Atenas, con Lewis como figura, consiguió un triunfo clave frente a Capitol y de esta forma sigue firme en su objetivo de mantenerse en la Liga Uruguaya.

Resumen del partido

Era un partido fundamental para ambos equipos teniendo en cuenta que es un duelo directo en busca de salvarse del descenso. Andrés Bartel fue el encargado de poner la naranja al aire en un partido que comenzó sumamente goleado con ofensivas cortas y efectivas. La visita buscaba constantemente a Paul Harrison quien por momentos era incontenible para la defensa rival, con 13 de los 24 puntos de su equipo en este periodo, mientras que en el local era bueno el comienzo de Martin Mayora dando intensidad y poniendo puntos de corrida. Promediando el cuarto apareció Martín Trelles con rompimientos y goles de transición mientras que la local tenía en Isaiah Lewis su principal vía de gol. Con triple de Matías lado sobre el final se fue arriba 28 a 24 el conjunto del prado. El segundo capítulo abrió con triples de Luciano Planells y Hernán Álvarez para cada equipo. De todas formas, Atenas estaba más firme lastimando nuevamente  con Lewis quien colocaba puntos consecutivos que sumado a hundida de Cooper hacían pasar por mínima al local. Luego de minuto de Diego Cal la visita mejoró. Juan Wenzel aportó triple importante mientras que Harrison seguía haciendo de las suyas en la pintura para sacar 7 de máxima. No obstante, Alonso movió el banco, puso un quinteto más atlético y con varios robos en primera línea igualó las acciones. En la última ofensiva para el local, Álvarez robó en primera línea y le permitió poner un doble fácil e irse arriba la visita 47 a 41.

El complemento  se reanudó con un solo equipo en cancha. Es que Atenas mostró de sus mejores minutos en la Liga. En el amanecer del cuarto aparecían triples de Lewis y Dingle quienes sumados a un buen aporte de Mateo Pose colocaban un rápido parcial de 10 a 0. Cal solicitó minuto, pero nada cambió. Los de Palermo continuaban dominando el juego con constantes cambios de hombre en defensa que le permitían fluir en ataque donde encontraban dos bombas de Meira y Mayora para colocar un  parcial 20-4 a falta de 6 minutos. Capitol estaba perdido en cancha, Harrison era bien contenido y el tiro exterior era nulo (5 de 23 en triples), en un conjunto que solo anotaba mediante alguna individualidad de Trelles. Con corrida de Pose se fue arriba el local 69 a 59. El último Capitol parecía comenzar con una reacción de la visita, pero con un gran pasaje de los hermanos Pose y con puntos de corrida por parte de Lewis, quien ya era la gran figura de la noche, el local sacaba 16 de máxima y parecía quebrar definitivamente el juego. Capitol buscó descontar, el ingreso de Álvarez y la intensidad en primera línea le permitieron colocarse a 9 a falta de 4 minutos. De todas formas, Atenas pasó a zona y logró controlar la pintura y con triples consecutivos de Meira termino de sellar un gran triunfo que le permite respirar en la zona baja de la tabla.

UNO x UNO

ATENAS

Mayora (6): Gran partido aportando mucha intensidad y colocando puntos importantes. Lewis (9): El destacado. Catalá (5): No fue su mejor noche. El equipo necesita mayor participación de él, sobre todo en ofensiva. Meira (7): De menos a más. Terminó siendo uno de los responsables directos del triunfo. En el complemento hizo todo bien. Dingle (5): Comenzó siendo ampliamente superado por Harrison. En el complemento mejoró. Cooper (4): Las ganas las tiene, pero el juego es escaso. Aportó un par de hundidas homenajeando sus 2.11mts  M.Pose (6): Importante su ingreso para cambiarle la cara al equipo. Puntos claves en ataque. Planells (5): Tuvo un gran ingreso imponiendo otro ritmo a su equipo. A.Pose (5): Tuvo acción recién en el complemento, pero fue clave su aporte para comenzar a cerrar el juego. Alonso (6): En una noche clave tuvo un gran manejo del plantel. Buscó variantes para contener a Harrison y a partir de allí el juego fue a su favor.

CAPITOL

Lado (4): Flojo partido. No estuvo certero en ataque y en defensa tuvo problemas. Trelles (6): Fue de los más claros en ataque pese a las pérdidas. El tiro exterior fue el debe. Babovic (5): Tuvo un inicio interesante pero luego desapareció. Letcher-Ellis (5): Si bien no brilló, fue de los más regulares. De todas formas, no convenció. Harrison (6): Un primer tiempo deluxe. En el complemento lo doblaron y no generó nada. Wenzel (5): Puso un triple clave y poco más. Cáceres (4): Vino desde el banco y no fue solución. Escaso aporte. Álvarez (6): Cuando estuvo en cancha su equipo fue más intenso. Debió cerrar el juego. Bosca, Pereira (-): Segundos en cancha Cal (5): Buscó variantes, pero no encontró soluciones cuando el rival controló a Harrison. En medio de la reacción final cambió el quinteto sin explicación.

EL VAR

Andrés Bartel, Enrique Ferreira, Chrystian Hirigoyen (6). No tuvieron mayores complicaciones, correcta labor

_______________________

Lo destacado

Era una noche donde Atenas no podía fallar ante su público en un duelo directo por el descenso. En un principio el partido se presentó complicado, pero con el correr de los minutos fue apareciendo el extranjero Isaiah Lewis para convertirse en la gran figura de la noche. Comenzó lastimando con rompimientos, luego abrió la defensa con triples sumado a una gran defensa que le permitió varios puntos de corrida. Fue imparable para la visita que buscó contenerlo con varios hombres, en zona, pero la realidad que Lewis tuvo de esas noches soñadas justamente en un día clave pensando en mantenerse en la Liga. El foráneo culminó el encuentro con 31 puntos, 5 rebotes y 5 asistencias para una valoración de 36.

Lo distinto

La cancha de Atenas posiblemente sea de los rectángulos con más rayas en su piso debido a la cantidad de deportes que allí se practican. Hay líneas  amarillas, rojas, celestes como para que uno se  entretenga. Uno de los deportes que se practican en el recinto es el voleyball y fue el gran  dolor de cabeza en el inicio del juego. Es que uno de los soportes donde se coloca la red había quedado puesto y la terna arbitral alertó de la situación dado que el peligro de su presencia era evidente. Parecía sencillo su retiro por lo cual rápidamente llegó una persona, pero dio claros indicios que no podía. Rápidamente se arrimó el segundo a colaborar, tampoco pudieron. Llegó un tercero para ayudar a la causa que parecía tener la solución. Los tres hombres, con mucha voluntad, no pudieron con el soporte rebelde que parecía realmente inamovible. Ante esta situación, la presencia de  Bartel no se hizo esperar, quien cansado de la demora y desconsolado ante la situación, gritó: “ya está muchachos, déjenlo así”. La naranja fue al aire y el soporte rebelde se quedó allí… los 40 minutos.