Malvín derrotó a Defensor en la primera semifinal del torneo Sub-23 y quedó a un juego del partido por el título.

El equipo de Pablo López ingresó a la cancha con Bruno Acosta, Marcio Rivas, Nicola Pomoli, Rodrigo Coelho e Ignacio González. Por su parte Luis Silveira mandó a la cancha a Nicolás Pereyra, Nicolás Comas, Xavier Cousté, Agustín Da Costa y Joaquín Lima.

El partido comenzó a intensidad pura, ambos equipos corriendo la cancha y presionando muy duro en defensa. Defensor arranco mejor gracias al 1×1 de Nicolás Comas y la agilidad de Agustín Da Costa. Pero Malvín lo trajo y llegó a pasar gracias al aporte de Nicola Pomoli. Se acababan los 10 primeros minutos y la intensidad no había bajado ni un solo segundo, pero Defensor comenzó a sacar rédito de sus figuras, Comas, Da Costa y Nicolás Pereyra llevaban los hilos del fusionado dañando desde cualquier lado; hasta Nicolás Comas se animó a hacer la famosa Garciamoreando en contrataque, freno y tiro perfecto de tres para sacar la máxima de 8 (24-16). Pero volvió a aparecer Pomoli en el local, jugando la individual aprovechando su fortaleza física y técnica pudo recortar distancia. El primer cuarto fue para la visita 26 a 20.

La intensidad no aflojaba, correr la cancha seguía siendo una premisa en ambos equipos. Malvín aprovechó los minutos de descanso de Comas y con ello la falta de gol en el violeta para poner un rápido 12-4 y pasar gracias a un triple de Bruno Acosta (33-30). A pesar del ingreso de Comas Defensor no pudo volver a tener el gran porcentaje de acierto de la primera parte y él equipo lo sintió. La playa cerró mejor el cuarto y se fue arriba al descanso largo 40 a 38.

Malvín volvió a salir mejor parado en el arranque del tercero, Marcio Rivas comenzó a desnivelar, el base no solo llevaba la bola sino también era el encargado de bajar los revotes, ayudado en el juego por Nicola Pomoli y Rodrigo Coelho. Defensor por su parte no lograba encontrar un juego colectivo y dependió mucho del tiro exterior y las individualidades. Entre Comas, Da costa y Pereyra colocaron 7 bombas desde los 6,75 con la última de Pereyra sobre la bocina para irse 65 a 63 arriba.

Parejo, cómo todo el partido, así arrancaron los 10 minutos finales. La sociedad Rivas-Pomoli lastimaba a la defensa fusionada. Marcio más estacionado y con juego colectivo y Nicola mucho más metido en el 1×1 que siempre le daba rédito ante Da Costa o Lima. Por el lado de Defensor Agustín seguía siendo el hombre, con su gran juego y agilidad dejaba mal parado a los defensas y lograba convertir. Apareció por fin el juego de Xavier Cousté sacando una falta de tres promediando el cuarto. Cuando parecía que había un claro aroma a alargue los árbitros le pitaron la segunda falta antideportiva a Nicolás Comas decretando así la descalificación de uno de los jugadores más importantes del equipo de Silveira. En un abrir y cerrar de ojos Malvín colocó dos triples por intermedio de Pomoli y Coelho para abrir ventaja y ya casi liquidar el partido, que se terminó de cerrar con un doble de Ignacio González a falta de minuto y medio. Malvín tuvo varias ocasiones en la línea de libre que no supo aprovechar para aumentar diferencia. El marcador final dijo que Malvín se quedó con el primer punto por 92 a 82. Los equipos se volverán a ver las caras el jueves de la semana próxima.

En el victorioso se destacaron Nicola Pomoli con 35 puntos, 10 rebotes y 3 asistencias; secundado por Marcio Rivas con 11 puntos, 8 rebotes y 3 asistencias.

En Defensor Agustín Da Costa terminó con 25 puntos, 10 rebotes, 2 asistencias, 2 tapas, 1 robo y 2 paridas; acompañado de Nicolás Comas con 16 puntos, 4 rebotes, 4 asistencias y 3 robos.