Un ex referente de la selección uruguaya llega a Aguada para jugar el Basketball Champions League Americas después de estar varios meses sin equipo, y en Básquet Total, aprovechamos la oportunidad para charla largo y tendido con él, Mauricio “Pica” Aguiar, sobre distintos temas, incluidos su regreso, las ganas de jugar un Mundial con la selección, la posible vuelta a Cordón o Verdirrojo, su retiro, la actualidad del básquetbol uruguayo, los jóvenes con proyección, y por supuesto, Santiago Vescovi. 

¿Cómo fue tu último pasaje por Corinthians?

Llegué a una liga en la que nunca antes había jugado, pero aparte salió todo medio de la nada, porque estaba acá entrenando y salió la posibilidad de ir a un campeonato tan competitivo como el de Brasil, además a un equipo como Corinthians, que estaba bien armado y tenía mucha proyección de cara al futuro, así que cuando surgió la posibilidad no dudé en irme por un año para allá.

¿Cómo tomaste el hecho de quedarte sin equipo por tanto tiempo al dejar Brasil?

Lo tomé bastante bien, bastante normal. Simplemente pasó que las propuestas que llegaron en ese momento no me gustaban del todo, entonces decidí quedarme acá entrenando a la espera de alguna posibilidad, como la que ahora se me presenta en Aguada. Pero no lo tomé mal, porque si bien no hubo muchas ofertas, las que habían no me convencían por una cosa o por otra, y decidí quedarme entrenando lo mejor posible por si surgía alguna chance como esta. Desde que llegué de Brasil estoy en eso, me tomé diez días cuando regresé, y después ya empecé a entrenar, así que ya hace casi cuatro meses que estoy en eso.

¿Cómo se dio tu llegada a Aguada?

Fue todo bastante sorpresivo. Yo estaba entrenando como cualquier día y me llamó el ‘Pata’ (Claudio Pereira), que es mi agente, para plantearme esta posibilidad que estaba de jugar con Aguada a nivel internacional, en esta primera etapa de la Champions League, que es un mes, en el que se juegan tres partidos en realidad, ahora en Argentina, Brasil, y después la revancha acá. Ahí terminaría mi vínculo con el club, pero estoy muy contento de llegar a un grande como Aguada, que tiene un muy buen equipo además para la Liga Uruguaya y está bueno que se quieran reforzar aún más para tratar de pelear alguna competencia internacional.

¿Como ves el equipo que formó Aguada?

Al equipo para la Liga de acá, sacándome a mí, al extranjero que llegó y al otro que está por llegar, la verdad que lo veo muy bien. Es un equipo con mucho talento, muy maduro, que sabe jugar sobre todo en instancias importante y definitivas, y para el certamen internacional es distinto, porque la realidad es que a los equipos uruguayos siempre nos cuesta un poco más por la diferencia de ritmo y rodaje con la que llegamos en comparación a Argentina, Brasil y demás. Igualmente creo que está bueno que Aguada tenga la intención de pelear y reforzarse, aunque sé que está todo medio armado sobre la marcha, porque un foráneo recién llegó y el otro está por venir, y el martes ya es el partido. Mismo mi caso también, yo estaba entrenando por mi cuenta, pero para mí Aguada es un equipo nuevo, ya había jugado con algunos en el pasado, pero con la mayoría no. Entonces es como que hay que acelerar los procesos y acoplarse lo más rápido posible.

¿Qué pensás sobre el grupo que les tocó?

Es un grupo durísimo. Aún no hemos visto ningún trabajo de scouts en la interna del equipo, pero obviamente los conozco. Quimsa es un muy buen equipo en Argentina, tiene grandes jugadores y atraviesan un gran momento en la Liga Nacional. Después está Franca que es el vice-campeón de la Liga pasada y reciente campeón del Campeonato Paulista, así que los dos son enorme equipos, aunque creo que Franca está un poco por arriba.

¿Qué opinas de tu nuevo entrenador, Miguel Volcan?

Lo conozco poco. Si he escuchado comentarios de que es muy buen entrenador, que es muy estricto, que le gusta que sus jugadores tengan los conceptos que él quiere para el juego bastante claros. Pero nunca me había tocado tenerlo y ahora en estos pocos entrenamientos que llevo con Aguada, parece una gran persona y un gran entrenador. Pero es muy poco tiempo para juzgar a alguien.

¿Y sobre poder jugar nuevamente con Leandro García Morales en su gran regreso tras nueve meses de inactividad?

