Una liga competitiva, canchas llenas, uniformes, mejores condiciones de entrenamiento, y mayor difusión, son algunas de las áreas en las cuales la Liga Femenina ha crecido. Apenas culminada la final por la Copa de Oro, Tamara Rudnitzki, presidente de la Liga Femenina, conversó con Básquet Total, y habló de todo esto.

La contadora calificó la temporada como buena, y la resumió con dos conceptos: “Una es la incorporación de un equipo del interior, como es Remeros de Mercedes, que está disputando la Copa Plata y está jugando las finales ante Cordón. Me parece que eso es una buena señal para empezar a trabajar y estimular el desarrollo del básquetbol femenino en el interior y que vean la posibilidad de integrarse en el torneo, poder tener campeonatos regionales y luego uno nacional”. 

“El otro punto alto, que es notorio, es una mejora en lo que es la difusión. Hablando más específicamente, se creció en los clubes, en el trabajo de la parte técnica y física del deporte en sí. El nivel viene mejorando y eso no es casualidad. Todo esto tiene que ver en que hay un gran trabajo de las instituciones, entrenadores y una apuesta mayor a la que se venía teniendo. De alguna manera, los clubes se están dando cuenta de que el básquet femenino, es básquet al fin y que las chicas pueden jugar tan bien como los chicos”, continuó, reconociendo a todos aquellos que forman parte de este desarrollo.

Con las gradas aún repletas y reconociendo el trabajo de ambos elencos, Tamara se refirió a lo positivo de la venta de entradas y lo que esto significa a futuro: “La pequeña prueba que hicimos de cobrar entrada, no fue con el fin de recaudar, sino con el de jerarquizar el torneo. El resultado fue bueno, tuvimos las tres finales a cancha llena, con gente que no pudo ingresar, y aunque lamentamos eso, habla de que cada vez hay más personas que se interesan por la liga femenina y eso es bueno, sobre todo para estimular a las chicas”.

La Presidente tiene bien en claro que para cobrar, debe haber un producto a la venta y comentó algunas cosas que lo hacen atractivo: “Lo principal es el trabajo que hacen los clubes en la parte técnica, jugando son buenas y mejoran año a año. Eso es lo primero que se vende, porque si el juego no es bueno, seguramente la gente miraría, pero terminaría con una imagen mala. Lo otro importante es darle seriedad, tener partidos con tres jueces, los uniformes de los planteles son iguales a los de la liga. Hay un montón de cosas que se vienen formalizando y le dan cierta estructura al torneo, haciéndolo interesante a la vista”.

Rudnitzki afirmó que no sólo se trata de los clubes, sino que: “Uno de los aspectos fundamentales para el crecimiento, han sido la difusión y la prensa. Generar información y publicarla en las redes, hace que mucha gente tenga alcance a nuestro torneo y empiece a despertar en ellos el interés por el femenino, aún hasta acercarse a algún partido. De ese modo tenemos más personas a las que les interesa el deporte y los clubes empiezan a analizar el desarrollo del mismo en sus instalaciones. Funciona igual para las jugadoras, porque no es lo mismo jugar con dos personas en la tribuna, que jugar finales a cancha llena, el estímulo es otro. Todo esto ha sucedido gracias a la difusión que todos los medios de prensa les han dado”.

“Cuando uno entrena, se esfuerza siempre y no ve nada de eso reflejado en ningún medio, o no tienen una nota o algo. Es un poco duro para ellas, ver que el masculino tiene todo, y ellas no. Solo se trata de darles el espacio, la difusión, y ellas se logran ganar al público y que éste las empiece a querer”, agregó, sobre el impacto de los medios en las jugadoras.

No sólo comentó sobre el interés mayor de los hinchas, sino de todas las partes: “Otra cosa que ha ayudado es el apoyo que tenemos de los diferentes colectivos. Con esto me refiero a cada vez más técnicos, que quieren y preguntan por entrenar planteles femeninos. A jueces, que se ofrecen a dirigir partidos en esta liga, y que son reconocidos. Desde la Federación, que se ha hecho una apuesta importante y notoria”.

Aún con la alegría del éxito de las finales, Tamara se refirió a los logros de la temporada, y la incógnita de lo que vendrá: “Este año el objetivo eran las finales, que Remeros se incorporara de la mejor manera, tratar con la venta de entradas, jerarquizar el torneo y trabajar un poco más con el marketing. Acá se vive el año a año, seguramente vendrán nuevos desafíos y cosas por hacer. La idea siempre está en seguir creciendo, lograr que más instituciones se sumen y estimulen a que las chicas sigan jugando”.