Nacional consiguió un enorme triunfo frente a Olimpia en cifras de 82 a 77 con una gran actuación de Hatila Passos.

Resumen del partido

Buen marco de público en la cancha de Unión Atlética para presenciar un gran partido entre dos equipos que apuestan a estar en la zona de privilegio.

Un comienzo de partido donde Olimpia planteó una defensa intensa en primera línea con referencia en Moglia. En ataque Johwen Villegas y Brian García ponían triples para abrir un rápido 6 a 0 lo cual obligó al minuto de tiempo de Zylbersztein. Si bien Nacional no fluía en ataque y las ofensivas eran forzadas, de la mano de Kyle Austin y Santiago Moglia se puso rápidamente en juego. Los de Colón no repetían el buen inicio, abusaban del tiro exterior con escaso acierto y en contrapartida el Bolso respondía con bombas de Manuel Romero para irse arriba 23 a 18.

El segundo capítulo tuvo la mejor versión del conjunto tricolor. Fue importante el ingreso de Marcel Souberbielle con gran aporte en defensa y colocando puntos en ataque. Sumado a esto, la zona que proponía el local le daba resultados y le permitía correr la cancha teniendo un gran pasaje de Morrison para estirar diferencias. Olimpia estaba perdido en cancha, le costaba mucho atacar la defensa plantada por lo cual apostaba a puntos de transición. De todas formas, Nacional continuaba firme, seguía con porcentajes altísimos desde los 6,75 (8 de 11 en la primera mitad) y con triple de Gianfranco Espíndola sacaba la máxima de 18 puntos. No obstante, sobre el final  la visita elevó el tono defensivo, recuperó varias pelotas en primera línea y con corridas de Agarbado y Viana achicaba para irse al descanso abajo 43 a 32.

El complemento fue de rachas. Fue un mejor comienzo de Nacional con puntos de Hatila y Morrison, pero en la visita aparecían Villegas y Agarbado para descontar. En Nacional nuevamente era importante el aporte de Austin que con triples y rompimientos retomaba 17 y parecía momento de quiebre. Pero el boricua estaba con mano caliente y con triples consecutivos comandaba una nueva reacción en la visita a lo que se sumaba el reingreso de Brian García quien con cinco puntos seguidos achicaba diferencias. Sobre el epilogo del cuarto, nuevamente apareció Souberbielle en el bolso quien comandó las ultimas ofensivas y con seis puntos cerraba arriba 70 a 61.

El ultimo capitulo fue muy parejo. Olimpia había perdido a Agarbado por lo cual Jauri apostó a extender la defensa sin un base natural. Fue vital el ingreso de Ivan Loriente en la visita poniendo dos triples para poner en juego a su equipo. Por el otro lado, Nacional sufría la perdida de Manuel Romero por doble antideportiva y encendía las alarmas. A  partir de allí el juego fue muy impreciso, si bien Olimpia se puso definitivamente en juego, tuvo cuatro oportunidades para pasar en el score sin lograrlo. Nacional apostaba al juego interno de Hatila quien era el más claro en ofensiva. La visita tuvo la ultima pelota perdiendo por dos, Loriente tomó un tiro apresurado en carrera cuando tenía toda la posesión por jugar, la pelota no quiso entrar y con libres Nacional selló la victoria 82 a 77.

UNO x UNO

NACIONAL

Romero (6): Fue importante aportando en ataque y brindando mucha intensidad. Tuvo que dejar el partido muy temprano por doble antideportiva. Moglia (5): No fue su mejor partido y por momentos estuvo malhumorado. Pero siempre es un jugador de temer. Morrison (6): Tiene rachas, pero cuando está encendido desnivela. Se prendió en la defensa con Villegas, pero terminó saliendo por faltas. Austin (7): Cuando aparece en el juego es determinante. Vital en la primera mitad. En el complemento desapareció. Passos (8): El destacado. Souberbielle (6): Fue vital su ingreso con puntos decisivos. Las faltas condicionaron sus minutos en cancha. Espíndola (5):  Firme en defensa, aportando triple en ataque. Ruiz (5):  Buen ingreso del joven dando intensidad y colaborando en el traslado. Álvarez (5): Escasos minutos pero correctos.  Zylbersztein (7): Pese a tener un equipo cargado de faltas, rotó de gran forma al plantel para llegar firme al final. La defensa en zona fue vital para sacar diferencias.

OLIMPIA

Agarbado (5): Cuando estuvo en cancha fue importante. Se fue muy temprano del partido por faltas. García (6): De menos a más. En el complemento fue responsable directo de la reacción. Desfachatado y con muchas ganas, puso en juego a su equipo Villegas (7): El que nunca te deja solo. Enorme el boricua estando intratable con su tiro exterior.  Macanskas (5): La entrega y la actitud nunca faltan. Ayudó en la defensa con Hatila. Correcto en ataque. Riauka (4): Otra pobre actuación del lituano que fue superado de forma notoria en el juego interno. Newsome (6): Siempre es una solución desde el banco. Le tocó emparejar con Hatila y pese al físico no desentonó. Loriente (6): Fue fundamental en la reacción teniendo el aro gigante. En Colon todavía se preguntan porque definió tan mal la última ofensiva. Viana (5): Entró en el peor momento de su equipo, colaboró en defensa y saliendo en transición. Nobile (5): Jugó poco pese a las faltas de Agarbado. Fue correcto su ingreso estirando la defensa. Jauri (4): Buscó variantes, pero la actuación de su equipo en la primera mitad le costó caro. No supo atacar la zona rival. Debió estirar aún mas la defensa en el final.

EL VAR

Gonzalo Salgueiro, Carlos Romero y Diego Gómez.(7): En un partido de alto voltaje, la terna tuvo una buena actuación.

_______________________

Lo destacado

Nacional tuvo una noche soñada con el tiro exterior principalmente en la primera mitad donde colocó 8/11 con un goleo repartido que le permitió sacar ventajas. De todas formas, la gran figura de la noche estuvo en la pintura sin ningún lugar a dudas. Es que resulta inevitable no destacar a Hatila Passos quien jugó e hizo jugar a todo su equipo. El duelo con el lituano Riauka lo dominó ampliamente, tuvo una lectura excelente en los momentos más calientes del juego y puso puntos de enorme importancia. El pívot culminó el encuentro con 19 puntos, 13 rebotes y dos asistencias para encaminar una nueva victoria del conjunto tricolor.

Lo distinto

Como ya mencionamos, fue una noche a pura bomba en la calle Velsen. La primera mitad fue el tricolor que no paraba de quemar las redes y en la segunda mitad el conjunto de Colon encontró una lluvia de triples para emparejar las acciones. Justamente esa reacción coincidió con la lluvia reinante en la ciudad de Montevideo que parecía describir a la perfección lo que estaba sucediendo en el rectángulo. Sumado a esto, la humedad estaba presente lo que derivó en continuos cortes en el juego por el arduo trabajo de los cancheros que por momentos le quitaron ritmo al encuentro. No solo los cancheros, jueces, jugadores, el cuerpo técnico y cualquier persona que pasara cerca tuvo que agarrar un trapo para ayudar a que el juego continuara. El agradecimiento a todos ellos para que el partido pudiera finalizar pese al clima inhóspito.