantemente de equipo, por lo que es normal que se enfrenten a equipos por donde pasaron. De todas formas, en Capitol-Trouville llevaron esto al extremo ya que cinco de los jugadores nacionales pasaron por ambas escuadras (Lado, Wenzell, Cáceres, Iglesias y Soto) y hasta uno de los extranjeros también lo hizo (Harrison). Pero para que esto sea realmente cómico y distinto, en la tribuna se encontraba un ex Trouville y ex Capitol, Claudio Bascou quién había arreglado para jugar la LUB en el Prado pero por una lesión no pudo hacerlo. Completito.