Agustín Da Costa fue una pieza clave desde el banco de suplentes en la victoria de Defensor Sporting sobre Olimpia. Tras el partido, habló sobre el presente del equipo fusionado, lo que generan los tres extranjeros, la actualidad de Bohemios y hasta declaró algo sobre su nuevo look.

En referencia al arranque de LUB de Defensor, comentó: “En el primer partido vinimos como golpeados de la Liga Sudamericana y la nos costó un poco en el arranque contra Urunday, más que nada en el tema de concentración y en el aspecto defensivo. Por suerte lo solucionamos ante Nacional, pero volvimos a caer en lo mismo frente a Hebraica. A mí me parece que es un tema de comunicación, de tener que hablarnos más entre nosotros. Hablando y defendiendo como sabemos, somos un muy buen equipo”

“A Eric Dawson como siempre digo, dámelo siempre. Me parece un pívot inmenso, tiene energía, bloquea, es inteligente y es muy dinámico. En el caso de De Groat, si está firme se la tenemos que dar sí o sí y buscarlo en todo momento. Cook hay que ponerlo en juego rápidamente, a él le cuesta mucho, ya que no tiene mucha flexibilidad o movilidad, pero tiene muy buena mano también. Nosotros sabemos que con estos tres extranjeros nos podemos poner firmes”, indicó sobre el juego de los tres extranjeros del fusionado.

En cuanto a su partido, evitando que Villegas tome contacto lo menos posible y aportando unidades claves, dijo: “En estos últimos partidos no me estaban poniendo, pero a veces es fácil tirar la toalla y dejarse descansar y decir “este no me pone”. Pero es mucho más fácil meterse en el juego y hacer las cosas bien en las prácticas, defender más que nada. Hoy me tocó entrar y no puedo desperdiciar la oportunidad, hice mi juego para los demás sin balón, defender como perro, me metí de a poco y tuve mis minutos”.

“Siendo un guacho es más fácil mirar para el costado. Pero conociendo a Seba (Ottonello) es un calco del esfuerzo y el trabajo. Todos los días, va y va, sigue, quizás uno se pregunta porque no se juega, pero damos vuelta la página y seguimos entrenando. A mí eso es un ejemplo, porque al saber que estás en un equipo que podes jugar, tenes que demostrar el doble, que no tenes errores, tenes que defender y decir yo estoy ahí. En el día de hoy se demostró que tanto Seba como yo, podemos jugar en este plantel, poder estirar la rotación y llegar más fácil al final”, comentó “Jayson” sobre los minutos suyos como el del “Baldosa” Ottonello que no venían de jugar mucho y hoy fueron claves en sus ingresos.

También refirió unas palabras a Bohemios, que no tuvo participación este año en El Metro: “Lo de Bohemios me duele. Hace 11 o 12 años que vengo jugando en el club, sé todo lo que están ahí, los conozco a todos. Jugué, debuté ahí en primera división, la verdad que duele, pero uno sabe lo que se hace y no se hace. Se necesitaba arrancar de cero para hacer las cosas bien, arrancar derecho y volver a ser el club que éramos antes”.

“Para ser sincero, lo de la cabeza lo tenía pensado antes de irme a Brasil, pensaba, me tiño, no me tiño. ¿Qué hago? Le pregunté a mis amigos y llegó un momento que agarré y dije: “Ta, me tiño”. Para tener los pelos largos y el mismo corte de siempre, creía que tenía que cambiar un poco y en la pisada también cambió, hoy ganamos (risas)” . Y agregó: Tengo que ver, capaz que me aburre, puede ser que me pele, puede ser que me cambie de color, todo puede pasar. Hoy siendo joven cualquier moda es bienvenida”, Concluyó el simpático de Agustín Da Costa.