Lea (García Morales) es un amigo, más allá de compañero o rival dentro de la cancha, donde hemos jugado mil veces. Primero que nada, lo contento que estoy de que haya logrado volver y de la manera que lo está haciendo, jugando a buen nivel. Como le dije a él, tuvo una desgracia con suerte, es difícil hablar de lo que le pasó, pero la realidad es que prácticamente volvió a nacer. El accidente que tuvo la verdad que fue una desgracia con suerte, y nueve meses después de eso poder verlo así, en el nivel que está, la verdad que me pone muy contento. Tampoco me sorprende, porque sé toda la dedicación y esfuerzo que le pone a toda la preparación y demás, pero sí, estoy muy feliz por él. Compartimos mucho tiempo juntos tanto en Biguá como en la selección y por más de que sea un amigo, adentro de la cancha es alguien que siempre quiere ganar, que es muy competitivo, y eso es lo que me gusta más de jugar juntos.

¿Se manejó la posibilidad de quedarte a jugar la Liga en Aguada?

No, la verdad que no. Yo no lo había pensado. Estaba entrenando a ver que podía surgir y llegó esto de Aguada que fue concreto, siendo en principio solo por un mes, ya que después, si llegamos a avanzar de fase hay chances de que siga, pero solo con la competencia internacional. Por otro lado, si no se nos da, y tenemos la mala suerte de quedar afuera, por ahora no se mencionó nada de continuar acá para el torneo local. El objetivo hoy es la Champions, y todo lo que venga después se verá más adelante”.

¿No tenés nada claro sobre tu futuro luego del BCLA?

Por ahora no. Si mi vínculo con Aguada se termina en un mes seguiré entrenando como lo estaba haciendo hasta ahora que surgió esto, tratando de estar lo más pronto posible por si llega a salir algo. En este deporte tenés que cambiar de mentalidad y ponerte en sintonía muy rápido. Hace diez días estaba entrenando solo con un plan completamente diferente y ahora estoy enfocad en Aguada, tratar de ganar estos partidos y darle una mano al equipo en lo que necesite.

¿En algún momento durante los últimos meses se te pasó por la cabeza ponerle punto final a tu carrera?

En realidad no, no por mi parte, que haya dicho ‘no juego más’ porque no tuviera más ganas o algo. Si es cierto que se podía llegar a dar, porque las ofertas que tuve y los equipos que se interesaron al salir de Corinthians no fueron los que esperaba y en ese caso si prefería quedarme parado, pero tenía y tengo la esperanza de seguir jugando, porque me gusta mucho competir. Ahora surgió esto de Aguada, pero si todo se termina en un mes volveremos a entrenar de la manera que lo estaba haciendo antes para ver si sale alguna posibilidad más. Aún así, las ganas de seguir jugando sin dudas que se mantienen, el día que decida que es hora y ya está, se va a terminar, no tiene mucho misterio. Pero mientras lo haga quiero hacerlo bien, y para eso tiene que gustarte, porque tenés que dedicarle y tener ganas de ir a entrenar, sino es muy complicado.

¿Te gustaría en algún momento regresar a Cordón o Verdirrojo?

De Cordón tengo muchos buenos recuerdos y seguro que me gustaría volver, aunque también se tendrían que dar un montón de cosas. Pero seguro que sí me gustaría, tanto Cordón como Verdirrojo, porque soy hincha. Es algo que siempre aparece ahí en el tintero o en el debe, pero la realidad es que todavía no se ha dado la posibilidad o los tiempos en otro momento, como para decir ‘me voy a jugar a Cordón’ o ‘me voy a jugar un torneo a Verdirrojo’. Creo que no se ha dado, pero sí es algo que lo tengo presente y ojalá se pueda dar. Mientras tenga ganas de jugar y entrenar de la mejor manera todas las puertas están abiertas.

¿Como ves el básquetbol uruguayo actualmente, en comparación a las últimas temporadas que jugaste acá?

Es una pregunta desde la que se puede hacer un análisis más profundo, pero de lo que he visto en el último tiempo, el nivel en general ha bajado bastante. No sé si es la nueva reglamentación de los tres extranjeros que no le ha venido muy bien la Liga o la cantidad de equipos sin intenciones de pelear arriba, pero me parece que el hecho de que haya tantos jugadores sin equipo, que se hayan tenido que ir para el interior u otro país para poder jugar, ya hace que baje el nivel del torneo. La memoria no es mi fuerte (risas), pero el nivel los jugadores que están jugando ahora, comparados con lo que lo hacían hace cinco o seis años creo que ha bajado. Hay muchos jugadores de nivel que antes tenían su lugar y ahora no. Entonces creo que algo no está funcionando y eso hace bajar un poco el nivel general.

