Olivol Mundial derrotó a Auiriblanco como visitante con buena participación del pibe Guillermo Finocchietti, que tras el partido dialogó con Básquet Total.

“Esto es un sueño, jugar con el cuadro que empecé desde chiquito. Se nos fue Ángel (Varela) y el entrenador me puso a mí, yo voy a dar todo por el equipo” comenzó diciendo el “Colo”, que no escondió sus emociones en los primeros minutos que le tocó entrar: “A lo primero muchos nervios, para no perder pelotas o que te penetren, pero a medida que fue pasando el juego me fui soltando. Tuve la confianza del técnico y los compañeros y pude jugar bien”.

Destacado por su buena mano, puso un triple importante en el último cuarto: “Cuando tiré dos que erré el Boca (Hernández) me dijo que siga tirando con confianza, y por eso pude seguir. y aportar para que el equipo gane”.

Si bien se habla mucho de lo corto del plantel del mundialista, Guillermo dio su visión al respecto: “En el banco estamos prontos para entrar, tanto yo como mis compañeros queremos aportar nuestro granito de arena, dar todo por la camiseta”.

Olivol tuvo la baja de Rodrigo Cardozo pero aún así logró ganar en un escenario difícil: “La cancha es complicada pero no hay excusas como dijo el Boca, nosotros tenemos que jugar todos los partidos como una final”.

“Juego en el club desde los 4 o 5 años, ahora tengo 19. Esto es un sueño para mí” nos contó al indagar un poco más sobre él, y siguió: “Es mi primera vez en Primera porque el año pasado estuve en Urunday, lo estoy viviendo con mucha felicidad”.

A la hora de hablar de objetivos, fue claro con lo que busca el equipo: “Está claro que es subir, primero o como sea, pero queremos subir”. Pero también se animó a ir un poco más allá: “Mi objetivo personal es poder salir campeón con la camiseta que juego desde chiquito”.