Malvín derrotó a Defensor Sporting en el Canil y logró recuperar el título en la rama femenina. Uno de los pilares fundamentales de este plantel campeón fue Sabina Bello, referente y estrella del equipo, infaltable en cualquier alegría playera. Una vez finalizado el encuentro, en medio de los festejos, y con litros de sidra tirados por doquier, la número 11 se tomó unos minutos para dialogar con Básquet Total.

Sobre volver a levantar un trofeo con la camiseta de Malvín dijo: “Estoy más que feliz, por lograr el título, por la forma en la que se dio, por el equipo que hemos ido formando a largo de los años que hoy está dando sus frutos, y también por el espectáculo, porque pudimos regalar tres lindas finales, la gente por surte se copó y las entradas se agotaron, así que estoy súper feliz en todo sentido, sin palabras”.

En cuanto a la mentalización de regresar a la senda del triunfo tras caer derrotadas la temporada pasa a manos de Bohemios contó: “Sin dudas que el objetivo era éste desde el día en que perdimos la última final el año pasado. Había que volver. Este año, a pesar de algunos altibajos que tuvimos, estábamos plenamente convencidas de que queríamos y podíamos lograrlo, así que trabajamos durísimo e hicimos todo lo que estaba a nuestro alcance para quedarnos con el título”.

También se refirió a su paso por Tomás de Rocamora de Argentina, y su regreso a la playa en busca de un nuevo campeonato: “Aunque no fue tanto el tiempo que estuve allá, como todo el mundo sabe se está dando un cambio generacional bastante importante, y las chiquilinas año a año crecen mucho, el equipo evolucionó muy rápido y se está consolidando algo que se viene trabajando hace varios años”.

“Creo que trabajar durante tanto tiempo sin parar le ha dado un plus al club. Po suerte ahora se sumaron más clubes, algunos de ellos ya compitiendo a gran nivel y haciendo un gran trabajo en el Femenino, pero Malvín ya contaba con una base desde hace quince años, con jugadoras como Flor (Somma) y yo, que ahora se está juntando con las gurisas que vienen de formativas, que también bien trabajando hace años de forma muy seria. Entonces creo que al consolidarse ellas en primera nos permite hacer ese recambio de buena manera, para que Malvín siga peleando arriba como debe ser”, continuó diciendo una de las referentes del plantel.

Pasando al encuentro que le dio al azul de la playa su décimo sexta estrella, comentó: “La clave fue cometer menos errores, algunos de ellos que el otro día nos costaron el partido, hoy además pudimos fluir más en ataque y encontramos distintas vías de gol. Cuando hacemos nuestro juego es muy difícil defendernos para cualquier equipo. Pero sabíamos que para ganar había que reducir los errores cometidos en partido anteriores, y creo que lo hicimos de buena manera, había que estar concentradas y enfocadas desde el principio”.

Posteriormente se refirió a su apego para con el club y su gente, luego de sacarse fotos con un montón de simpatizantes y allegados de todas las edades: “La verdad que es algo muy lindo, también es distinto porque soy la entrenadora de muchísimas nenas grandiosas en formativas, supongo que también por la cantidad de año que hace que estoy acá en el club, pero lo disfruto, por mí, por mis gurisas y por las que supieron serlo en el pasado que hoy son protagonistas en la Liga”.

“Junto a Flor (Somma) disfrutamos mucho ver crecer a las más chicas. Ellas son compañeras de equipo, pero todos saben que se formaron acá, así que a nosotras nos toca tener un rol más de docente. Es un orgullo tremendo verlas jugar así, creciendo día a día y siendo protagonistas en primera”, agregó.

Por último, despejó cualquier tipo de dudas sobre un posible retiro, ya que al ser preguntada por sí éste había sido su último juego, su respuesta fue “No, no. Ni loca”.