¿Y a la selección?

A la selección la veo atravesando un buen momento, pese a que es un equipo que está pasando por un recambio generacional. Creo que es hora de empezar a insertar jugadores nuevos de acá a cinco años, que sea un recambio absoluto. No soy quién para decirlo, pero obviamente en un momento nos va a llegar la hora de cambiar, entonces habría que ir dándole lugar a los más jóvenes, que quizás ahora lo están haciendo bien en juveniles, pero no tienen lugar en la mayor. Tienen que tener proyección, para de acá a cinco años ya estén prontos y poder pelear por cosas importantes.

¿Cómo recordás tus momentos en la selección?

La selección es de las cosas más lindas que me tocó vivir. Todos son recuerdos lindos, pero ta, ahora ya pasó. Fueron momentos hermosos, representar a tu país es de las cosas más lindas que hay, los grupos que hemos tenido, los viajes, todo muy lindo, pero creo que ya es algo que dejé atrás.

Si el triple de Parodi hubiese entrado, ¿te hubiera gustado regresar para jugar el Mundial de China?

Me hubiera gustado ir a un Mundial, pero no de esa manera. Nunca tuve la suerte de poder jugar uno, y creo que de los jugadores que jugaron las clasificatorias, no había ninguno que se mereciera quedar afuera por otro jugador que llega de la nada. Simplemente me hubiera encantado jugar un Mundial, pero no estás condiciones de no haber sido participe de la clasificación e ir al torneo de todas formas, sabiendo que tampoco es que Uruguay fuera para ganar el título ni que yo le cambiara tanto el juego al equipo. En otras condiciones me hubiese encantado, pero en este momento la verdad que ya no.

¿Crees que hay chances de volver a los Juegos Olímpicos a través del Preolímpico Tokio 2020?

Es muy difícil, no es imposible, pero muy difícil. Igual depende de varias otras cosas, hay que ver con que plantel va cada equipo y como conforma su equipo Uruguay. Es muy complicado, pero creo que Uruguay, si va a apostar a ese recambio generacional del que hablábamos quizá no es el objetivo clasificar ahora, sino que empezar a formar jugadores, darles experiencia, para dentro de cuatro o cinco años con toda la camada de Fitipaldo, Parodi y Calfani, sumado a todos los gurises que se vienen, creo que ahí se puede volver a armar un buen equipo.

¿Qué opinas del éxito que han tenido las categorías formativas en el último tiempo?

Hay gran material para trabajar, hay chicos con muy buena genética que sin dudas tienen que prepararlos de la mejor manera para que progresen y puedan llegar a ser buen jugadores. Todavía son muy chicos algunos, pero tienen mucha proyección y no tienen que permitir que quede en eso, en la nada y que en unos años se diga ‘ese era buen proyecto’. Pero creo que tienen todo para que los apoyen y sigan trabajando para mejorar y ser muy buenos jugadores”.

¿Crees que a nivel de selecciones estamos yendo por el camino correcto?

Después de la salida que se dio de Leandro (García Morales), el ‘Oso’ (Martín Osimani) y mía, no sé si van a seguir Esteban (Batista), el ‘Panchi’ (Barrera) y toda esa camada de jugadores un poco más baja de edad. Si de mí dependiera trataría de hacer un recambio sin dejar ir a alguno de esos jugadores importantes, pero tratar de apostar de acá a algunos años, no formar el mejor equipo con los jugadores que puedan estar a día de hoy y hacer todo en vista al futuro, porque cuando trajimos a todos los jugadores y armamos el mejor equipo tampoco ganamos. Entonces, si yo estuviera ahí, apostaría a mejorar a los jugadores jóvenes, darles experiencia, roce internacional y que puedan ser los mejores jugadores posibles.

¿Qué opinas de Santiago Vescovi?

Lo vi en dos o tres partidos, pero creo que tiene condiciones, es muy joven, tiene talento físico y va por buen camino. Él ya ha tenido más minutos y es de los jugadores jóvenes que está más pronto para jugar a alto nivel, pero tanto él como algunos chicos más jóvenes, van a tener muchísimos años de selección por delante, y sin dudas, él es uno de ellos.

¿Cuándo te retires, te gustaría seguir metido en el ambiente?

Si sigo vinculado al básquet va a ser fuera de la cancha, no como técnico, preparador físico, asistente, ni nada de eso. Podría llegar a ser como coordinador, manager o gerente deportivo. Lo veo más por ese lado que por el de estar adentro de la cancha, porque la verdad que son muy complicados los jugadores (risas).