En el 81 aniversario de la serie, los locos de Reducto se escaparon del manicomio con el tío Lucas Lepiani a la cabeza, y derrotaron a Marne a domicilio.

Resumen del partido

Defendiendo al hombre, y tomando ataques rápidos el dueño de casa no dejó que su rival se plantara atrás y lo dañó. Con un buen porcentaje desde los 6.75 abrió ocho de renta para obligar el primer minuto de tiempo. Los de la calle San Fructuoso intentaron reaccionar pero Rodrigo Trinidad estaba con la mano caliente y la renta se extendió a 12 puntos. La entrada de Ambrosoni ayudó mucho a los de Narbais, que terminaron el primer chico 28-19 abajo. A partir de ahí, el juego se puso hermoso. El celeste anuló el perimetro del conjunto de Simón Bolívar, y este se quedó sin ideas. Botta y Lepiani aparecieron en el momento justo para empujar a todo el equipo a pasar por primera vez en la noche. Las faltas le jugaron en contra y en el cierre de la primera mitad, el tifón seguía arriba en el tanteador, 45-44. 

El tercer cuarto fue dinámico. De ida y vuelta y casi sin cortes. García Morandi fue la principal arma de gol local, mientras en la visita lo eran la terna conformada por Ambrosoni, Lepiani y Botta. En un juego que se lo llevaría quien tuviera menos errores, Marne se fue al último chico 68-66 al frente. El partido cobró aún mayor intensidad y roce. El malhumor se adueñó de jugadores de ambos bandos, pero ninguno dio tregua. Cuando parecía que los de Pérez tenían la situación controlada, dos bombazos de Ambrosoni desde las esquinas y libres de Lepiani, colocaron a Reducto cinco arriba, con 3:50 por jugar. El dueño de casa rápidamente consumió la diferencia, pero dos ofensivas muy mal definidas, terminaron en el aro contrario, para que el celeste se posicionara cuatro puntos arriba, a falta de 51 segundos. García Morandi asumió en el tifón para ponerlo a dos, pero un doble y falta convertido por Lepiani, más libres en los segundos finales le dieron el triunfo a los del manicomio, por 97 a 93.

UNO x UNO

MARNE

Acevedo (5): Empezó con ímpetu, pero se fue quedando. García Morandi (8): No hay muchos adjetivos para describirlo ya. Match casi perfecto. Le faltó la victoria. Trinidad (7): El más constante. Importante en todo momento. Pochelú (4): Mostró muy poco Rodrigo. Pintos (5): No fue su mejor noche, pero le puso actitud. Olivera (6): Correcto ingreso. Arambillete, Alvez, Ijes (-): Jugaron poquito y nada. Pérez (4): Se quedó corto con el banco. Jugó con un cambio solo.

REDUCTO

Lepiani (8): Empezó dubitativo. A partir del segundo cuarto la quemó. Definió el juego. Silva (6): Cumplió. Martínez (4): No tuvo mucho tiempo en cancha. García (6): Aceptable. Importante en defensa. Botta (8): Otra de las figuras. Apareció cuando se lo necesitaba. Ambrosoni (7): Entró para quedarse. La rompió. La quinta falta le baja puntos. Meineiro (5): Aportó su granito de arena. Rodríguez, Rabinovich, Castello (-): Pocos minutos en cancha. Narbais (7): Acertó con los cambios. Cumplió con lo de “técnico que debuta, no pierde”.

EL VAR

Antonio Gómez, Álvaro Aunchayna, Alejandro Muñoz (4): Cuestionables muchos de sus pitazos. Actuación que no convenció.

_______________________

Lo destacado

Es muy difícil escoger a un solo jugador para destacar en esta sección. Es que entre Lepiani, Botta y Ambrosoni sumaron 74 puntos, además de todo lo que aportaron en defensa, y a la hora de animar a sus compañeros. Cada uno tuvo incidencia directa en algún momento del juego. Lepiani para cerrarlo, Ambrosoni al entrar por Lucas en el primer tiempo, y Botta con las bombas en el segundo cuarto, para volver a ponerse en partido. Destacadísimos los tres.

Lo distinto

Quien escribe es un seguidor del basquetbol femenino, y no puede evitar emocionarse al ver a una chica picar la naranja, y esta vez no fue la excepción. A Julieta no le alcanza con jugar en la mini y premini de Reducto, que también aprovechó el entretiempo para practicar. Nos comentaron por ahí también que la está quemando, y lo comprobamos cuando empezó a meter de media distancia. Esperamos verte pronto, Juli… 😉