Michael Hicks debutó en Malvín en lo que fue el triunfo playero ante Capitol, siendo importante para que su equipo consiguiera la victoria. Una vez finalizado el encuentro dialogó con Basquet Total

“Volver a Uruguay y conseguir un nuevo triunfo para mí es muy importante. Cuando juegas con rivales que no tienen nada que perder siempre te complican. Supimos llevarlo, lo importante es que no se nos despegaron y en el momento más importante del partido pudimos cerrarlo y salir con el triunfo” comenzó expresando con serenidad y satisfacción.

Sobre la importancia de tener un equipo extenso y los momentos de cada uno, explicó: “Las rotaciones de plantel que hace el técnico son muy importantes para mantenernos frescos. Tenemos un equipo largo y con mucho gol en la mano. Creo que si cada uno aporta desde su lugar y el goleo se reparte, siempre hay más posibilidades de salir con el triunfo que con la derrota”.

Hicks como nos tiene acostumbrados y a pesar de sus 43 años se mantiene muy bien en su estado físico: “Venía con rodaje y eso siempre ayuda. Me siento bien físicamente. Para mi volver a Uruguay es un placer, estaba cansado de los viajes porque me destruyen totalmente. Fue impresionante el trabajo de mi representante para venir a Malvín que es un gran club”.

El panameño es un viejo conocido en el medio y sabe lo que representa el playero: “Es un honor venir a Malvín porque se a lo que juega y cuáles son las aspiraciones. A medida que pase el tiempo voy a irme acoplando al equipo e iremos viendo en qué posición nos vamos colocando. Cada vez que vengo a un equipo, mi objetivo es ser campeón”.

Michael contó lo que pudo charlar con su entrenador tras su llegada:Hablé con Pablo López, me dijo que era un placer contar con un jugador como yo y le dije que era un placer para mi estar a su disposición. Es uno de los mejores técnicos qué hay, el currículum de él habla por si solo y que me dirija es un honor”.

Por último se refirió a un rumor sobre una posible llegada en un futuro  de Jaime Lloreda a Malvín: No he escuchado nada y si supiera no te lo diría porque los secretos se mantienen. Si viene a Uruguay me gustaría que jugara conmigo porque se la calidad de jugador que es y lo que puede aportar. Lo enfrenté en Paraguay, le gané un campeonato y ahora en el último yo quedé afuera y Jaime está disputando la final. Tener un panameño más en la Liga sería un placer y un honor”.